- Clasificados -

Hasta 13 años de cárcel por usurpación de identidad con inteligencia artificial

POR: MAGISTER ROCÍO CORNELIO AIRA    

La suplantación de identidad a través del uso de inteligencia artificial con fines de engañar a los consumidores y obtener beneficios de manera fraudulenta puede acarrear condenas de hasta 11 o 13 años de prisión. Esto se debe a la comisión simultánea de un delito informático contra la fe pública, que conlleva una pena de 3 a 5 años, y un delito de estafa, que implica una pena adicional de 1 a 6 años si el consumidor es la parte perjudicada. La combinación de estas penas puede resultar en una sanción de hasta 11 años de reclusión.

Además, se señala que, si el delito fue cometido por una organización criminal o por más de dos personas, la naturaleza del delito de estafa pasa de simple a agravada, con penas que van de 4 a 8 años de prisión. Sumando esta pena con la máxima de 5 años por el delito informático, el acusado podría enfrentar hasta 13 años de encarcelamiento.

Adicionalmente, se indica que las empresas involucradas también pueden ser sujetas de denuncias penales como entidades jurídicas.  Antes, las empresas solo respondían civilmente, es decir, compensando económicamente por los daños causados. Sin embargo, la legislación penal actual prevé sanciones que pueden incluir el cierre de las instalaciones donde se cometió el delito y la suspensión de las actividades comerciales de la entidad.

Análisis & Opinión

ANÁLISIS Y OPINIÓN