La mujer en la minería

En los últimos años la mujer ha logrado un empoderamiento sin precedentes: su presencia ya es notoria en los puestos más importantes y elevados de la industria… En minería, la participación de la mujer también ha tenido un importante crecimiento, tanto en las labores operativas de campo como en posiciones de toma de decisiones.

POR: JOSÉ J. GUERRERO     

Este 8 de marzo el mundo conmemora el “Día de la Mujer” que recuerda la lucha de las mujeres del mundo por su participación dentro de la sociedad y ser reconocidas como personas y seres humanos. La fecha, originalmente conocida como “Día Internacional de la Mujer Trabajadora” desde 1910 siendo institucionalizado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en 1975, como “Día Internacional de la Mujer”.

MUJERES EN MINERÍA

Uno de los grandes retos que aún enfrenta la industria minera es la inclusión de la mujer en los distintos niveles de una operación, incluyendo puestos de mayor responsabilidad, gerencial y operacional, y de estrategia con un enfoque de igualdad de oportunidades.

Por siglos la industria minera estuvo integrada sólo por hombres, ¿sabes por qué? Porque existía una restricción a que ellas ingresaran a los yacimientos, por ley y por creencias. Recordemos que desde tiempos precoloniales, y hasta no hace mucho, ha sido creencia común – sobre todo en países andinos como Colombia, Perú, Bolivia y Argentina – de que   las mujeres “traían mala suerte” y que la tierra, mejor dicho “la mina”, se ponía celosa de tener a otra mujer en su interior, por lo cual se vengaba causando haciendo difícil el hallazgo de la continuación de una veta de mineral, la ausencia o desaparición de esta, hasta la ocurrencia de accidentes mortales al interior del socavón.

En los últimos años la mujer ha logrado un empoderamiento sin precedentes: su presencia ya es notoria en los puestos más importantes y elevados de la industria. Su figura, en la actualidad, se ubica en la palestra del liderazgo internacional. Estamos, sin alguna duda, en la era en que ellas ocupan los más altos cargos. Desde gerentes en las empresas más importantes hasta el liderazgo en la política, la figura de la mujer se ha ganado un meritorio puesto en la sociedad moderna. El número de profesionales ha crecido, al igual que el número de entusiastas estudiantes en las aulas universitarias

En minería, la participación de la mujer también ha tenido un importante crecimiento, tanto en las labores operativas de campo como en posiciones de toma de decisiones. Adicionalmente, la posición comunitaria ha sido favorable a que la participación de las mujeres en minería sea cada vez mayor. Esto se debe al proceso de diálogo y relacionamiento que se llevó a cabo para encontrar un punto equilibrado hacia una actividad minera que no discrimine por género.

A octubre del 2020, se calcula que las mujeres mineras en Perú representan 6.87% en la mediana y gran minería, 7.17% en la pequeña minería, y 9.62% en la minería artesanal. Además, las mujeres en minería representan 21.6% en la administración, 12.1% en gerencia, 5.1% en operaciones generales, y 3.3% en planta.

Hoy es posible ver mujeres realizando labores que antes se consideraban exclusivos de los hombres. Encontramos a personal femenino operando, de manera eficiente, distinta y pesada maquinaria minera, además de cargos en la exploración geológica en la búsqueda de reservas; en la explotación minera y en el procesamiento y beneficio de minerales; además de puestos relacionados con temas ambientales y en el relacionamiento con las comunidades.

Una de las razones más importantes a tener en cuenta para incrementar la participación de la mujer en minería es la motivación; además la presencia de personal femenino también significa una buena imagen y reputación para la empresa lo que redituará en una mayor valoración positiva de la compañía por parte de la sociedad.

MUJERES MOQUEGUANAS EN MINERÍA

En los últimos años, en Moquegua, la “tierra del sol radiante”, con la construcción de la mina de cobre Quellaveco por parte de Anglo American, la industria minera ha llegado para brindar su aporte a la región, y dentro de este contexto destaca la participación de la mujer moqueguana.

Ello nos trae a la mente la trayectoria y desempeño profesional de la doctora Maribel Pacheco Centeno, Coordinador Senior de Gestión Socioambiental de AngloAmerican Quellaveco, y participe de la “Agenda Mujer en Contextos Mineros” organizado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y conversamos con ella para conocer su percepción y qué ha significado para ella trabajar en minería. Esbozando una enorme sonrisa nos responde de manera contundente que “para mí es un orgullo ser mujer de la minería porque me permite ser partícipe del desarrollo de mi región y del país”.

Agrega Pacheco que acceder a laborar en una empresa minera le ha permitido romper mitos, pues hasta hace unos años era imposible que una mujer trabaje directamente en operaciones mineras, por temas de cultura y creencias. En ese sentido, se busca que la mujer alcance mayores puestos de responsabilidad y estrategia para el desarrollo con un enfoque de igualdad de oportunidades. Y creo que lo hemos demostrado asumiendo retos y cumpliendo con las responsabilidades que el mundo nos presenta, tan igual que nuestros colegas varones.

Maribel Pacheco Centeno, AngloAmerican Quellaveco.

Lo Último

ANÁLISIS Y OPINIÓN