- Clasificados -

La elección del presidente José Pardo en 1904 y los diputados de Moquegua

POR: MIGUEL ARTURO SEMINARIO OJEDA (DIRECTOR DEL MUSEO ELECTORAL Y DE LA DEMOCRACIA DE LA DNEF DEL JURADO NACIONAL DE ELECCIONES)    

El 13 de junio de 1903, falleció, sin haber jurado el cargo el primer vicepresidente Lino Alarco, quien había competido por ese cargo, en las elecciones del 25 de mayo, que dieron como ganador a Manuel Candamo, presidente del Partido Civil, quien ejerció su gobierno desde el 8 de septiembre de 1903; Alarco había sido alcalde de Lima, en 1876.

Como al poco tiempo, en mayo de 1904 falleció el presidente Candamo, le sucedió el segundo vicepresidente, Serapio Calderón, quien convocó a elecciones para elegir a su sucesor, que fue José Pardo, tras cuyo triunfo, Serapio Calderón continuó en el ejercicio de su cargo de segundo vicepresidente.

El 8 de junio de 1904 Ante la convocatoria a elecciones presidenciales, el Centro Político Profesional, lanzó la candidatura de José Pardo y Barreda. El Centro Político Profesional estaba conformado por jóvenes graduados en la Universidad de San Marcos, y se desempeñaba como su presidente Plácido Jiménez. La candidatura de Pardo fue oficializada por la Asamblea Civilista, el 12 de junio, junto con la de José Salvador Cavero para primer vicepresidente.

Cuatro días después, el 12 de junio se proclamaron ambas candidaturas, tanto por los militantes del Partido Civil de José Pardo, en asamblea presidida por Cesáreo Chacaltana; como por los militantes del Partido Constitucional de Andrés Avelino Cáceres, al que pertenecía Salvador Cavero.

El año anterior, el 19 de junio de 1903, la Coalición Demócrata-Liberal proclamó la candidatura de Nicolás de Piérola, para el proceso electoral que se había convocado, una vez más recrudecía la lucha de los demócratas y los civilistas; y el 26 de junio del año siguiente hicieron una gran manifestación alrededor de la candidatura de su líder, en un acto en el que participó la popular “Martha la cantinera”.

Por su parte, desde el Partido Liberal de Augusto Durand Maldonado, se procuró juntar a todos los adversarios de la unión Civil-Constitucional, entre ellos a los pierolistas. Por su parte el futuro presidente del Perú, Guillermo Billinghurst, tampoco apoyó la candidatura de José Pardo, haciendo graves acusaciones a su progenitor y ex presidente Manuel Pardo, señalando que se cometería un grave error si se entregaba el mando del país a su hijo.

Así estaba la situación, cuando de los 146,990 ciudadanos inscritos en los Registros Electorales de la República, sufragaron 97,719, como lo manifiesta el historiador Jorge Basadre. En el cómputo se señaló que 96,430 fueron los votos a favor de José Pardo y 96,190 eran por Salvador Cavero.

Pese a las protestas de Joaquín Capelo y de Aurelio Sousa, que propusieron la nulidad del proceso, aduciendo irregularidades, los ganadores fueron proclamados como tales, el candidato presidencial ganador, contaba entonces con 40 años.

Durante el gobierno de José Pardo, fue senador por Moquegua Manuel C. Barrios médico y político que estuvo dentro de la dirigencia del Partido Civil. Tuvo una larga trayectoria en ese cargo, representando como tal a Moquegua casi por 20 años, entre 1899 y 1918. Sería además Ministro de Fomento y Obras Públicas, y presidió en senado en varias oportunidades: 1906-1908 y años después, de 1915 a 1916.

Fueron diputados durante la presidencia de José Pardo y Barreda, Mariano A. Becerra, y Armando José Vélez, cuyas familias habían estado ligadas al protagonismo político regional, y en la representación política nacional.

Análisis & Opinión

ANÁLISIS Y OPINIÓN

error: Diario La Prensa Regional