18.5 C
Ilo
20.6 C
Moquegua
26.8 C
Omate
19 C
Arequipa
16.2 C
Mollendo
12 julio, 2024 12:55 pm

¿La gobernadora percibe la noción en el derecho, respeto al equilibrio de poderes?

POR: DR. PHD JAVIER FLORES AROCUTIPA     

Se ha evidenciado que, por tercera ocasión, la gobernadora regional de Moquegua, Gilia Ninfa Gutiérrez Ayala no ha atendido la solicitud del Consejo Regional, para que explique sobre las denuncias de presunta corrupción publicadas por este Diario.

Esta actitud pone de manifiesto una falta de respeto hacia el Consejo y desentendimiento de los principios de equilibrio y separación de poderes. Pareciera que estamos ante una tendencia autocrática en la que se busca que un solo poder prevalezca sobre los demás, en este caso, sobre el Consejo Regional.

La decisión de no atender las convocatorias del Consejo es una clara señal de que la democracia, la justicia y los derechos fundamentales no son prioridades en su agenda. Desde tiempos de la antigua Grecia, la historia nos ha enseñado la importancia del respeto y el equilibrio entre los poderes, en la búsqueda sobre todo de la defensa de los derechos fundamentales.

En la antigua Grecia, Aristóteles, en su obra «La Política», habló de tres elementos del estado: la asamblea deliberativa, los funcionarios y el sistema judicial. Aunque no articuló explícitamente la noción de separación de poderes, identificó claramente las diferentes funciones del gobierno.

Durante la República Romana, existía una división de responsabilidades entre diferentes cargos y asambleas, lo que puede interpretarse como una forma rudimentaria de separación de poderes.

John Locke (1632-1704): En su «Segundo Tratado sobre el Gobierno Civil» (1689), Locke propuso una separación del poder legislativo del ejecutivo. Argumentó que, aunque ambos poderes deben ser separados, deben actuar de manera interdependiente para evitar abusos.

El Barón de Montesquieu (1689-1755) en su obra «El Espíritu de las Leyes» (1748), desarrolló más completamente la idea de la separación de poderes. Propuso una división tripartita del poder: legislativo, ejecutivo y judicial. Argumentó que esta separación es esencial para preservar la libertad y prevenir el abuso del poder por parte de cualquier rama del gobierno.

La Constitución de Estados Unidos de 1787, incorporaron explícitamente la separación de poderes en la estructura del nuevo gobierno.

La Revolución Francesa (1789-1799) tuvo una influencia significativa en la forma en que se conceptualizó y se aplicó la idea del equilibrio de poderes. Aunque el concepto ya había sido formulado y discutido por filósofos como Montesquieu antes de la Revolución, este período turbulento sirvió para subrayar la necesidad de una adecuada separación y equilibrio de los poderes del Estado.

Con la Revolución Francesa se consolidó la idea de la separación de poderes y la estableció como un principio fundamental para cualquier gobierno que buscara legitimidad. Sin embargo, las complejidades y desafíos de la Revolución también demostraron cuán difícil puede ser mantener un equilibrio de poderes en la práctica, especialmente en tiempos de agitación política intensa.

COLOFÓN

En el mundo los países donde más se respeta el equilibrio de poderes es Dinamarca, Noruega, Finlandia, luego le sigue EE. UU, Francia, España, y luego más abajo están los países latinoamericanos entre ellos Chile, Perú, Bolivia, Venezuela etc. puede afirmar que donde no hay equilibrio de poderes entonces la democracia, la libertad y la justicia son muy escasos.

Ojalá los jefes de pliego subnacionales aprenden a respetar a sus consejos regionales o municipales, la perspectiva seria otra.

Análisis & Opinión