- Clasificados -

EsSalud advierte que consumir sal y grasa en exceso afecta riñones y genera hipertensión

Al celebrarse, hoy 10 de marzo, el Día Mundial del Riñón, especialistas de EsSalud recomiendan tratar a tiempo la diabetes y la hipertensión para evitar la Enfermedad Renal Crónica (ERC), que es considerada a nivel mundial como una de las 10 enfermedades más importantes.

La ERC es cuando los riñones están dañados y pierden la capacidad de depurar los desechos y eliminar el líquido de la sangre. Los desechos se pueden acumular en el organismo y perjudicar la salud.

El nefrólogo Percy Vidal, coordinador del Centro Nacional de Salud Renal, informó que el 10 % de la población peruana tiene algún grado de afectación renal, de los cuales el 2 % puede requerir terapias sustitutivas como la hemodiálisis o la diálisis peritoneal o incluso el trasplante renal.

“La enfermedad renal es una enfermedad silenciosa. Lamentablemente la población se da cuenta tarde cuando los riñones están muy dañados -ya que no suelen presentar síntomas- y solo funcionan a un 15 % de su capacidad. Recién allí se manifiesta la hinchazón de los pies, los edemas, el cansancio, las náuseas”, explica el especialista.

En ese punto, menciona el nefrólogo, el nivel de urea está muy alto y el paciente va a necesitar una terapia de soporte como la diálisis o un trasplante de riñón.

Precisó que los factores de riesgo son la hipertensión, la diabetes, la obesidad, que debemos controlar a tiempo, así como también nuestra alimentación.

“Debemos manejar el consumo de azúcar y de sal en nuestra alimentación. Los peruanos consumimos más del doble de la cantidad de sal recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Lo recomendable es consumir al día un aproximado de 5 gramos de sal, equivalente a una cucharadita de té. La sal jala agua y genera más hipertensión”, explica el especialista.

Señaló que gran parte de nuestra gastronomía utiliza demasiada sal en su preparación. Los alimentos elaborados en los chifas pueden llegar a tener entre 10 a 12 gramos de sal mientras que la comida criolla contiene entre 8 a 10 gramos de sal, entre otros.

En ese sentido, el especialista refirió que la hipertensión arterial y el consumo de sal tienen relación directa con la insuficiencia renal, agregando que la mala alimentación y el consumo desmedido de comida “chatarra” (sal y grasa), así como el de bebidas energizantes o gaseosas (que contienen elevado contenido de sodio y azúcar) empeoran la salud cardiovascular y deterioran la función renal.

COVID-19 Y LA ENFERMEDAD RENAL

El nefrólogo Percy Vidal indicó que, a pesar de la pandemia, EsSalud continuó atendiendo a los pacientes que se dializan, pero algunos de ellos no acudieron a sus sesiones porque el familiar que los acompañaba se contagió de covid-19 o tuvo complicaciones inherentes al coronavirus, como factores respiratorios, infecciones asociadas que hicieron que se compliquen e incluso tuvieron que ser hospitalizados.

Preciso que EsSalud atiende a 12 mil pacientes con Enfermedad Renal Crónica a nivel nacional, los cuales reciben algún tratamiento de sustitución renal como la diálisis peritoneal, la hemodiálisis y muchos están a la espera de un trasplante renal, pero lamentablemente la tasa de donantes de órganos en el país es muy baja.

Finalmente indico que, si el paciente se cuida, acude a sus controles y tiene un soporte familiar, la terapia de diálisis puede ser muy duradera y tener muchos beneficios para el paciente, incluso una buena expectativa de vida de 20 a 25 años.

Análisis & Opinión

CORONAVIRUS

error: Diario La Prensa Regional