Involucrados en asesinato de Jesús Calderón Salas fueron sentenciados  

Imputados se acogieron al beneficio de la terminación anticipada y aceptaron haber mentido en sus declaraciones. La pena no es por el asesinato, sino porque mintieron y obstruyeron la investigación.

6347

En audiencia llevada a cabo en el Poder Judicial los involucrados en el asesinato del joven Jesús Blas Calderón Salas en el interior de la discoteca OPUS en el año 2009, se acogieron al beneficio de la terminación anticipada y aceptaron haber mentido en sus declaraciones.

Entre los sentenciados se encuentran el propietario del recinto Elvis Mendoza Cori, además Joseph Antonio Arenas Cornejo y Flor Laura Choquemamani, quienes reconocieron que tuvieron conocimiento de los hechos y que mintieron al Ministerio Público durante el proceso investigatorio.

De acuerdo a la Resolución, a Elvis Mendoza Cori, se le impuso 3 años y 6 meses de pena suspendida y reglas de conducta, como no ausentarse de la ciudad, firmar cada 30 días en el Juzgado, no volver a cometer delitos, no concurrir a bares, cantinas y lugares de citas. De incumplir, se le revocará la pena e inmediatamente será conducido e internado en el penal de Samegua.

A Flor Laura Choquemamani, quien era una de las trabajadoras, se le impuso 2 años, 6 meses y 26 días de pena suspendida, lo mismo fue para Joseph Antonio Arenas Cornejo. Ambos precisaron que fueron inducidos a mentir por parte del dueño del OPUS Elvis Mendoza para desviar la investigación en torno al crimen de Jesús Blas Calderón Salas.

El fiscal Roberto Giraldo Cadillo, indicó que ante la contundencia de la investigación y las pruebas obtenidas por la Fiscalía, reconocieron los hechos  materia de imputación y se produjo la figura jurídica de la conclusión anticipada del proceso.

“Los señores han sido sentenciados por haber distraído y evitado que un hecho de contenido penal  cometido en el interior del local OPUS pueda esclarecerse”, refirió.

NO SE SABE QUIÉN ES EL ASESINO

Giraldo, sostuvo que la pena impuesta no es por el “asesinato” de Jesús Blas Calderón Salas porque nunca se resolvió. Fue por los delitos de obstrucción a la justicia y fraude procesal.

A pesar de las investigaciones realizadas no se llegó a establecer o identificar quien fue el autor del homicidio. Sobre el asesinato, aún está pendiente la citación a Rosi Pilar Adriano Escobar, quien hasta la fecha no se ha sometido al proceso penal. Cuando sea emplazada, se reiniciará el juicio contra esta persona.