14.7 C
Ilo
16.6 C
Moquegua
22.7 C
Omate
13 C
Arequipa
14.5 C
Mollendo
18 julio, 2024 12:41 am

Debates ideológicos y evolución política

Por: Edgard Norberto «Beto» Lajo Paredes    

En doscientos años de Independencia, nuestro país ha pasado por varios debates ideológicos; vamos a pasar revista, anticipo, lo haremos sin rigor científico, pero, con seriedad coloquial.

Colonialismo y mercado abierto. – Surgido en la etapa de la emancipación de América Latina, cuando las clases criollas, nacidos en América; empezaron a rebelarse por la marginación, de la que eran objeto, y, a cuestionar los privilegios de los españoles de ser los únicos en asumir los principales cargos públicos. Como de no permitirles comercializar, sus productos, con otros países, sino solamente con España. Reconocemos, es más una pugna de intereses que debate ideológico.

Monarquía y república. – Debate entre los que proponían Monarquía constitucional, idea de José de San Martín, no la propuso para Argentina y Chile, sí para Perú, a la cual se adhirió José de la Riva Agüero y Sánchez Boquete. De otro lado, los que propugnaban el régimen político de República de tres poderes separados e independientes: Poder Legislativo, Poder Ejecutivo y Poder Judicial; siendo sus mentores: Francisco Javier de Luna Pizarro y José Faustino Sánchez Carrión. Primando el republicanismo desde la Constitución de 1823.

Conservadores y liberales. – Los primeros, con Bartolomé Herrera, fomentaban fortalecer la autoridad del presidente, por ende, del Poder Ejecutivo (sistema de gobierno presidencialista), reflejado en la Constitución de 1839. Los segundos, con José Gálvez Egúsquiza, enarbolaban la primacía del Poder Legislativo (sistema de gobierno parlamentario), siendo expresión de ello la Constitución de 1856. Surgiendo un sincretismo constitucional con la Constitución de 1860, dándose la fórmula ecléctica peruana del sistema de gobierno mixto, mitad presidencialista y mitad parlamentarista.

Anarquismo y marxismo. – Debate se da en las clases trabajadoras, cuyo anarquismo fue difundido, en nuestro país, por Manuel González Prada; la gran mayoría de obreros, adoptaron las ideas libertarias de anarquismo, y rechazaron, las tesis totalitarias del marxismo.

Estado gendarme y estado interventor. – El concepto de Estado Interventor, lo predicó Mariano H. Cornejo, siendo su esencia de la Constitución de 1920. Refutando al Estado gendarme, circunscrito a custodiar los derechos e intereses de las clases dominantes, en desmedro de las clases populares.

Antimperialismo y oligarquía. – La doctrina antimperialista, creación de Haya de la Torre, aglutinó en el frente de trabajadores manuales e intelectuales, a las clases: campesinas, obreras y medias, explotadas por el latifundismo e imperialismo. En respuesta a la oligarquía agraria de los barones del azúcar y algodón, aliadas del capital imperialista de Inglaterra, luego, de EE.UU. durante el siglo XX, hasta la década del 70.

Interamericanismo y socialismo. – En el fragor de la Segunda Guerra Mundial, entre dos ideologías, de un lado, la nazifascista, totalitaria y racista; de otro lado, la democracia occidental. Haya de la Torre, propone el Plan para la afirmación de la democracia en América, con su postulado “Interamericanismo democrático sin imperio”, innovando la democracia política, extendiéndola a lo económico y social; teniendo su expresión jurídica en la Constitución de 1979, acoge ideas apristas, socialcristianas, marxistas y nacionalistas; como alternativa al socialismo sin libertad, agitado por los partidos comunistas del mundo, los mismos, tuvieron el dominio político en Rusia y Europa del este, hasta finales del siglo XX; quedando China Popular. Modelo comunista que, en Perú, quisieron implantar, el jefe terrorista Abimael Guzmán, con su Partido Comunista sendero luminoso y el MRTA de Víctor Polay Campos.

Pan con libertad y neoliberalismo. – Indoamérica, aspira a una sociedad de libertad política, igualdad económica y justicia social, sintetizado en el lema hayista de “Pan con Libertad”, de convivencia democrática de clases, razas, culturas, etnias y géneros; sin luchas de clases. Donde la economía esté al servicio de la humanidad, no al revés, como lo impuso el neoliberal Consenso de Washington.

Análisis & Opinión