Corte y corrupción

0
4622

POR IDL-REPORTEROS
CON LA COLABORACIÓN DE JUSTICIA VIVA*

IDL-Reporteros revela, en esta y las siguientes entregas, los tratos ilícitos perpetrados por algunos de los más altos miembros del sistema peruano de justicia para beneficiarse a través de una impresionante colección de faltas y delitos que van desde el tráfico de favores, las trampas en exámenes de jueces y fiscales, el conflicto de intereses, hasta la manipulación de sentencias en varios casos judiciales sobre crimen organizado e incluso en por lo menos un caso de abuso sexual de menores de edad.

Están implicados el presidente de la Corte Superior de Justicia del Callao, Walter Ríos; el presidente de la Segunda Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema, César Hinostroza; y los miembros del Consejo Nacional de la Magistratura Julio GutiérrezGuido Águila e Iván Noguera.

A continuación, presentamos una serie de conversaciones telefónicas entre algunos de estos personajes –registradas en audios que llegaron de forma anónima a IDL-R–, que revelan cómo el CNM, la institución que nombra, ratifica y destituye fiscales y jueces, ha designado magistrados a cambio de beneficios personales o para que estos influyan favorablemente en causas en las que tienen un interés particular.

IDL-Reporteros ha verificado la autenticidad de las conversaciones, y ha corroborado la información contenida en ellas, además de haber buscado la versión de los implicados. Colocamos íntegros los audios acompañados de una transcripción editada para facilitar la comprensión de cada uno.

Los diálogos ocurren entre enero y mayo de este año, en el contexto de la elección del presidente del Consejo Nacional de la Magistratura y de diversos concursos para el nombramiento de jueces y fiscales.

A continuación, la primera entrega de esta serie de revelaciones.

César Hinostroza y Walter Ríos en la “Copa Dr. César Hinostroza Pariachi”, febrero 2017. (Fuente: Facebook de la Corte Superior de Justicia del Callao).

CAMPAÑA PRESIDENCIAL

El 7 de febrero pasado, a las 5 y 20 de la tarde, Walter Ríos llamó a su esposa, Maritza Sánchez Liza de Ríos, que es defensora pública del ministerio de Justicia, para contarle acerca del choque de facciones al interior del CNM por la elección de su nuevo presidente; y que trataría de tender puentes con los consejeros Guido Aguila y Julio Gutiérrez, por intermedio del muy notorio José Luis Cavassa Roncalla, para abogar por la candidatura del antropólogo Orlando Velásquez.

Esta conversación se dio poco más de un mes después de que IDL-Reporteros publicará el reportaje ‘Conversación en Trinidad Morán’,  que reveló que el consejero Guido Aguila había organizado una reunión en su casa para que el congresista fujimorista Héctor Becerril persuadiera al consejero Baltazar Morales de votar por el candidato que él respaldaba para la presidencia del CNM: el consejero Julio Gutiérrez.

Orlando Velásquez no era el candidato favorito del presidente saliente.

Sin embargo, el intermediario elegido por Ríos para hacer las gestiones a favor de Velásquez era conocido por ser un operador político y tener cierto grado de cercanía con algunos de los consejeros. También por estar envuelto en varios casos de corrupción.

José Luis Cavassa Roncalla fue denunciado en el 2000 por la masiva falsificación de firmas para la inscripción del partido fujimorista Perú 2000, mientras ocupó el cargo de gerente electoral de la ONPE.

Ahora está involucrado en el caso Lava Jato. La fiscalía anticorrupción determinó que fue uno de los intermediarios del expresidente regional de Áncash, César Álvarez, para el pago de sobornos de Odebrecht por la adjudicación del contrato para la construcción de la carretera Carhuaz – Chacas – San Luis. Cavassa, entonces funcionario del gobierno regional, suscribió contratos ficticios con la constructora brasileña por hasta 51 mil 903 dólares. Por eso, el fiscal Elmer Chirre, a cargo del caso, ha pedido 30 años de prisión para Cavassa por los delitos de asociación ilícita para delinquir y lavado de activos, según una publicación del diario La República.

