- Clasificados -

José Agustín de la Puente Candamo: centenario de su nacimiento y registro de la independencia

POR: MIGUEL ARTURO SEMINARIO OJEDA (DIRECTOR DEL MUSEO ELECTORAL Y DE LA DEMOCRACIA DEL JURADO NACIONAL DE ELECCIONES)   

Hoy se cumplen 100 años del nacimiento de un gran historiador del Perú, el doctor José Agustín de la Puente Candamo, quien viera la luz en la ciudad de Lima, un 22 de mayo de 1922, año en que se revivían en el Perú, los sucesos relacionados con el Centenario de la Independencia Nacional, conmemorada entre 1921 y 1924.

En el 2022 seguimos viviendo la sensación extraordinaria del Bicentenario de la Independencia Nacional, cuya conmemoración no ha sido frenada por la dictadura de la digitalización, impuesta en un mundo en el que la virtualidad se multiplicó como consecuencia de la pandemia que azota al mundo.

Hoy tenemos un libro del doctor José Agustín de la Puente Candamo, el tomo VI de Historia General del Perú, referido a la independencia que salió al público en 1993, con el símbolo de Editorial Brasa S.A. y creemos que nada resulta más significativo para recordarlo hoy, que, con esta publicación vinculada a la conmemoración actual sobre uno de los sucesos de nuestra historia, el capítulo de la independencia nacional.

Sabemos que trascender, y quedarse para siempre en la memoria colectiva, es algo extraordinario, si tenemos en cuenta, que entre los millones de personas que se asoman a la vida, son pocos los escogidos para continuar viviendo en la memoria de los demás, caso del doctor José Agustín de la Puente Candamo, un gran historiador, cuyos trabajos científicos publicados serán siempre consultados por quienes se arriesguen a conocer el pasado nacional.

CAMINANDO CON LA HISTORIA

El futuro historiador fue hijo de José de la Puente Olavegoya y de Virginia Candamo Álvarez-Calderón, familias entroncadas con los que echaron raíces en el Perú virreinal, y sentaron las bases para el Perú republicano, llegando a ser nieto de uno de los gobernantes del Perú de comienzos del siglo XX, el presidente Manuel Candamo Iriarte.

Se conoce que el doctor de la Puente Candamo estudió la secundaria en el Colegio Sagrados Corazones Recoleta, y que entre 1939 y 1945 estudió en las Facultades de Letras y Derecho de la Pontificia Universidad Católica, graduándose de bachiller en humanidades, con uno de los temas que hasta ahora genera inquietudes en muchos peruanos, al investigar sobre Planes monárquicos de San Martín, gran motivo para recordarlo aún más en estos años del Bicentenario.

No queda atrás su tesis presentada en la Facultad de Derecho, sobre “El problema jurídico de la conquista de América, lo que le llevó a conocer profundamente el universo de las ideas en el mundo hispanoamericano, procurando entender uno de los momentos que hasta hoy genera traumas en muchos peruanos, que, alejándose de la realidad, no comprenden el siglo XVI en su verdadera dimensión.

Poco después, en 1947 ya era docente de su alma máter, y con ella estuvo ligado hasta su muerte, como director emérito del Instituto Riva Agüero. De su intensa vida académica, queda registro en la Academia Nacional de Historia, que llegó a presidir; y fue miembro del Instituto Sanmartiniano del Perú, de la Academia Peruana de la Lengua; de la Sociedad Peruana de Historia; así como del Instituto de Cultura Hispánica, de la Benemérita Sociedad Fundadores de la Independencia, del Centro de Estudios Histórico Militares del Perú, y del Instituto Peruano de Investigaciones Genealógicas entre otras instituciones relacionadas con la Historia.

EL TALENTO LIBERADO PARA LA HISTORIA

José Agustín de la Puente Candamo fue un hombre de talento, y dueño de una gran sensibilidad humana increíble, como lo destacaron quienes hicieron uso de la palabra en el último homenaje que se le tributó mientras vivía, y al que no pudo asistir, en el 2019.

El doctor de la Puente jamás le dijo no a quien se acercaba a solicitarle consejos y orientaciones para la investigación, siempre estaba presto para tender una mano, sobre todo a aquellos que se iniciaban en el trabajo de encontrar en las fuentes históricas, las verdades del pasado, lo que le daba mucha complacencia.

El doctor de la Puente Candamo estuvo vinculado a la Pontificia Universidad Católica y a la Universidad de Piura, ciudad que en más de una oportunidad escuchó sus discursos, reproducidos en una ocasión en la Colección Algarrobo de la UDEP, por eso muchos de sus exalumnos guardan el grato recuerdo de un investigador de la Historia y de un gran humanista. Cuando se investiga sobre el pasado piurano, don José Agustín es una lectura obligada, por sus publicaciones sobre la independencia, y por todo lo que escribía.

El tema piurano le entusiasmaba mucho, y aún recuerdo sus palabras de aliento cuando le confié mis inquietudes por la investigación histórica, en un momento, y después el 2006, cuando se inauguró una exposición del recién creado Museo Electoral y de la Democracia, del Jurado Nacional de Elecciones.

Hablar sobre los orígenes de la nación peruana, le llevaba a rememorar los sucesos de 1532, y a reiterar que los españoles fueron portadores de la cultura occidental, es decir del monoteísmo de los judíos, de la filosofía de los griegos, y del derecho de los romanos; don José Agustín de la Puente Candamo, ubicaba en el siglo XVI, los comienzos de la nación peruana, tal como la conocemos actualmente. A cien años de su nacimiento, y a dos de su partida, sus publicaciones siguen brillando.

SU GRAN SENSIBILIDAD

Indudablemente que son notables varios historiadores peruanos que nacieron durante el siglo XX, y que han dejado como huellas eternas, las muchas publicaciones que en libros y revistas evidencian sus vidas dedicadas a la investigación, porque esa búsqueda de la verdad se convirtió en una pasión, caso de don José Agustín de la Puente Candamo, que lo llevó a encontrarla, siguiendo los rigurosos métodos que exige la Historia como ciencia.

La figura del doctor José Agustín de la Puente Candamo, se asomó tempranamente en mí, en 1964, cuando cursaba el segundo año de la primaria, y se me regaló la colección “Hombres del Perú”, y me volví a reencontrar con obras suyas, en el Sesquicentenario de la Independencia Nacional.

Años después cuando inicié mis investigaciones históricas, uno de los referentes para entender el pasado peruano, fue él, y siempre lo escuché cuando daba conferencias en el Instituto Riva Agüero, y en otras instituciones culturales, también en los coloquios sobre Historia de Lima, organizados por el historiador piurano Miguel Marticorena Estrada. Cuando lo conocí personalmente, vivía con mucho amor, en una de las propiedades familiares, la Casa Hacienda Orbea, donde le visité algunas veces, reflejando en su conversación, la luz del hombre sencillo, que estimulaba a los demás.

Hoy estamos conmemorando el centenario del nacimiento de José Agustín de la Puente Candamo, ilustre peruano nacido en Lima el 22 de mayo de 1922, y fallecido en Lima el 5 de febrero de 2020, dejando tras de sí una estela cargada de méritos en el campo de la Historia, la genealogía, el Derecho, y la docencia universitaria.

Análisis & Opinión

CORONAVIRUS

error: Diario La Prensa Regional