Las tan apreciadas pantallas [Parte III]

POR: ANGÉLICA ESPINOZA ORTIZ    

Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) o sin hiperactividad (TDA). Si tu hijo(a), algún familiar o amigo(a) está teniendo dificultad para dirigir y controlar su atención y mantenerla, e inclusive no puede mantenerse sentado(a), seguir indicaciones y recibes reportes de las instituciones donde participa; entonces es hora de ponernos manos a la acción.

Definitivamente hay dos especialistas que deben evaluar principalmente este diagnóstico o simplemente descartarlo: el neuropediatra y el psicólogo(a) clínico. Ahora te daré algunas indicaciones que no solo ayudarán a las personas con estas características, sino también a aquellos que pueden tener solo algunos síntomas. Estas indicaciones pueden disminuir secuelas y fortalecer nuevos hábitos.

Uso de celular o pantallas: De acuerdo a la edad, los niños menores de 5 años no deben usar pantallas. Después de esta edad, la cantidad de tiempo debe fluctuar entre 20 y 60 minutos.

Descanso: Un buen descanso no es solo completar la cantidad de horas, sino que debe iniciarse a una hora adecuada entre las 7 pm y 11 pm, dependiendo de la edad. Deben evitarse todo tipo de pantallas antes de dormir, y la habitación debe ser lo más oscura posible. En el caso de los niños y niñas que están aprendiendo a dormir solos y desean usar lámparas, estas deben ser súper bajas y situadas en la puerta de acceso. No deben dormir con ropas ajustadas o incómodas, y la habitación debe tener buena ventilación.

Alimentación: Debe ser verificada por una nutricionista que permita establecer mejor la sensibilidad de cada integrante.

Es necesario pasar por los especialistas para poder así ayudar de una manera más efectiva y seguir las indicaciones que se les brinda. Te garantizo que, si sigues estas indicaciones, tendrás una mejora positiva en tu hogar y, a la vez, otras secuelas positivas en diferentes aspectos como la atención y concentración en el trabajo, en los estudios universitarios, técnicos u otros, y, sobre todo, en las relaciones familiares que mejorarán significativamente. O simplemente no hacerlo y seguir tal cual está todo, y aún con la tensión que empeorará cada vez más hasta ser insostenible.

¡Siempre tienes dos opciones en tu vida!, así que, ¡tú decides!

Lo Último

Análisis & Opinión