Y hasta ahora… nada: Minera Aruntani recibió 21 sanciones del OEFA

En el 2018, el OEFA sanciona ocho veces a Aruntani, siendo la mayoría por infracciones de adopción de medidas de previsión y control ambiental.

POR: JURY BAYLÓN DELGADO    

Un amplio informe publicado en los últimos días por el portal web de periodismo de investigación Convoca.pe, dio cuenta que la minera Aruntani fue sancionada 21 veces por el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) por daños ambientales en la cuenca alta del río Tambo en Arequipa y Coralaque en Moquegua, contaminando sus aguas con efluentes con alta carga de metales pesados de la operación minera en la unidad Florencia-Tucari, que no solo afecta la agricultura sino a la población de la provincia de Islay que extrae agua del Tambo para el consumo humano.

DESDE EL 2011

Desde el año 2011, si no con más anticipación, se reportaron las primeras sanciones del OEFA a la minera Aruntani por exceder los límites máximos permisibles de emisiones en la operación de la unidad Florencia-Tucari.

Desde ese año, el organismo fiscalizador ha impuesto sanciones a la minera 21 veces, solo por las operaciones en esta unidad, sin que hasta el momento se haya evidenciado en la realidad acciones de mitigación efectivas, a pesar de una serie de decretos supremos del Gobierno de declaratoria de emergencia de la cuenca del río Tambo por contaminación.

CINCO EN EL 2012

En el año 2012 se sanciona cinco veces a la empresa por no contar con equipos o sistemas de tratamientos comprometidos en su Instrumento de Gestión Ambiental (IGA).

TRES EN EL 2016

En el 2016, se le impone tres sanciones, por emergencias ambientales; actividades, componentes y/o equipos no declarados y compromisos y/o normas ambientales simples.

OCHO EN EL 2018

En el 2018, el OEFA sanciona ocho veces a Aruntani, siendo la mayoría por infracciones de adopción de medidas de previsión y control ambiental.

CUATRO EN EL 2019

Y, hasta ahora, en el 2019, el organismo adscrito al Ministerio del Ambiente, emitió cuatro resoluciones de sanción, siendo las principales por eficacia de la fiscalización.

Es importante precisar que muchas de estas sanciones fueron impuestas luego de haberse realizado los monitoreos respectivos.

ESTUDIOS EN EL 2021

Este año, el Gobierno Regional de Arequipa (GRA) realizó un estudio sobre la calidad del agua en las cuencas afectadas por la minera Aruntani, ello fue base para que el Gobierno Central declare en emergencia a distritos de la provincia de Islay. Allí se pudo evidenciar que el agua captada para el consumo humano contenía arsénico, boro y sodio los cuales excedían los niveles máximos establecidos por la autoridad.

Alfonso Mamani, encargado del Centro de Operaciones de Emergencia Regional (COER) del GRA, anunció que las autoridades están viendo la forma estratégica de intervención en las zonas contaminadas, no obstante, fue enfático en indicar que primero hay que parar la contaminación.

El pasado marzo, un informe técnico de la Autoridad Administrativa del Agua Caplina-Ocoña concluyó que, en las cuencas de los ríos Tambo y Coralaque, existían 42 fuentes contaminantes, 13 de las cuales eran afloramientos dentro de la unidad minera Florencia- Tucari.

En julio último, el Ministerio de Energía y Minas delegó a la empresa Activos Mineros que inicie la mitigación de la contaminación causada por la operación de la unidad minera. Esta gestión aún no se habría visto concretada, pues, al parecer, no todos los actores afectados habrían participado para su ejecución.

Se sabe que el próximo mes de noviembre se iniciaría un proceso judicial en contra de representantes de la minera por el presunto delito de contaminación ambiental.

APATÍA E INDIFERENCIA

Finalmente, tantas sanciones desde hace más de 10 años, numerosos decretos del gobierno declarando en emergencia al Tambo, autoridades que velan más por sus intereses políticos que colectivos, dirigentes que convenientemente actúan por su lado minimizando el tema y gran parte de la población que es indolente al tema, no lleva a buen resultado. Mientras tanto, pocos seremos conscientes que Islay es una de las pocas provincias del país donde tomar agua, mata.

Lo Último

ANÁLISIS Y OPINIÓN