Ahora Cavassa trabaja como asesor informático en la universidad Telesup, de propiedad del excongresista y presidente del partido Podemos por el Progreso del Perú (PP), José Luna Gálvez, según reveló Cuarto Poder en un reciente informe.

La jueza Emperatriz Pérez Castillo, a quien Walter Ríos menciona como una persona clave en la que sería su designación como presidente de la Corte del Callao, preside actualmente la Sala Penal de Apelaciones Permanente de la Corte chalaca. Y es, además, la presidenta de la Sala que ve el caso de Manta y Vilca. Durante este proceso judicial, Pérez fue recusada por la defensa de la parte civil, por falta de imparcialidad para llevar el caso.

Entrevistada por IDL-Reporteros, Maritza Sánchez dijo que “no recuerdo, hablo de muchas cosas con mi esposo. No recuerdo el nombre del señor Cavassa. No recuerdo el contexto que usted me está diciendo, lo niego”. Esta indicó que Ríos estaba con licencia médica, y que le dejaría saber el interés de entrevistarlo.

IDL-R contactó al consejero Guido Aguila, pero este indicó que no daría declaraciones.

DEUDA COBRADA

Guido Aguila le cobró el favor a Walter Ríos. En una conversación telefónica del viernes 26 de enero, Ríos le propone al jefe de la unidad de Planeamiento y Desarrollo de la Corte, Aldo Mayorga, hacer cambios de personal para poder promover a una persona recomendada por el consejero. Se trata de Verónica Rojas Aguirre, entonces encargada del Sistema de Gestión de Calidad ISO 9001 de la Corte del Callao.

Actual presidente del CNM, Orlando Velásquez Benites. (Fuente: Andina)

Aldo Mayorga (AM): Doctor buenas tardes.

Walter Ríos (WR): Hola Aldo. ¿Cómo estás compare’? Quiero conversar por teléfono contigo, pero sin que nadie escuche, ¿puedo hablar?

(AM): Sí doctor.

“Compare’ sirve a la gente que después te va servir. Y otro me dijo: ‘por si acaso no entran los mejores sino los mejores amigos’ “.

(WR): Como en algún momento conversamos contigo sobre este sistema judicial, ante todo quiero decirte que tanto tú como tu hermano son grandes amigos y jamás haría nada que los perjudique. Eso como primera cuestión. Ahora en este mundillo llamado Poder Judicial, como su mismo nombre lo dice, la palabra “poder” no es por las puras. A qué me refiero… de alguna manera en el sistema nosotros también respondemos a ciertos… no… digamos grupos de poder sino a ciertos amigos que nos piden ciertas cosas ya sea para ellos mismos o para personas allegadas a ellos, ¿no?, entonces bueno me estoy refiriendo a básicamente sin mencionar su nombre por supuesto al número uno del CNM [NdR: Guido Aguila] que es un buen amigo mío y como su contrapartida a la ingeniera Verónica creo que se apellida Rojas. Si la ubicas, ¿no?

(AM): Sí.

(WR): Ya hace tiempo viene el pedido de arriba, como se dice. Ella ahorita tiene un puesto de analista dos. Lógico tú sabes la llegada que tiene con el hombre … tienen algún grado de parentesco indirecto, político, que sé yo. Hay un pedido para ella. Digamos, el primer tramo del pedido ya se le atendió tanto por el doctor Cesitar [NdR: César Hinostroza] cuando estaba dirigiendo la Corte como por mí. Claro, dándole continuidad a pesar de que la despidieron y este tema, pero ahora ya pues a la ingeniera como todos quiere una mejora económica (…), también funcional. Yo converso contigo porque ya la vez pasada tocamos el tema de la señorita Tomiko [NdR: Tomiko Rojas, entonces encargada de la oficina de Planes y Presupuesto] que sé que es tu brazo derecho. […] Ya se vieron todas las posibilidades y la solución –porque la presión es fuerte (…)– es que la ingeniera asuma el cargo funcional de Tomiko […] esa es la posibilidad que te estoy transmitiendo porque no quisiera que mañana más tarde llegue un documento sin que previamente yo haya hablado, como es mi deber hacerlo, y no le digo a Tomiko porque es una dama (…) y de repente puedes transmitirle con más tino… (…) De acuerdo a lo que has visto, ¿tú crees que la ingeniera pueda ponerse en onda en poco tiempo o cómo ves tú ese tema?

