- Clasificados -

Chancay, Chang Kay, Hub

La Autoridad Portuaria Nacional (ANP) indica que el nuevo puerto convertirá a Chancay en un Hub en la región de América del Sur desde donde se redistribuirán cargas y descarga de mercancías a los vecinos como Colombia, Chile y Ecuador. Y Hub significa puerto que es centro de redistribución y gran capacidad de carga.

POR: JORGE ACOSTA ZEVALLOS (ECONOMISTA DEL CEM)

Sigue asombrando la inversión portuaria que se realiza en el antes apacible puerto de Chancay y que lo convertiría en el puerto Hub para la China. El monto de inversión hasta culminar el proyecto es enorme, son US$3,600 millones (US$1,213 millones en la 1ra. Etapa) y según la BBC de Londres se proyecta atraer el 50% de los aproximadamente US$ 580,000 millones del comercio anual entre la China y América del Sur.

La descripción del proyecto  contiene : 1) la construcción de un complejo portuario y logístico para carga general, carga a granel, rodante y en contenedores; 2) la construcción de un rompeolas de 2,7 km de largo; 3) Construir 4 muelles compuestos por: 2 amarraderos para carga general y Ro-Ro (carga rodante) de 275 m, 2 amarraderos para contenedores de 860 m; 4) la implementación de equipamiento (grúas para graneles y contenedores) y áreas de manejo y acopio de contenedores; 5) depósitos de material dragado (DMD3).

Se trata de un Puerto Multipropósito que en la etapa de su construcción genera 1,500 empleos directos y 7.500 empleos indirectos. La Autoridad Portuaria Nacional (ANP) indica que el nuevo puerto convertirá a Chancay en un Hub en la región de América del Sur desde donde se redistribuirán cargas y descarga de mercancías a los vecinos como Colombia, Chile y Ecuador. Y Hub significa puerto que es centro de redistribución y gran capacidad de carga.

La empresa que realiza la construcción es Cosco Shipping Ports que es uno de los grandes dragones empresariales de la Republica China que instalara en Chancay una de las más grandes infraestructuras portuarios del sur de América y está a solo 78 km. por el lado norte de Lima.

Esta ciudad – puerto en el 2015 tenía 63.378 habitantes y está dedicado a actividades pesqueras artesanales y agrícolas, la inversión lo convertirá de un tranquilo pueblo, de rusticas cevicherías y ferias agronómicas, de mar afable y de aves guaneras a una intensa frecuencia de naves de alto tonelaje y tránsito vehicular frecuente. No será fácil apaciguar el impacto en la zona, serán otras gentes que llegarán al puerto con otras costumbres y vivencias y otros los problemas económicos, sociales y ambientales.

Sabíamos que esta ruta vendría, se lo escuchamos a Manuel Dammert Egoaguire, pero afirmaba que su primera mirada estaba en Ilo, sin embargo la ruta de la seda, así como van los hechos, será por el centro norte del país por varios factores, uno era la idea de descongestionar el Callao que tiene una seria contradicción entre el Puerto y la Ciudad, segundo, que la carga interna existe y son principalmente exportación de minerales, productos agroindustriales e importación de mercancías para esta gran ciudad que se llama Lima.

Acoderaran en Chancay los grandes buques que pueden transportar más 18 mil contenedores para cuatro puntos de amarre y que se irán incrementando a quince amarres. Es tanta la inversión que la BBC de Londres describe que en el puerto ya se visibilizan los grandes espigones, que para ampliar el puerto se bajaron un cerro-acantilado como si este fuera montículo de arena de playa, para unir el puerto con la Panamericana Norte se construyó un túnel que pasa por debajo del poblado de Chancay que será de 1.8 kilómetros con tres carriles para el transporte de vehículos, dos cintas para carga a granel, sólidos y una tubería para líquidos. No dejamos de mencionar los inmensos almacenes para los contenedores, trade center para los vehículos, oficinas públicas y privadas y las aduanas.

Sin embargo, la verdadera ruta de la seda propuesta el presidente chino Xi Jinping (2013) en la idea de Marco Polo es llegar a los puertos y seguir penetrando hacia el interior del continente sudamericano invirtiendo fuertemente en infraestructura para llevar materias primas a la gran fábrica de China y devolverlo en bienes de consumo electrónicos, vehículos, juguetes, productos informáticos, vestidos, maquinarias y equipos entre varios.

La ruta de la seda es más complicada por la parte central del país y podría complementarse con la de Ilo, el sur del país, Bolivia y Brasil a través del tren bioceánico central.

Pero, esta posibilidad sigue siendo un sueño. ¿Y que pasara con los puertos de Ilo y Matarani cuando esté terminado el Puerto Multipropósito de Chancay? Que afectara, si afectara, sin embargo, los dos puertos son exportadores de minerales y lo seguirán haciendo, pero dada la enormidad de Chancay los dos puertos del sur podrían quedar relegados en su crecimiento. El tiempo y las tendencias de los próximos años nos dirán que efectos ocurrirán, mientras tanto Chile ha dado un salto en el aire pues apostaban en ser ellos el punto referente de la ruda de la seda.

Análisis & Opinión

CORONAVIRUS

error: Diario La Prensa Regional