Gerente de la EPS asegura que realizan trabajos de protección de bocatomas

Desde setiembre han iniciado labores para mejorar la defensa de enrocado para evitar que cuando suba el río haya un colapso en caseta.

Últimas Noticias

Ante la próxima temporada de lluvias, la Ing. Solange Agramonte, gerente general de la Entidad Prestadora de Servicios (EPS) Ilo, informó que vienen realizando trabajos de defensa, especialmente en la bocatoma de Pasto Grande que año tras año ha tenido inconvenientes, por el ingreso de los ríos como ocurrió en el año 2019.

Aseguró que desde setiembre han iniciado labores para mejorar la defensa de enrocado para evitar que cuando suba el río haya un colapso en la caseta.

También se está haciendo trabajos en la defensa de las zonas críticas, en algunos puntos de la línea de conducción que por la fuerza del rio pueden quedar en riesgo.

Adicionalmente, se está trabajando con la Gerencia de Operaciones de la EPS para que se diseñe la construcción de un sedimentador en la misma bocatoma, con más dimensión y mejor diseño que garantice que el agua que vaya a ingresar reduzca la turbidez para que pueda llegar a la planta y sea tratada.

SOBRE EL NUEVO PTAR

En relación a la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR), se ha hecho la coordinación y tras varios meses de trabajo, tanto con la empresa Southern, OTASS y la Municipalidad Provincial de Ilo (MPI), se ha definido el convenio de construcción.

“Se ha finiquitado el tema y se está a la espera de la firma, de igual modo, se ha consensuado los compromisos de cada una de las partes”, aseveró.

En el caso de Southern, va a financiar el 100% de la construcción de la obra de la PTAR, considerando una línea de empalme hacia la nueva planta. Mientras que la EPS, hará un acompañamiento durante todo el proceso constructivo y algunos aportes.

La MPI está gestionando para hacer obras complementarias, que son necesarias para mejorar toda la infraestructura de la red de alcantarillado para evitar colapsos en las cámaras.

Análisis & Opinión

CORONAVIRUS