- Clasificados -

Presidente de la Comisión Organizadora de la UNAM rechaza presuntas irregularidades en pagos por subvención 

La posición de la Contraloría es respetable, pero “no es la última palabra” para establecer una sanción. Presunta irregularidad deberá dilucidarse en las instancias competentes para ver quien tiene la razón.

Tras el informe Nro. 007 emitido por la Contraloría General de la República sobre una aprobación de subvención económica por responsabilidad y productividad otorgada a docentes universitarios y administrativos de la Universidad Nacional de Moquegua (UNAM), lo cual ha generado un perjuicio económico de 287,189.90 soles, el Dr. Washington Zeballos Gámez, presidente de la Comisión Organizadora, manifestó que este pago lo hacen todas las universidades públicas del Perú desde hace muchas décadas.

Aseguró que en su gestión no se implementó la subvención, porque cuando asumió el cargo encontró una directiva aprobada y ya se estaban haciendo los pagos anteriormente.

“Lo único que se ha hecho en este periodo, es continuar con las retribuciones que se hace para compensar de alguna manera el trabajo adicional que cumplen los profesores universitarios que asumen cargos directivos”, expresó.

Consideró como un acto de justicia que se hace a los docentes que tienen que dedicar mayor tiempo a la labor que desarrollan.

Zeballos, aseguró que la Comisión Organizadora no ha recibido ni un sol por concepto para la subvención y que la Contraloría debe recibir los informes pertinentes de las instituciones, antes de emitir alguna resolución.

Aclaró que las subvenciones se financian con Recursos Directamente Recaudados por la universidad. Además, la norma establece que los ingresos generados por los centros de producción pueden ser utilizados para el pago de retribuciones, las cuales no deben tener carácter de remunerativo pensionable, ni debe constituir para el cálculo o reajuste de beneficio, asignación o entrega alguna.

“La disposición autoriza a las universidades públicas a utilizar los excedentes que hubieran de ingresos generados por sus centros de producción para pagar las retribuciones”, refirió.

Los pagos que se han hecho, se aprueban presupuestalmente y están programados anualmente en el Presupuesto Institucional de Apertura de la universidad, lo cual se informa y nunca se ha recibido una observación, añadió.

Análisis & Opinión

CORONAVIRUS

error: Diario La Prensa Regional