- Clasificados -

Martín Vizcarra pisoteó el apellido de mi padre

No me voy a rendir… hasta quemar el último cartucho.

POR: KAREM ROCA LUQUE  

En este artículo quiero rendir homenaje a mi padre, quien este 5 de diciembre, cumplió 2 años y 10 meses de ausencia, dejando un enorme vacío en nuestros corazones. Agradezco todos los momentos que vivimos juntos y los valores que me inculcaste papito. Me enseñaste a luchar por lo que queremos, incluso en las circunstancias más difíciles, y demostraste que una sonrisa puede cambiar muchas cosas.

Te amo profundamente y sé que algún día nos reuniremos. Mientras tanto, seguiré siendo quien siempre quisiste que fuera. No me rendiré, papá. Pronto cantaremos ¡justicia!, aunque Vizcarra haga todo lo posible para evitar la cárcel. La justicia divina existe. Un abrazo inmenso y un beso hasta el cielo. Te amamos mucho.

Hoy quiero recordar aquel fatídico 11 de septiembre de 2020, cuando Martin Vizcarra ofreció su engañoso mensaje a la nación. En sus propias palabras, dijo lo siguiente:

«Tengo que lamentar profundamente y pedir disculpas porque una persona del despacho presidencial, en quien confiaba, no desde ahora sino desde años atrás, ha generado estos dichos que alimentan además el chisme y el morbo» «Lo que hay aquí es traición de alguien de mi entorno cercano, me genera tristeza, además de la decepción, es una situación de índole personal que ha trascendido a la escena política, aprovechada por personajes oscuros. Este mensaje lo recuerdo todos los días, y no hay un solo día que no te pienso papá, estoy reivindicando poco a poco tu apellido, con tu ejemplo y perseverancia no me voy a rendir. “Hasta quemar el último cartucho” [Martin Vizcarra]

En esa fecha, la periodista Claudia Toro del canal Willax se presentó en la casa de mi padre, ubicada en el distrito de San Antonio. La periodista, proveniente de la capital, llegó con el objetivo de obtener una declaración de mi estimado padre. Desde el primer momento, mi padre demostró su disposición para responder a todas las preguntas planteadas y nunca dudó en decir lo siguiente:

“Mi familia la apoya, yo soy su padre, si económicamente yo tengo que darle, yo lo voy hacer por mi hija porque mi hija es honesta en todo lo que ha hablado, en su trabajo ella siempre se ha mantenido reservada. Nosotros no hemos hecho daño a nadie, como usted me ve acá, estoy tranquilo. Mi hija se sintió “traicionada” por Martín Vizcarra. Siento decepción del señor Vizcarra luego de escuchar cómo habló de mi hija en uno de los audios, y espero que el pueblo se dé cuenta”.

Ay, Fiu Fiu, estos episodios en mi vida me han hecho más fuerte, nunca me he doblegado y espero el momento de tenerte nuevamente frente a mí, ya que hay temas que has pasado por alto porque te conviene. Las pruebas están ahí y sabes perfectamente que llegará el momento en que no podrás ocultar la verdad. Aunque intentes desprestigiarme, no me rendiré. Estoy aquí, firme y con la cabeza en alto.

UN CONCHUDO EN UN ALMUERZO

Quiero mencionar un hecho que no puedo ignorar. Hace unos días, en el Club Departamental Moquegua en Lima se celebró el aniversario de nuestra tierra, con un almuerzo. Sin embargo, se llegó a esta celebración en medio de una batalla legal vergonzosa entre la directiva anterior y la actual.

Para sorpresa de todos, ese día el desprestigiado Lagarto Vizcarra llegó a la sede del Club en Lince. ¿Qué esperaba este Lagarto traicionero?

¿Hubo aplausos? No los hubo. ¿Vivas? Tampoco. Algunos moqueguanos lo saludaron cortésmente, mientras que uno o dos lo hicieron efusivamente. El resto de los asistentes mostraron indiferencia o murmuraron sobre las prácticas corruptas del ahora vendedor de lagartitos, quien supuestamente busca financiar su partido político “Yo primero”.

Muchos pensaron que Hayimi habría aconsejado al expresidente, acercarse a nuestro Club en Lima para ganar popularidad, sin embargo, fiel a su estilo, trata de sacar ventaja de cualquier situación.

Resulta que en el Club su cuñado era el encargado de vender cerveza, y se rumorea que su primo, el flamante Fernando Cornejo, sería el cerebro detrás del intento de vender la sede del Club de todos los moqueguanos. Aunque no aparezca en la directiva, se dice que sigue las órdenes del mentiroso compulsivo.

La pregunta del millón: ¿El Club Moquegua está en la mira del Fiu Fiu? ¿O es pura casualidad? Observaremos si se intenta vender nuestro Club o si el familiar del famoso personaje, que ahora se dedica a vender cervezas, ya está cotizando la sede del Club Departamental.

¡Atención Moquegua! El Lagarto ya causó suficiente vergüenza con su consejero espiritual y su asesor, quienes no lograron convertirlo en el atractivo don Juan Fiu Fiu. Todo lo contrario, Vizcarra fue destituido de su cargo debido a su amistad medio oculta con Swing.

Normalmente, los presidentes caen por relaciones con mujeres, pero en el caso del misterioso Lagarto seguidor de la brujería, perdió la presidencia por un hombre que tiene sus encantos y asesora al Lagarto, con mucho “swing”.

Estaremos atentos si alguien intenta vender el Club Departamental Moquegua en Lima, especialmente si el Fiu Fiu y sus familiares se encuentran involucrados.

Amables lectores nos vemos la próxima semana, porque la verdad se va abriendo camino. Ante tanta injusticia seguiré siendo una roca en tu zapato señor. Lagarto.

Análisis & Opinión

ANÁLISIS Y OPINIÓN

error: Diario La Prensa Regional