Las tan apreciadas pantallas (Parte IV)

POR: ANGÉLICA ESPINOZA ORTIZ    

¿Cómo podemos pedirles a los niños, niñas y jóvenes que no hagan algo si nosotros, los adultos, no damos el ejemplo? Con las palabras se dicen muchas cosas, pero el viento se las lleva. Sin embargo, la enseñanza más poderosa está en el ejemplo. Los niños y adolescentes no escuchan lo que dices, no aprenden por medio de la audición, sino más fácilmente por medio de la visión. Queda más grabado lo que ven que lo que escuchan. Entonces, no hacen lo que les dices que hagan, sino lo que ven que haces.

Si queremos que la niñez y la juventud tengan hábitos de estudio, deportivos, buenos modales y principios, primero debemos hacerlo nosotros mismos. Será la única manera de que exista un aprendizaje significativo.

Ahora puedes decirme: «Yo trabajo con el celular y la computadora, no hay forma de alejarme de las pantallas». Seamos sinceros y sumemos de minuto en minuto el tiempo que usamos para las redes sociales. ¿Te diste cuenta de que es tiempo perdido? Tiempo perdido que podrías usar para aprender nuevos hábitos, como leer un libro, hablar con un familiar o un amigo, escucharte a ti mismo y/o escuchar a otros, pedir consejo, o simplemente tomarte un respiro para caminar, comer un helado o simplemente respirar.

Una de las cosas que me encanta de Moquegua es que tiene varios parques naturales, limpios y accesibles. Tómate ese tiempo para salir a caminar o llevar una manta y sentarte a descansar. A mí me gusta ir al mirador que queda por el centro, donde hay unas sillas colgantes. Me encanta estar allí, sentada columpiándome. Si voy sola, respiro, descanso, pienso, medito, reflexiono e incluso me tomo una siesta. Si voy acompañada, como lo hice el último domingo con mi curiosa mamá, pasamos una tarde juntas conversando, respirando y recordando experiencias lindas y felices.

Tómate un tiempo para compartir contigo mismo o con algún ser querido y disfrutar de un tiempo libre de pantallas. No sabes lo bueno y saludable que será para ti principalmente y también para los que estén a tu alrededor.

Lo Último

Análisis & Opinión