16.2 C
Ilo
19.1 C
Moquegua
23.9 C
Omate
19 C
Arequipa
15.2 C
Mollendo
21 julio, 2024 6:46 pm

Historias de padres emprendedores

“Busqué una oportunidad para mejorar mi negocio y la encontré. Empecé con un crédito de 500 soles en Caja Arequipa. Y desde entonces, he trabajado incansablemente para hacer realidad mis sueños, de tener mi negocio propio” - Alfredo Huanca.

No existen libros ni recetas para ser el papá ideal, pero existen hombres que cada día trabajan y se esfuerzan por encarnar el ejemplo viviente para sus hijos. Algunos apuestan en convertirse en maestros, otros en contadores y otros en abogados. Pero otros apuestan por ser forjadores de su propio destino como padres emprendedores. En el marco del Día del Padre, compartimos dos historias de padres que cada día libran la difícil tarea de combinar su rol de ser jefe de familia y el mundo de los negocios.

UN PADRE QUE LE SACÓ BRILLO A LA VIDA

Comenzó con apenas una caja, una escobilla y betún en las calles céntricas de Arequipa. Hoy, Alfredo Huanca Hualpa, de 69 años tiene más de 45 años de experiencia como lustrabotas y dueño del local «Los Magos del Brillo» pero el camino no fue fácil. Sin padres ni familia biológica, desde muy joven Alfredo se entregó por completo a su oficio para cumplir su sueño de brindarle una educación universitaria a sus cinco hijos.

“Busqué una oportunidad para mejorar mi negocio y la encontré. Empecé con un crédito de 500 soles en Caja Arequipa. Y desde entonces, he trabajado incansablemente para hacer realidad mis sueños, de tener mi negocio propio” indicó Alfredo Huanca.

Decidido a crecer, hoy cuenta con seis locales en Arequipa y sigue siendo un ejemplo de perseverancia y dedicación. Alfredo se encuentra en su local «Los Magos del Brillo», ubicado en la calle Santa Rosa 211 – Cercado, donde espera a sus clientes con gusto.

Alfredo tiene más de 45 años de experiencia como lustrabotas.

PADRE Y MENTOR EN EL ARTE DEL CUERO

“Trabajo duro para que mis dos hijos puedan tener estudios universitarios en carreras como Diseño, Administración u otras, para que puedan contribuir al negocio familiar del cuero, aunque aún siguen pequeños”, cuenta siempre sonriente Franco Achire, orgulloso artesano del cuero con 38 años de experiencia. El descubrió su pasión desde los siete años bajo la tutela de su tío en Arequipa. A los 18 años, cuando necesitaba apoyo para establecer su taller, fue Caja Arequipa la primera entidad financiera en confiar en él.

Con el tiempo perfeccionó su técnica, obtuvo premios locales y nacionales, manteniendo la tradición y a la vez innovando buscando inspirar a una nueva generación de artesanos. “Mi verdadero orgullo reside en ser padre y mentor para muchos jóvenes, transmitiendo no solo habilidades, sino también valores y un legado duradero en el arte del cuero”. Los trabajos de Franco están disponibles en la Galería El Tumi, situada en el Portal Flores de Arequipa.

Estas historias son parte del libro ‘Hecho en Perú’, publicado por Caja Arequipa y Editorial Planeta. En este Día del Padre, queremos enviar un saludo especial a todos los emprendedores peruanos que, con gran esfuerzo, sacan adelante a sus familias.

Franco Achire, orgulloso artesano del cuero con 38 años de experiencia.

Análisis & Opinión