Hoy martes 29 de octubre a las 4 de la tarde el alcalde de la Municipalidad Provincial de Mariscal Nieto (MPMN) Abraham Cárdenas Romero se reunirá con el presidente de la República Ing. Martin Vizcarra Cornejo, tras la invitación que le hizo y donde el descontento de la autoridad municipal con la empresa minera Quellaveco y su consecuente salida del Comité de Monitoreo, también será tema de la agenda.

El burgomaestre provincial estará viajando con los alcaldes distritales de Carumas, Cuchumbaya, San Cristóbal y Samegua.

Estarán participando los ministros de Energía y Minas y Agricultura, entre otros funcionarios del Gobierno Central, a quienes presentarán una agenda junto a los alcaldes distritales.

PROYECTO DE GRAN IMPACTO

“Vamos a pedir una nueva Planta de Tratamiento para Samegua, proyectos integrales, sobre todo obras de saneamiento y salud para la población de la parte alta, eso será plasmado en la reunión”, declaró.

Este espacio permitirá poner en agenda algunos temas que competen a las autoridades, aclarando que no busca un apetito personal o que lo beneficie.

Cárdenas, señaló que tiene la responsabilidad histórica que mejoren las condiciones de vida de la población. Lamentó que las mesas de diálogo con la empresa minera Anglo American Quellaveco hayan estado dormidas 6 años y no se haya logrado nada.

QUELLAVECO DEBE CUMPLIR TODOS SUS COMPROMISOS

“Yo no me conformo que me den una obrita, como una loza deportiva, canal o parque, lo que quiero es que la población ya no consuma agua entubada, de puquio y de canales, eso debe cambiar. Vamos a poner las cosas claras y concretas, porque solo buscamos el beneficio de Moquegua”, expresó Abraham Cárdenas.

En cuanto a Anglo American Quellaveco, sostuvo que va a tener que cumplir su compromiso, de no ser así, tendrá problemas, sabiendo que actualmente hay desconfianza en la población.

La autoridad edil, precisó haber sido uno de los impulsores para que se reconozca al Comité de Monitoreo, para que el gran ganador sea Moquegua, sin embargo solo se registran reuniones improductivas.

“Queremos que no nos recuerden como las anteriores gestiones, que no han hecho nada, eso es lo real. No se sabe realmente cuanto se está manejando en el Fondo de Desarrollo de Moquegua, porque todo es secreto de Estado”, aseveró.