(AM): (…) Primero, no sé si Fiorella [NdR: Fiorella Rojas, entonces coordinadora de la Oficina de Personal] ya habrá revisado si cumple los requisitos porque no sé si un ingeniero industrial que pueda cubrir ese puesto, que normalmente es de ciencias, que están entre economía, administración y contabilidad, pero no sé.

(WR): Tú sabes, los ingenieros encajan en todo. Hasta en el CNM hay ingenieros –o había ingenieros–. Los ingenieros están en todo, hermano, son peor que los abogados. […] La otra opción es la siguiente. Mira, para no incomodar también tu labor. Porque yo creo que es la única salida mano’. Mira, yo no quiero perjudicar a nadie -sería un acuerdo entre nosotros-. Darle la plaza a esta ingeniera mejora su remuneración y que figura en planilla como coordinadora, ¿no? Gana lo que gana Tomiko, y a Tomiko lógicamente la bajamos funcionalmente, pero vía vales le reintegramos gran parte de lo que dejaría de recibir.

[…]

Tu sabes que se vienen nuevos retos.

(AM): Yo lo sé doctor.

(WR): Justo viene la elección adentro [del CNM] y están que se sacan los ojos. Son siete, pero parece que fueran cincuenta. (…) Yo te pido eso compare’, habla con Tomiko, apóyame. No me queda otra. La otra opción sería sacar a Karim y me crearía un problema con el grandazo del CNM, ‘el cantante’ [NdR: Iván Noguera]. […] Y como me dijo el amigo, nuestro expresidente ‘el pelotero’ [NdR: César Hinostroza]:  compare’ sirve a la gente que después te va servir. Y otro me dijo: por si acaso no entran los mejores sino los mejores amigos. […]

El apresuramiento de Walter Ríos se debía a que Verónica Rojas había ejercido presión en otras instancias para agilizar su promoción en la Corte del Callao. Unos días antes, el martes 9 de enero, alrededor de las 9 de la mañana, Rojas llamó a César Hinostroza para quejarse de la falta de diligencia de Ríos para reasignarla a una mejor posición laboral. En todo momento, Rojas le hizo saber el nivel de influencia que tenía sobre el entonces presidente del CNM, Guido Aguila.

César Hinostroza (CH): Aló.

Verónica Rojas (VR): Doctor Hinostroza, buenos días, soy Verónica, ¿puede hablar?

(CH): Te escucho, te escucho.

(VR): Doctor, tengo que hablar con usted un tema un poco delicado. Este… usted sabe que yo, mi lealtad es hacia para usted, en el Callao número uno con usted y por eso, este, le quiero contar en confianza y en reserva lo siguiente.

(CH):  A ver.

