No existe evidencia de que el cadáver de un paciente Covid -19 sea infeccioso

La Gerencia Regional de Salud ante las dudas de la población sobre cómo manejar los cuerpos de los fallecidos por Covid-19 o incluso de los casos sospechosos, informó que la Organización Mundial de la Salud (OMS), estipula que no existe evidencia de que el cadáver de un paciente fallecido por Covid-19 sea Infeccioso cuando se tiene los cuidados necesarios y se practican los manejos correctos.

“Solo pueden ser los pulmones de los pacientes con gripe pandémica si se manipulan de manera incorrecta durante una autopsia. De otro modo, los cadáveres no transmiten enfermedades” se indica en el documento técnico “Orientación para la prevención y control de infecciones para la gestión segura de cadáveres en el contexto de la Covid-19”.

EN TUMBA O NICHO

El Dr. Mauricio D. Postigo MacDowall, médico anátomo – patólogo y presidente de la Asociación Peruana de Patólogos, filial Arequipa, dijo que con respecto al manejo final de cadáver, los cuerpos pueden ser enterrados o incinerados. “Según la directiva nacional, el entierro puede ser en tierra o nicho, por lo que pueden ser enterrados en cualquier cementerio de la ciudad, el cuidado del personal de atención de salud y del servicio funerario debe ser prioridad en cuanto a las medidas de bioseguridad”.

EPP

Es importante disponer de los suministros necesarios de equipos de protección personal (EPP). El personal encargado de preparar el cadáver (por ejemplo, lavarlo, peinarlo, cortarle las uñas o afeitarlo) debe tener cumplir con todos los protocolos (guantes, bata impermeable desechable, mascarilla médica, protección ocular, manifestó el especialista.

ÚLTIMO ADIÓS

Asimismo, enfatizó que, si la familia desea ver el cuerpo, puedo hacerlo siempre que respete en todo momento los protocolos normalizados, en particular el lavado de manos. En ningún momento deben tocar o besar el cadáver. Los adultos mayores de 60 años y las personas inmunodeprimidas no deben interactuar directamente con el cadáver.

Lo Último

ANÁLISIS Y OPINIÓN