- Clasificados -

La batalla de Matará: libres por la voluntad de los pueblos

La poco difundida batalla de Matará fue un enfrentamiento militar del 27 de enero de 1815, es uno de los episodios de la rebelión de Cusco, entre los patriotas de José Gabriel Béjar y las realistas de Vicente González, con el triunfo de estos.

POR: MIGUEL ARTURO SEMINARIO OJEDA (DIRECTOR DEL MUSEO ELECTORAL Y DE LA DEMOCRACIA DEL JURADO NACIONAL DE ELECCIONES)   

Las reflexiones por el Bicentenario de la Proclamación de la Independencia del Perú, han llevado a los peruanos a responderse una vez más, que la independencia nacional fue un compromiso de la voluntad de los peruanos y de las peruanas, para obtener la libertad de su patria, en una lucha empezada antes de 1821.

Hay una gran cantidad de libros sobre el protagonismo de nuestros compatriotas, desde antes del año de la proclamación nacional de la independencia, de esos intentos de libertad, que no se reducen a Juan Santos Atahualpa, Túpac Amaru y Mateo Pumacahua, las expresiones por la libertad son muchas, y quizá actualmente se están difundiendo con más fuerza que en el Sesquicentenario de 1971.

La batalla de Umachiri de 1815, es una de las más conocidas por los peruanos, y no sucede lo mismo con la batalla de Matará, protagonizada el mismo año, quizá porque tras Umachiri se produjo la muerte de Mariano Melgar y de Mateo Pumacahua, dos peruanos muy mencionados y popularizados en la historia nacional.

La poco difundida batalla de Matará fue un enfrentamiento militar del 27 de enero de 1815, es uno de los episodios de la rebelión de Cusco, entre los patriotas de José Gabriel Béjar y las realistas de Vicente González, con el triunfo de estos. Refiriéndose a esta rebelión, el historiador José Tamayo Herrera, sostiene que fue en Cusco donde se proclamó por primera vez la independencia del Perú.

Después de los sucesos de 1814 en Huanta y Huamanga, los patriotas Manuel Hurtado de Mendoza y José Gabriel Béjar dejaron Huamanga. El 4 de octubre de 1814, el teniente coronel realista González y sus hombres entraron en la villa, y a principios de 1815 se pusieron a la ofensiva, contando con un refuerzo de 100 soldados y 2 cañones del regimiento Real de Lima.

Por su parte, Hurtado de Mendoza y Béjar, tras reclutar soldados entre la población nativa de Andahuaylas, salieron victoriosos en Tinta contra los realistas, y al enterarse el virrey Abascal ordenó que fueran a batirlos. Vicente González salió de Huamanga el 22 de enero, el día anterior los patriotas vencieron a los realistas en Tambo (Huanta), y siguieron acosándolos en sus avanzadas, haciéndoles notar que defenderían a su patria con sangre. Por su parte, los guerrilleros patriotas tuvieron bajas.

Los realistas avanzaron hasta la hacienda Matará. González estaba tentando a los patriotas para los ataques, a partir de un plan preconcebido. En la tarde del 27 de enero, Béjar y Hurtado de Mendoza llegaron a la hacienda hasta tomar posesión del promontorio conocido como Castillo del Inca, en Matará,

El plan de Gonzáles funcionó, y se inició el combate. Los patriotas resistieron aguerridamente hora y media, tras lo que se retiraron sin orden, en pánico, habían luchado por la libertad del Perú, pero pudo más la superioridad de las armas de los realistas, mientras que los vencidos fueron perseguidos hasta la noche, cubriéndose el campo de cadáveres.

Las bajas realistas fueron muy pocas, y tras su victoria, tomaron la artillería, fusiles, pólvora y municiones de los patriotas que se refugiaron en Andahuaylas, recomponiendo sus fuerzas para intentar una nueva ofensiva, teniendo en cuenta el apoyo de los patriotas de Abancay, mientras los realistas tomaban medidas drásticas, como el incendiar poblaciones identificadas con el ideal patrio.

Acciones como esta, son la evidencia del amor por la libertad de los peruanos, y que la independencia se logró por la voluntad general de los pueblos del Perú, con entrega de vidas y de bienes, y con capítulos de victorias y de derrotas como la de Matará, que nunca fueron un límite para seguir luchando por la libertad y la independencia.

Análisis & Opinión

CORONAVIRUS

error: Diario La Prensa Regional