(VR): El día sábado estuve en una reunión con Guido [Aguila], ya, y Guido me dijo que había almorzado el día viernes con el doctor Walter [Ríos], y con otra persona, ¿no?, y me dijo, Verónica anda el lunes a hablar con él porque me ha dicho que te está apoyando, que te está dando chamba, este… y que siempre te apoya. Este, yo le he dicho que vayas y que le pidas lo que quieras, que él te va a apoyar. O sea, él te está apoyando ¿no? Te está apoyando, ¿sí o no?, Y yo le dije, bueno Guido, le dije, sí me ha renovado mi contrato, me ha tenido ahí, le dije, pero, este, funcionalmente no me ha apoyado, la verdad no ha sido lo que yo he esperado, porque el doctor no se ha portado bien como ha debido ser. ¿En qué sentido?, me dice. Bueno en su momento nos ha dado la espalda a todo el grupo porque tú sabes que yo llegué ahí por el doctor Hinostroza, y yo pertenezco a ese grupo, entonces de pronto por comentarios que van y vienen él se portó mal, me abandonó totalmente en lo que es el tema del ISO que yo he estado haciendo y a las justas lo pude sacar porque en fin ¿no?, luché contra el viento, pero a la hora de la hora no es, le dije, lo que uno debe ser; no es leal, confiable; es muy voluble. […] Y Guido me dijo: Pero Verónica, entonces yo entiendo que no. Si pues, Guido, sí y no. No pues Verónica no puede ser sí pero no, o sí o es no. Bueno Guido, yo no siento el apoyo como debe de ser. Ya, me dijo, mira Verónica, tú sabes muy bien que yo le hice un favor al inicio, cuando él iba a salir elegido, ¿no? Te acuerdas de ese tema. Ya, ahora él me está pidiendo otro tema, que mueva un juez ¿no?, para que tenga mayoría, y yo le he dicho que sí. Pero hemos quedado que todo eso se va a pagar contigo […]

En este audio, Verónica Rojas confirma lo dicho por Walter Ríos a su esposa en otra conversación. El entonces presidente del CNM, Guido Aguila, lo ayudó para que llegara a ser elegido presidente de la Corte del Callao. A cambio de eso, Ríos debía darle un puesto de trabajo a la ingeniera y que fuera bien remunerada. Al parecer, Ríos solo cumplió con parte del trato.

En entrevista telefónica con IDL-R, Hinostroza negó conocer a Verónica Rojas.

CONVENIO CON TELESUP

El 5 de febrero pasado, a las tres y media de la tarde, el consejero del CNM Iván Noguera llamó al teléfono móvil de Walter Ríos para pedirle un favor: que suscriba un convenio con Telesup, la universidad del excongresista José Luna Gálvez; donde la esposa de Noguera, Flor de María Sisniegas, es decana de la facultad de Derecho y Ciencias Sociales.

Iván Noguera no solo tiene un vínculo con Telesup a través de su esposa. Él llegó al Consejo Nacional de la Magistratura como representante de las universidades privadas. Telesup fue la casa de estudios que lo propuso para el cargo ante la Asociación de Universidades del Perú (ASUP), la ex ANR.

Entrevistado por IDL-R, Noguera negó haberle pedido a Ríos que suscriba un acuerdo con la universidad de José Luna.“Es totalmente falso. Yo no le he pedido a ese señor absolutamente nada, y menos de la universidad privada Telesup, en la cual yo no trabajo. Yo no tengo absolutamente nada que ver, ninguna relación con la universidad privada Telesup. Yo no enseño en Telesup.  Jamás he sido docente ahí. A mí no me importa si hacen un convenio”.

LOS RECOMENDADOS

Iván Noguera también aprovechó su posición de consejero del CNM para pedirle al magistrado César Hinostroza, presidente de la Segunda Sala Penal Transitoria de la Corte Supremaque contrate en su despacho un abogado recomendado por él. La mañana del 9 de febrero, Hinostroza llamó por teléfono al consejero para avisarle que el abogado que este recomendó ya había entrado a trabajar al área de relatoría de su Sala. También aprovechó para preguntarle cómo estaba la correlación de fuerzas para las elecciones presidenciales del CNM.

Consultado por IDL-Reporteros, César Hinostroza negó haber contratado a un recomendado del consejero Iván Noguera. “No tengo ningun recomendado, usted puede verificar en el mismo lugar. Las recomendaciones están prohibidas, las convocatorias que salen en la página web de la Corte son públicas. No tienen ningún tipo de relevancia las recomendaciones”.

Noguera respondió en el mismo sentido. “Eso es totalmente falso. Yo no recomiendo a nadie. A mí realmente no me interesa. El único de los siete consejeros que más destituye y menos nombra soy yo… No lo haría porque yo sé que no está bien, y sé que al final todo se sabe, todo se descubre. Me abstengo de esas cosas”, dijo a IDL-R.

