- Clasificados -

Conflictos mineros dañan la imagen de Perú en feria minera

Escribe: Enrique Lazo Flores    

Con el nombramiento del nuevo presidente de la mesa directiva del Congreso, la crisis política en el país parece haber bajado de tono, y el cese de enfrentamientos entre el ejecutivo y el legislativo parece estar en retirada, sin embargo, los conflictos mineros no dan tregua al sector minero empresarial, desatándose una nueva campaña de conflictos que se agudiza cada día más, esta vez en el sector de Espinar, que también forma parte del corredor minero de Las Bambas, Mina Constancia y Antapacay.

Lo peor del recrudecimiento de estos conflictos, que no es nuevo, se traducen en bloqueos de vías de comunicación terrestre, que impiden el transporte de mineral, insumos y trabajadores de las empresas mineras del corredor, provocando graves restricciones para la continuidad de la producción y de acuerdo a lo que señala la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), se está poniendo en grave riesgo el 30 % de la producción de cobre del país.

Estos bloqueos son desde hace más de cinco días y son provocados por grupos minoritarios en diferentes tramos de la principal carretera del Cusco, sin que el gobierno haga algo no solo para evitarlo, sino para garantizar el normal desarrollo de las actividades mineras que al final se traducen en dineros que van al erario nacional como impuestos, que a la vez son dineros para el canon Minero que van a las arcas del gobierno nacional, gobiernos regionales y municipales.

La ausencia del estado en estos momentos de conflictos mineros es alarmante, no solo porque refleja un impacto negativo para la producción cuprífera, las exportaciones y la economía regional y nacional, sino, generan una gran incertidumbre entre los trabajadores de las empresas mineras, que ven peligrar sus puestos de trabajo ante el permanente clima de hostilidad que sufren las empresas mineras y otros proyectos mineros que se encuentran en plena ejecución, al margen que daña la imagen del  Perú como país minero a puertas de inaugurarse la feria más importante de la minería mundial Perumin 35, en la que el Perú es país anfitrión.

Esta clase de protestas se ha convertido en una especie de protestas cíclicas, donde hacen pedidos y exigen tomar acuerdos desproporcionados, fuera de la razón y de índoles políticas, aprovechando la coyuntura electoral trasladan las protestas a otras unidades mineras, como lo producido hace días atrás en la provincia de Islay, en el valle de Tambo, Arequipa, donde bloquearon las carreteras en protesta por la autorización que dio la Autoridad Nacional del Agua. ANA, a que la empresa Quellaveco utilice el uso del recurso hídrico para sus operaciones mineras, que ya debe iniciar su explotación al cien por ciento en Moquegua.

Al respecto, la SNMPE, ha señalado que estas medidas de fuerza son ejecutadas por parte de grupos minoritarios de pobladores del Valle del Tambo, ya que la mayoría lo considera que son injustificadas, pues el proyecto Quellaveco no le restará agua al valle ni a la cuenca del río Tambo, porque la mina utilizará para su futura operación recursos hídricos que provienen de fuentes mineralizadas y naturalmente no son aptas para el consumo humano, además de utilizar aguas de lluvias almacenadas en una presa. Cabe recordar que, la licencia de agua para la operación de Quellaveco, otorgada por la ANA, es producto de un proceso transparente que se inició en el año 2008 que señala que no se afectará la disposición de agua para la población y la agricultura en la cuenca del Tambo.

AUTORIDADES DEL GOBIERNO DEBEN INTERVENIR

De otro lado, la SNMPE exhorta a los grupos de pobladores de Espinar y el Valle del Tambo a dejar de lado actitudes intransigentes reñidas con la ley; y hacen un llamado a las autoridades a garantizar el orden interno y el libre tránsito, velando por la salud e integridad de los ciudadanos y trabajadores, apostando todos por un diálogo constructivo, sin violencia y con información veraz. Esta exhortación tuvo efectos en los comuneros de Espinar, quienes decidieron dar una tregua al gobierno, levantando el bloqueo de vehículos que ya permiten el libre tránsito de vehículos pesados. En hora buena que sea así, ya que al parecer no miden la dimensión del daño que hacen al país, teniendo en cuenta que hoy por hoy, la Inversión minera acumulada en exploración registró más de US$226 millones.

De acuerdo a informaciones del MINEM, la inversión minera acumulada en el apartado estadístico Exploración, en el séptimo mes de 2022, o sea en julio pasado, ascendió a más de US$226 millones, lo que significa un aumento de 39.4% respecto a lo registrado en similar periodo del año anterior, que solo alcanzó a US$162 millones. Este comportamiento ratifica que este rubro es el eslabón más importante de la actividad minera en el país, pues permite descubrir nuevos yacimientos y extiende la vida útil de las minas que se encuentran en operación, además de contribuir en la captación de grandes inversiones para dinamizar la economía nacional y mantener la tradición minera del Perú a nivel mundial.

Con estas expectativas es inaceptable que se den cualquier clase de medidas de fuerza que vayan en contra los intereses nacionales y del empresariado privado, en precisos momentos en que el Perú como país anfitrión de la feria minera más importante del mundo va recibir a empresarios de otros países mineros que nos traen nuevas propuestas con nuevas tecnologías. El gobierno debe garantizar la paz social en el país, sobre todo, en el sector minero empresarial que se mostrará en la feria minera Perumin 35 que organiza el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú. (IIMP).

Análisis & Opinión

CORONAVIRUS

error: Diario La Prensa Regional