La ministra del Ambiente, Lucía Ruíz, retornará mañana jueves 22 de agosto a la ciudad de Moquegua para reunirse con autoridades locales del centro poblado de Tumilaca, con la finalidad de buscar soluciones a los asuntos socioambientales que están preocupando a pobladores de dicha jurisdicción a consecuencia de las actividades del proyecto minero Quellaveco.

Este fue uno de los acuerdos a los que se llegó el lunes tras la reunión sostenida con los ministros del Ambiente, Lucía Ruíz; de Energía y Minas, Francisco Ísmodes; de Salud, Zulema Tomás; y de Vivienda, Construcción y Saneamiento, Miguel Estrada quienes escucharon los pedidos y propuestas de los pobladores.

Como parte de los acuerdos se estableció una tregua de tránsito durante 72 horas hasta el regreso de la titular del sector Ambiente junto al ministro de Energía y Minas, Francisco Ísmodes, a la localidad este jueves 22 de agosto, con el objetivo de conformar una Comisión Mixta Tripartita para verificar en el lugar y con los pobladores, sus preocupaciones, y buscar soluciones conjuntas.

En este marco, la titular del sector Ambiente destacó el trabajo de las juntas de usuarios y las acciones del Gobierno a fin de asegurar agua de calidad para la población. “Necesitamos buscar soluciones a las brechas en agua, saneamiento y salud”, afirmó. Añadió que las acciones que se promueven tienen un enfoque de desarrollo integral para la región.

En esta línea, remarcó la voluntad de diálogo por parte de la comunidad de Tumilaca y el trabajo en equipo por parte del Ejecutivo para tener en cuenta las necesidades de la localidad “No se deben permitir errores que afecten a la población”, sostuvo.

Asimismo, hizo referencia a las acciones que han ejecutado su Sector en cuanto a la actividad minera. En esa línea, recordó que se han paralizado las actividades donde se realizaba minería de forma inadecuada, citando el caso particular de las minas Florencia-Tucari y Arasi.

Por su parte, el ministro de Energía, Francisco Ismodes, subrayó que es una política del Gobierno escuchar a la población y no se permitirá que la actividad minera genere contaminación y afecte otras actividades. “El cuidado ambiental y de la salud no se negocia”, remarcó.

Así también anunció que se va a formar una comisión representada por las autoridades de los sectores involucrados, estableciendo fechas para visitar la zona de impacto correspondiente y se tomarán las acciones para evitar algún tipo de perjuicio a la agricultura.