LA CELEBRACIÓN

Tras una serie de pugnas internas en el Consejo Nacional de la Magistratura, el 21 de febrero pasado Orlando Velásquez fue elegido por unanimidad como su presidente. Unos días después, la noche del 9 de marzo pasado, el empresario Edwin Antonio Camayo Valverde, gerente general de IZA Motors Perú, organizó una reunión en homenaje a Velásquez en La Planicie.

En una conversación telefónica del 8 de marzo entre Antonio Camayo y César Hinostroza, este le dice al magistrado que ha organizado un agasajo para Velásquez, y que correrá con todos los gastos. Hinostroza confirma su asistencia.

Por el tenor de la conversación, y el trato afectuoso entre el empresario y el juez, todo indica que tienen una antigua relación.

Antonio Camayo es uno de los socios fundadores y gerente general de IZA Motors Perú SAC, una empresa conocida en el rubro automotriz, que tiene contratos con varias instituciones del Estado. Entre el 2015 y 2018, IZA Motors Perú SAC se adjudicó contratos con la Corte Superior de Justicia del Callao por un monto total de 56 mil 489 soles. También ha contratado con la gerencia general del Poder Judicial entre 2017 y lo que va de 2018, por un monto total de 170 mil soles.

Camayo ha estado vinculado empresarialmente con un notorio personaje chalaco. En 2013 tuvo en el directorio de su empresa al exgobernador del Callao, Alex Kouri Bumachar, hoy sentenciado a cinco años de prisión por el caso Convial. En ese mismo periodo tuvo como miembro del directorio al general PNP (r) Mauro Remicio, exdirector general de la PNP durante el segundo gobierno aprista.

También es conocida su cercanía con el fujimorismo. Camayo fue uno de los empresarios que visitó a Alberto Fujimori en la Diroes, en 2015, época en la que empresarios y militantes fujimoristas visitaban al exdictador. Entrevistado por el periodista Alonso Ramos para El Comercio, el empresario indicó que “la charla con Alberto Fujimori no tuvo tinte político sino, más bien, “tono amical””.

El mismo día que Antonio Camayo habló con César Hinostroza, este último llamó minutos después a Walter Ríos, para confirmar si iría a la celebración del consejero Orlando Velásquez y preguntarle si ya le había dado un puesto de trabajo a un amigo suyo, Michael, en la Corte Superior de Justicia del Callao.

Walter Ríos (WR): Hola hermano, ¿cómo estás? Buenos días.

César Hinostroza (CH): Qué dices, pues, Waltercito. Puta… te he llamado veinte veces ayer, anteayer hermano.

(WR): ¿Ayer? Cha’ que, discúlpame, no he visto la llamada… Estoy chambeando. Incluso ayer me encontré con Pepe Lucho en un restaurante. Un ratito nos saludamos.

(CH): Ya, ya.

(WR): Dime hermanito, a tus órdenes.

(CH): Hoy día le van a hacer un agasajo al…

(WR): Sí…

(CH): …al presidente del CNM.

(WR): Sí me han dicho, ¿vas a ir no?

(CH): Sí, sí. ¿Ahí vas a estar?

(WR): Claro pe’, ahí vamos a estar.

(CH): Quedamos, quedamos. Oye, me estaba acordando de algo. ¿Cómo fue lo de mi amigo Michael? ¿Le has dado la oportunidad? ¿Cómo es hermano?

(WR): Mira, yo lo que le ofrecí a él fue un paz letrado.

(CH): Paz letrado… ya.

(WR): Ya… para sacar a una comadre, que no me acuerdo ahorita su nombre, una antigua que tiene ahí como veinticinco años.

(CH): Ya…

(WR): Pero no me ha contestado.

(CH): ¿No te ha contestado él?

(WR): No. Y ahorita se ha ido de relator…ahora se ha ido de asistente de…la doctora…¿cómo se llama esta doctora?…una juez titular que está promovida a juez superior…ay cómo era (…) ¿cómo se llama?

(CH): (Risas) No sé, quién será pues.

(WR): …No me acuerdo…

(CH): ¿Está en la Sala Penal Nacional?

