- Clasificados -

Patricia, vienen por ti

POR: FERNANDO VALDIVIA CORREA   

El célebre escritor y humorista estadounidense Groucho Marx refirió “aprende de los errores de otros, pues nunca vivirás lo suficiente para cometer todos tú mismo”. El último día de diciembre de 2018, el entonces Fiscal de la Nación, Pedro Gonzalo Chávarry, dispuso remover del cargo a Rafael Vela y José Domingo Pérez como integrantes del Equipo Especial Lava Jato, aduciendo falta de reserva en las investigaciones en curso. De inmediato, desde Brasil donde asistía a la toma de mando del hoy expresidente Jair Bolsonaro, un iracundo Martín Vizcarra adelantó su retorno expresando su rechazo a lo resuelto por Chávarry Vallejos. A los pocos días, sintiéndose presionado, Pedro Chávarry reculó dejando sin efecto el cese de estos cuestionados personajes, anunciando su renuncia al máximo cargo, para luego de dos años ser destituido por la Junta Nacional de Justicia.

En julio del año pasado, asumió las riendas Liz Patricia Benavides Vargas, conformando rápidamente el Equipo Especial de Fiscales contra la corrupción del poder (EEFCP), aunque olvidando retirar de sus puestos a Vela Barba y Pérez Gómez, quienes para ese momento ya se sabía de la irreverencia hacia la autoridad, además del precario conocimiento de la labor que debieran desempeñar. Hasta que recientemente el primero de los nombrados fue suspendido sin goce de haberes por más de 8 meses, siendo el momento a partir del cual un cabreado Vela Barba mostró su verdadera personalidad al acusar a su Jefa de estar detrás de la medida disciplinaria, coincidiendo con la detención preliminar de Jaime Villanueva, exasesor de la señora Benavides, acusado por el EEFCP de formar parte de una organización criminal encargada de coordinar con Parlamentarios para destituir a integrantes de la JNJ, de elegir al Defensor del Pueblo y de destituir a la exfiscal Zoraida Ávalos. Ya en horas de la tarde del mismo lunes, la Titular del Ministerio Público reafirmó su lucha contra la corrupción, agregando haber presentado denuncia constitucional contra la actual mandataria, entre otros, por las muertes acaecidas durante las revueltas ilegales de diciembre y enero pasado. Opinable decisión.

Lo cierto es que, desde su asunción al poder, Patricia Benavides tuvo la oportunidad (y quizá aún la tenga) de prescindir de los servicios de ciertos fiscales que lejos de aportar con su experiencia a la mejora de la institucionalidad, son ampliamente conocidos por sus posturas ideológicas de corte caviar. Dos de ellos son precisamente Rafael Vela Barba y José Domingo Pérez. No lo hizo, y hoy vienen por ella.

Análisis & Opinión

ANÁLISIS Y OPINIÓN

error: Diario La Prensa Regional