16.2 C
Ilo
19.1 C
Moquegua
23.9 C
Omate
19 C
Arequipa
15.2 C
Mollendo
21 julio, 2024 6:41 pm

José Carlos Mariátegui

En un artículo anterior, publicado en este diario, señalamos que su padre fue Julio César Chocano del Solar, afirmación sustentada en un reiterado examen de ADN realizado por los descendientes de J. C. Mariátegui y de los Chocano, tal como lo explicamos y que no da lugar a dudas.

POR: GUSTAVO VALCÁRCEL SALAS

Nuestro paisano José Carlos Mariátegui nació el 14 de junio de 1894, hace 130 años, y falleció en la ciudad de Lima bastante joven, de apenas 36 años.

En un artículo anterior, publicado en este diario, señalamos que su padre fue Julio César Chocano del Solar, afirmación sustentada en un reiterado examen de ADN realizado por los descendientes de J. C. Mariátegui y de los Chocano, tal como lo explicamos y que no da lugar a dudas.

Es el moqueguano universal, considerado como uno de los ideólogos más notables de Latinoamérica.

A temprana edad empieza a publicar sus primeros artículos. Fueron sus innatas inquietudes las que le despiertan pasión por la lectura, acompañadas de su aguda inteligencia las que lo llevaron a alternar con los principales actores del periodismo limeño y con personajes como Abraham Valdelomar y su grupo, conocido con el nombre de “Colónida”, que era el de la revista que publicaban, de una importancia cultural y estética que marca una época.

Bajo el influjo de este extraordinario literato, se convierte en un destacado periodista costumbrista; inicialmente fue un escritor bohemio al que no le eran ajenos los versos, la crítica teatral, artística, literaria, hípica, los cuentos, la crónica… Se comprometió con los problemas sociales, que se hicieron más marcados cuando apoyó la Reforma Universitaria de 1919, desde el diario La Razón que él dirigía, movimiento que tuvo como uno de sus principales líderes al moqueguano Manuel G. Abastos, estudiante sanmarquino de Derecho; época en la que alterna con Armando Herrera, también nuestro paisano, que fue sobrino carnal de Baltazar Higino Herrera rector del Colegio Nacional de La Libertad en 1893.

Por sus severas críticas al gobierno, Mariátegui fue enviado a Italia. Permaneció tres años en Europa, viajando, estudiando y comprometiéndose con la realidad social de su época. Aprendió el italiano, francés y alemán y se familiarizó con la literatura publicada en estas lenguas.

Retornó al Perú convertido en un marxista que se define como “un socialista convicto y confeso, de una filiación y de una fe”. En 1924, cuando tenía treinta años, su salud se resquebraja y pierde una pierna, termina confinado en una silla de ruedas, sin que disminuya su entusiasmo batallador ni su admirable lucidez. 

En 1926 funda la revista Amauta, una de las más importantes del continente, en la que colaboraron los intelectuales más ilustres del país y del continente, convirtiéndola en tribuna desde la que se difundían ideas de avanzada, contribuyendo a enriquecer y modernizar la cultura nacional. Publica su célebre “Siete ensayos de interpretación de la realidad peruana”, el primer examen lúcido, integral de la coyuntura política, social, económica y cultural del país desde un punto de vista marxista.

Su muerte, ocurrida a los 36 años, interrumpió una trayectoria intelectual fecunda y de gran proyección latinoamericana y mundial. En el país, así como en el extranjero, aún se siguen publicando artículos nuevos en los que se hacen novedosas interpretaciones de su pensamiento que marcaron toda una época.

Actuales predios ubicados en la calle Junín, primera cuadra N° 220 A y 220 B, frente a La Alameda, en Moquegua donde nació José Carlos Mariátegui.

Análisis & Opinión