(WR): Sala Penal…sí…yo creo que podría ser interesante, porque de repente puede informar algo. Está en la segunda.

(CH): Elizabeth.

(WR): Elizabeth.

(CH): Ah, no sabía.

(WR): Sí, y ha aceptado eso.

(CH): (…) Pero hay que darle una última llamada, si quiere o no quiere juzgado de paz letrado.

(WR): Claro, mi asesor le ha informado (…)

En una entrevista telefónica con IDL-Reporteros, César Hinostroza indicó que no conoce a al empresario Edwin Camayo. “Bueno, sé que sale en los diarios, en Radio Programas [RPP], pero no tengo mayor acercamiento. No conozco casi a empresarios. No acostumbro a ir a celebraciones de nadie. Yo no asisto a eventos, salvo que sean cumpleaños, y no solamente de familiares, quizá podrían ser de colegas de la Corte, pero no he asistido [al agasajo de Velásquez]. No he tenido ninguna intervención con ese tipo de actos que celebran instituciones autónomas”, dijo el magistrado.

Sobre su relación con Walter Ríos, este indicó que solo se comunican “para ver cuestiones del consejo ejecutivo y la institución de la Corte. Eventualmente nos hemos visto, pero con el Callao estoy totalmente desvinculado hace años”.

En diálogo con IDL-R, el presidente del CNM negó conocer a Camayo. “Yo no lo conozco. Lo habré visto, sí. Hay varios empresarios que dan vueltas en elecciones, acontecimientos distintos, pero no son mis amigos, no alterno con ninguno”. “Yo he ido de repente a poquísimas reuniones. No me gusta, no es mi estilo. Yo no me he celebrado. Varias veces me han llamado. Sí creo haber ido a La Molina, pero no precisamente para la elección. Ahora, con Hinostroza sí tengo una cercanía, de una u otra forma, pero Ríos no me es familiar. Lo visualicé en un aniversario que hubo en la Corte del Callao”.  “A una reunión he ido, no sé cuando, en La Molina. Con César Hinostroza habré coincidido en dos reuniones”.

El gerente de IZA Motors, a su turno, negó haber organizado una celebración para el consejero Orlando Velásquez. “Eso es falso. No organicé ningún agasajo para absolutamente a nadie. Yo no vivo en La Planicie. Yo no tengo ninguna relación de amistad con ese señor. No lo conozco”. En cuanto a Ríos e Hinostroza, Camayo indicó que los conoce “porque sale en la televisión, pero no tengo ninguna relación con ellos”.

EXÁMENES POR ENCARGO

Hay dos formas de ser juez o fiscal en el Perú: a través de un concurso abierto, en el que pueden participar abogados litigantes, profesores de derecho, jueces o fiscales; o un concurso de ascenso, en el que participan solo magistrados de los niveles uno o dos en el escalafón de la administración pública, que incluyen – entre otros – a jueces de paz letrado, jueces especializados, fiscales provinciales. Este tipo de concurso, en la teoría, sirve para mantener una cadena de continuidad de la carrera judicial o fiscal. Una forma de estimular la meritocracia.

A inicios de año, el CNM lanzó dos convocatorias de concursos por ascenso para jueces (001-2018-sn/cnm) y fiscales (la 002-2018-sn/cnm), que fueron anunciadas por la web de la institución el 27 de febrero pasado.

Estos concursos fueron convocados cuando Guido Aguila aún era presidente del CNM. Pero quienes estuvieron directamente involucrados en el proceso fueron el consejero Hebert Marcelo Cubas, presidente de la Comisión Permanente de Selección y Nombramiento, y los consejeros Julio Gutiérrez Pebe y Maritza Aragón Hermoza, integrantes del equipo.

El reglamento del CNM impone la reserva sobre quiénes hacen los balotarios de preguntas para los exámenes escritos, que constituyen la primera fase del proceso de selección y tiene un peso del 30% de la calificación total del concurso. La idea es evitar filtraciones, conflictos de intereses, interferencias.

