- Clasificados -

Cifras del MEF: ‘Jamocho’ Rodríguez, invirtió más que ‘lagarto’ Vizcarra y ‘zurdo’ Cuevas

POR: MIGUEL CÉSPEDES RODRÍGUEZ   

Ampliamos el análisis de las últimas gestiones en la administración del Gobierno Regional de Moquegua y advertimos que, de acuerdo a la base de datos del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) Jaime Rodríguez Villanueva -Jamocho- fue más efectivo en la inversión pública. Si usted logra la división de lo gestionado y ejecutado por cada periodo (cuatro años) va encontrar cuán efectivo es la ejecución presupuestal de las inversiones.  Así en los tres periodos de análisis Jamocho Rodríguez fue más efectivo que el ex gobernador Martin Vizcarra denominado “lagarto” en el libro de Carlos Paredes.

Estas son las cifras. Entre el año 2011 al 2014, periodo de Vizcarra, se ejecutó el 76% de lo programado en obras. Mientras que en el periodo 2015 al 2018, de Jaime Rodríguez, la ejecución fue del 79%, casi 80%. Y en la del “zurdo” Zenón Cuevas Pare solo llega al 67% y estamos seguros que no va superar el ranking de los anteriores.

En términos absolutos Vizcarra invirtió en cuatro años 704 millones de soles, Jaime Rodríguez 723 millones de soles y Zenón Cuevas va por los 535 millones de soles. Así Jamocho superó a Vizcarra en 19 millones y va superando a Cuevas en 188 millones de soles en inversiones. Si algo tienen que decir aquellos, la respuesta es, “vayan a llorar al rio”.

En términos absolutos la gestión por recursos empata a Vizcarra y Jamocho, pero ya se sabe que Jaime gana en ejecución. Y en relación a Cuevas, Jaime lo supera en 121 millones de soles. Jamocho trajo más dinero para Moquegua.

Han pasado los años y la historia en cifras del MEF narra que el gobernador regional Jaime Rodríguez logró fuerte inversión en obras para Moquegua. Mejor que la gestión de Vizcarra y la gestión de Zenón Cuevas.

En campaña Cuevas se jactaba de ser un hombre honesto, que trabajaría en favor de los más pobres.  No invertir o dejar de invertir por negligencia o con intención o por esperar a la corrupción, es atentar contra los más pobres y los ciudadanos que quieren calidad de vida.

Hoy se demuestra que esa frase “lucho por los pobres” es verborrea de callejón. Están pasando los cuatro años y solo demuestra que tiene limitaciones en gestión, limitaciones en ejecución del gasto, limitaciones en trabajar para los más pobres.

Queda al desnudo que solo fue “señor mentira” para ganar votos y saciar sus ansias de poder y complacencia personal.  Si pensaba pasar a la historia solo queda los retazos de una izquierda poco eficiente, con graves indicios de corrupción.

Análisis & Opinión

CORONAVIRUS

error: Diario La Prensa Regional