DIARIO LA PRENSA REGIONAL |

Denuncian que alcalde de Samegua permite funcionamiento de cantinas en Quebrada del Cementerio

Les dan plazo de 5 días para que regularicen, porque no tienen licencia de funcionamiento y certificado de Defensa Civil. De contar con dicha documentación, seguirán operando en el lugar, pese al rechazo y protesta de la población que exigen su reubicación.

Duros cuestionamientos, recibe el alcalde de la Municipalidad Distrital de Samegua, Antonio Eizaguirre, debido a que, pese a que en reciente operativo comprobaron que las cantinas del sector Quebrada del cementerio no cuentan con autorización municipal y certificado de Defensa Civil, les dieron un plazo para que regularicen su documentación y continúan trabajando al margen de la Ley causando gran molestia a los moradores del lugar.

Los vecinos señalan que en campaña electoral el actual alcalde prometió que erradicaría estos antros de la perdición, pero ahora que llegó al cargo, no hace nada al respecto.

El fin de semana que pasó, el municipio realizó un operativo a los clubs nocturnos, tal como lo informó el Econ. José Filinich, gerente de Desarrollo Económico Social del municipio de Samegua.

Junto a personal de Serenazgo, Defensa Civil y la PNP efectuaron una visita a todos los locales de la Quebrada del Cementerio, habiendo comprobado que ninguno contaba con licencia de funcionamiento, ni con el certificado de Defensa Civil.

“Se les ha hecho la notificación para que se acerquen a la municipalidad y regularicen sus permisos. De no cumplir, se hará otra verificación y se procedería con el cierre”, expresó.

El funcionario, sostuvo que el objetivo es que no perjudiquen a la comunidad, ya que muy cerca de este lugar hay un colegio y están rodeados de viviendas.

Como se recuerda, en esta zona se han registrado crímenes, pulula gente del mal vivir, se cometen escándalos y peleas, por lo que la gente está molesta.

Filinich justificó que recién ellos están un mes en la gestión y que su compromiso es de reubicarlos sino regularizan sus licencias.

Lo Último

ANÁLISIS Y OPINIÓN