ESO EN EL PAPEL

Porque tres semanas antes de la prueba escrita para ambos concursos – programada para el 8 de abril –, el presidente de la Corte Superior de Justicia del Callao, Walter Ríos, llamó por teléfono a uno de sus asesores, Nelson Aparicio, para contarle lo que para él era una gran noticia: “Vamos a elaborar preguntas para el examen de ascenso para el CNM”. Aparicio, notoriamente sorprendido con el anuncio, recibió de inmediato instrucciones para hacer un balotario de preguntas que no tuviera ningún grado de dificultad para “apoyar a los amigos”.

Aparicio no puso objeciones.

Esa conversación ocurrió el 12 de marzo pasado, a las 6 de la tarde. Nelson Aparicio, el asesor de Ríos, tuvo tiempo suficiente para preparar las preguntas.

La versión oficial de cómo se elaboraron los exámenes fue otra.

El día que el CNM tomó las pruebas escritas a los postulantes, el presidente de la institución, Orlando Velásquez, informó – en una nota de prensa– que “los diecinueve tipos de prueba fueron elaborados en la madrugada del domingo” por los consejeros Hebert Marcelo Cubas, Elsa Aragón Hermoza y “funcionarios de la institución que estuvieron aislados y supervisados por un representante de la Fiscalía de Prevención del Delito”.

IDL-Reporteros entrevistó por vía telefónica a Aparicio y le preguntó si hizo los balotarios de los exámenes para el concurso de ascensos para el CNM, por encargo de Ríos. “No te puedo confirmar esa respuesta, o más bien no te puedo responder esa pregunta”, dijo el asesor.

COLUMNISTA ‘FANTASMA’

El asesor Nelson Aparicio también escribe las columnas de opinión de Walter Ríos en el diario Expreso, que son publicadas semanalmente. En una conversación telefónica del 24 de mayo pasado, Ríos le da instrucciones a Aparicio sobre los discursos que tendrá que escribirle para la ceremonia de implementación del segundo tramo del Código Procesal Penal; y la juramentación del prefecto regional del Callao, eventos que se desarrollarían los primeros días de junio.

En ese contexto, Aparicio le consulta a Ríos acerca del tema sobre el que Aparicio escribirá y Ríos firmará para la columna del domingo 27. El presidente de la Corte sugiere escribir sobre el transporte público, haciendo referencia al libro ‘Análisis económico del derecho’, del abogado Alfredo Bullard. “De ahí bájate algo pues”, le dice Ríos a Nelson, que se muestra en desacuerdo con el tema y propone escribir sobre “la cosa juzgada” en el caso de la congresista fujimorista Yesenia Ponce, investigada por la comisión de Ética del Congreso por haber mentido sobre sus estudios escolares. El tema es aceptado por Ríos.

IDL-Reporteros pudo corroborar que aquel domingo 27 de mayo, Walter Ríos publicó la columna titulada ‘¿Decisiones inoportunas?’, que abordaba exactamente lo acordado previamente con su asesor.

Nelson Aparicio explicó a IDL-R cómo es el proceso de desarrollo de las columnas del presidente de la Corte: “el doctor me habla sobre el tema, y en función a eso le doy algunas propuestas mías. […] En este caso, quien desarrolla una idea es el doctor Ríos, y en una suerte de lenguaje germano o de lenguaje alemán, o como dirían los juristas alemanes, yo soy una suerte de canalizador de las ideas del doctor Walter Ríos en función a los puntos de vista que él me manifiesta. Yo en función a los datos y a los puntos de vista que el doctor me plasma, entonces yo elaboro un pequeño proyecto, se lo alcanzo y él posteriormente lo revisa, ve si su idea está plasmada y si no es así lo altera, para que este proyecto se parezca genuinamente a su pensamiento”.

Esta es una práctica muy común entre los abogados, según indicaron diversas fuentes en el ámbito del derecho a IDL-R. Entrevistado para este artículo, el abogado penalista Enrique Ghersi indicó que el uso de un “escritor fantasma”– como se le suele denominar a la persona que escribe textos que serán firmados por quien lo contrata – es común en distintos ámbitos. Es una falta ética muy grave, sin embargo, no configura delito, aseguró Ghersi.

