Fuerza Popular denuncia a María Cordero Jon Tay ante Comisión de Ética

La bancada Fuerza Popular denunció a la congresista María Cordero Jon Tay ante la Comisión de Ética Parlamentaria del Congreso, luego de conocerse que habría realizado cobros irregulares a uno de sus extrabajadores.

En la carta enviada a la presidenta del referido grupo de trabajo, Karol Paredes (Acción Popular), se señala que Cordero habría incurrido en la violación de los artículos 1, 2 y 4 del Código de Ética Parlamentaria referidos a los principios de honradez, veracidad, respeto, responsabilidad, transparencia, integridad y justicia.

Se ha solicitado que la Comisión de Ética ponga a debate de forma urgente la admisión de la presente denuncia, se tramite conforme a ley y se determinen las responsabilidades y sanciones que correspondan.

Como medios probatorios que sustentan la denuncia se incluye el contenido del reportaje periodístico difundido en Latina el último 16 de abril, así como el testimonio del trabajador de la congresista y de aquellos que laboraron en su despacho parlamentario. También se incluyen las declaraciones de Braden Paredes, quien habría sido intermediario para la entrega del dinero entre Cordero y el extrabajador.

La misiva lleva la rúbrica de la vocera titular de dicho grupo parlamentario, Patricia Juárez.

María Cordero Jon Tay ha sido denunciada por apropiarse del 50% del sueldo de uno de sus trabajadores en el Legislativo.

“¡VAMOS AL CAJERO!”

El dominical Punto Final de Latina difundió unos audios en el cual se escucha a Cordero Jon Tay exigiéndole dinero a uno de sus trabajadores de su despacho congresal en el 2022.

La siguiente conversación deja mal parada a la legisladora fujimorista.

-Congresista: “Ya, ¿Cómo hacemos con tu tema? Ya me imagino que fuiste a pagar y todo, ¿no? De una vez, porque cómo se llama [ininteligible] tiene que operarse”.

-Trabajador: “El miércoles yo voy”.

-Congresista: “No, no, no. Hoy día tiene que ser”.

-Trabajador: “Es que ahorita no tengo”.

-Congresista: “Vamos al cajero entonces, no sé. No, no es que no tengas. Es que yo necesito. Eso es el tema. Las operaciones no esperan. Y son personas que me han ayudado en campaña. O sea, yo ya quedé, no puedes estar mañana, mañana, mañana. Así no son las cosas, porque a ti ya te depositaron, ya vamos al cajero de una vez”.

-Trabajador: “Claro, pero de ahí usted sabe que yo pago”.

-Congresista: “¡No, vamos al cajero! ¡Es que yo no sé tus pagos! O sea, eso no tiene nada que ver. Esa plata es intocable. Se te dijo de un comienzo. Braden (técnico del área de Archivo del Congreso) también lo ha dicho. Es intocable”.

-Trabajador: “No me dio tiempo”.

-Congresista: “No, vamos al banco. Por eso, vamos al banco. No te dio tiempo, vamos al banco. Ahí tienes tiempo, vamos al banco. Ahí en el mismo Jockey hay un montón de bancos”.

-Trabajador: “Claro, lo que pasa es que como ya le he explicado…”.

-Congresista: “No, es que no. Yo no sé tu tema. Eso a ti te han depositado. Tú tienes tarjeta de crédito. Yo, simplemente, quiero que me cumplas lo que quedamos. Nada más. Vamos al banco, lo necesito ahora. Yo no puedo estar diciéndote a cada rato. Yo lo necesito, porque José se va a operar. Y los señores estos están enfermos, enfermo la señora, enfermo José y su esposa. Y ellos me han ayudado a mí. Ellos deberían estar sentados acá como asesor 1, asesor 2, técnicos, todo, todos ellos, todo ese grupo y no ustedes; porque ellos sí me han ayudado en la campaña. Hay un compromiso con ellos, ¿entiendes? Todos ponen a la persona que le ayudaron, nadie te pone por nada ahí. Tú estás por Braden, nada más, y le pagas mal todavía, porque te porta mal conmigo y, al portarte mal conmigo, te portas mal con él; porque él me tiene una gran consideración. Yo le estoy apoyando en su campaña también. ¿Cómo le apoyo, a ver, cómo crees? ¿Del cielo así? Pa, pa, cae. Si dices que es tu amigo. ¿Y, entonces, qué cosa quieres?, ¿qué le deje de apoyar? Yo lo estoy apoyando con merchandising, con dinero. ¿De dónde crees que sale? Ya, pues, ¿él acaso te pide a ti? Él no te pide a ti, él me pide. Él está postulando también, hay que ser consciente”.

En otros audios se escucha a la parlamentaria María Cordero señalando que necesita el dinero para pagar sus deudas y otras cosas:

-Congresista: “O sea todo lo que llega, ¿todo va a ser para dar? ¿Y yo con qué pago lo de mi mamá? Así como tú tienes cuentas yo también tengo cuentas, yo también debo. Para la campaña yo me he empeñado. Hasta mis alhajas de oro. Ya no me pongo nada de oro, todas están empeñadas. Tengo que sacarlas”.

-Congresista: “¿Acaso tú me has ayudado? ¿Tú me has puesto tela, 100 mil dólares? yo me he gastado más de 300 mil dólares en la campaña. Y, ¿Cómo crees tú? Vendí mi carro, mis alhajas las empeñé, un terreno que tenía por ahí también lo tuve que vender. Una moto que tenía por ahí olvidada la tuve que vender. Me he quedado sin nada, no tengo ninguna alhaja de oro. Todo lo he vendido y empeñado. ¿Cómo recupero mis cosas? Y, ¿Cómo recupero, con ayuda de la gente, que me pide, me pide? O sea, tú crees que yo de la locura no más estoy así. No es locura. Yo estoy empeñada. Vuelvo a repetir. Pago también el departamento donde vivo y dónde vive mi mamá. Pago sus víveres y su medicina”.

-Congresista: “Fuera de otras cosas de alimentos, fuera de las medicinas del jefe (Alberto Fujimori), fuera de lo que paga el jefe en La Centenario, yo lo pago”.

-Congresista: “Y lo que yo gasto en la campaña y sigo gastando con la gente, yo no junto nada. Ustedes por lo menos tienen sus 4 mil, 5 mil en el bolsillo, líquidos. De ahí tienen sus gastos, pero los tienen seguros. Yo ni eso cubro, ni eso me llega porque todo es gasto”.

-Congresista: “Todo es gasto. Una ida a Tumbes no más, cada vez que me iba en el tiempo de campaña, un ida y vuelta tenía que tener 5 mil, 8 mil, 10 mil soles. Cuando iba Keiko tenía que tener 30 mil, 50 mil en el bolsillo del chaleco. Cuando va Kenji, no baja 50 mil, 40 mil, hay que tener en el bolsillo. ¿Qué cosa crees tu? ¿Las camionetas alquiladas cuánto crees que me costaron?”.

-Congresista: “¿Y mis cuentas quién las ve? ¿Quieres que te enumere? ¿Qué te enumere y te saque todas las cuentas del banco para que veas cuánto debo? Dentro de poco voy a pasar a Infocorp, si no termino yo”.

Lo Último

Análisis & Opinión