HEGEMONÍA EN LA CORTE

El miércoles 11 de abril pasado, un mes después de que Walter Ríos le diera instrucciones a su asesor para que hiciera el balotario de preguntas para los exámenes de ascenso para el Consejo Nacional de la Magistratura, aquel contactó vía telefónica a una abogada que vive fuera de Lima, de identidad hasta ahora desconocida, para pedirle que postule a una convocatoria del CNM, a la plaza de vocal en la Corte Superior de Justicia del Callao, que iba a realizarse en mayo.

¿El objetivo?  “Mantener la hegemonía” en la Corte, según las palabras de su presidente. En ese contexto, Ríos le dice a su interlocutora que necesita estar rodeado de vocales de confianza a los que le pueda decir “vota por tal, vota por cual”. Ella, que no parece estar ruborizada por la proposición, le confirma que postulará a la convocatoria y promete hablar con otros colegas suyos, de confianza, para saber si están interesados en ser vocales en el Callao bajo los mismos términos.

NOMBRAMIENTO EXPRESS

Unos días después, el viernes 27 de abril, entre las siete y las nueve de la noche, hubo intenso intercambio de llamadas y mensajes entre Walter Ríos y el consejero Julio Gutiérrez Pebe, integrante de Comisión Permanente de Selección y Nombramiento del CNM, encargada de supervisar los procesos de los concursos para que sean transparentes y justos.

El consejero Gutiérrez le comunica a Ríos que su recomendado, el abogado puneño César Ccallomamani CCallomamani, había aprobado ese día la entrevista personal – última fase en los procesos de concurso – y con eso ya había sido nombrado como fiscal adjunto provincial penal del distrito judicial de Puno.

Hasta el año pasado, CCallomamani había trabajado como especialista judicial del Cuarto Juzgado de investigación preparatoria de Tacna. A la postulación se presentó como abogado litigante.

El anuncio del favor cumplido vino con una petición inmediata del consejero Gutiérrez Pebe: Que Ríos le dé una mano con un proceso judicial vinculado con Enapu, cuyo gerente general era Javier Prieto Balbuena. El proceso está relacionado con demandas laborales presentadas por extrabajadores portuarios para ser reincorporados en sus puestos de trabajo. Dentro de estos procesos judiciales, fueron presentadas medidas cautelares posteriormente desestimadas a inicios de marzo de este año por el juez Orestes Vega Pérez, a cargo del juzgado de trabajo transitorio de la Corte Superior de Justicia del Callao.

Entrevistado por IDL-Reporteros, Gianfranco Paredes indicó que Walter Ríos nunca le ha mencionado asuntos vinculados al CNM y que no conocía nada relacionado al nombramiento del fiscal César Ccallomamani. “Yo no tengo idea. De Puno no conozco a nadie. No tengo ninguna vinculación al CNM. Yo no tengo vínculo con los nombramientos”, afirmó.

IDL-R contactó, vía telefónica, al consejero Julio Gutiérrez. Este cortó abruptamente la comunicación.

[Actualización al sábado 7 de julio, a las 22:00]

Esta tarde, el Consejo Nacional de la Magistratura emitió un comunicado de prensa que indica que a raíz de la publicación de IDL-Reporteros, “ha dispuesto el inicio de una investigación para esclarecer los hechos y establecer responsabilidades, la misma que se hará con la celeridad y la rigurosidad que el caso amerita a fin de evitar impunidad alguna”.

……………….

(*) SOBRE EL REPORTAJE-

Esta investigación periodística ha sido reporteada, producida, escrita y editada por IDL-Reporteros, que asume toda la responsabilidad por su contenido.

La publicación ha contado con la colaboración experta de Justicia Viva. Por ello, es necesario informar que Justicia Viva ha presentado tachas y pedidos de

inhibición contra los consejeros Guido Aguila, Iván Noguera, Orlando Velásquez y Julio Gutiérrez; y contra el juez supremo César Hinostroza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here