- Clasificados -

CEO de Anglo American visitó Moquegua e Ilo, y Quellaveco oficialmente arranca en junio

Aunque el trabajo continúa, Mark Cutifani, expresó su satisfacción por el objetivo alcanzado, pues se ha logrado construir una mina en una zona geográfica muy accidentada que representó más de un reto, tarea que fue cumplida por moqueguanos con mano de obra local y especializada, donde se han invertido más de US$ 5,000 millones.

Mark Cutifani, CEO de Anglo American, estuvo en visita de trabajo en Moquegua y el puerto de Ilo para supervisar los detalles finales de la puesta en marcha de la mina Quellaveco que iniciará sus operaciones este 2022.

Junto a Tom McCulley, CEO de Anglo American en el Perú y Diego Ortega, vicepresidente de Asuntos Corporativos de Anglo American Quellaveco, visitaron la zona de mina, procesamiento del mineral y la zona del puerto Engie.

Cutifani, en un encuentro con la prensa local, destacó el proceso de la mesa de diálogo establecida en el 2011 en Moquegua, que permitió, gracias al consenso entre autoridades, comunidad y empresa, la construcción del proyecto Quellaveco, que hoy es una realidad.

Resaltó el modelo de diálogo, para de manera exitosa, lograr inversiones en el Perú marcando así el inicio de una nueva asociación. “Con Anglo American, Mitsubishi en el Perú, seremos buenos socios y buenos compañeros con el pueblo de Moquegua”, señaló Cutifani, agregando que el compromiso de la empresa es trabajar en conjunto en beneficio del país, pese a las dificultades coyunturales que se puedan presentar, porque es mejor buscar soluciones y lograr avances.

Por su parte, Diego Ortega, vicepresidente de Asuntos Corporativos de Anglo American Quellaveco, reiteró que el agua que, demandará la operación de la mina, principalmente proviene del río Titire, cuyas aguas son de origen volcánico y están totalmente mineralizadas. Tanto los estudios y fotografías de drones demuestran la coloración amarillenta y rojiza del caudal del Titire, cargado de boro y arsénico, no aptas para uso humano o agrícola.

Enfatizó que, del agua de excesos de lluvias recolectada en la presa Vizcachas, construida por Anglo American, con una capacidad de 60 millones de metros cúbicos de almacenamiento, Quellaveco tomará un promedio de 4 millones por año y el resto será entregado para uso de la población y ampliación de la frontera agrícola, siendo un agua de calidad. Queda pendiente aún la compensación del Asana, tema que sería revisado con el Fondo de Desarrollo Moquegua.

La comitiva se trasladó hasta el puerto de Ilo, por donde se exportará el mineral de cobre al mercado internacional. Son aproximadamente 132 kilómetros de distancia entre la mina y el puerto de Engie, que fue modernizado para este propósito.

Aunque el trabajo continúa, Mark Cutifani, expresó su satisfacción por el objetivo alcanzado, pues se ha logrado construir una mina en una zona geográfica muy accidentada que representó más de un reto, tarea que fue cumplida por moqueguanos con mano de obra local y especializada, donde se han invertido más de US$ 5,000 millones.

El CEO de Anglo American, se desempeñará en el cargo hasta el 30 de junio de 2022, pero a mediados del presente mes también asumirá funciones su reemplazo, Duncan Wanblad como nuevo director ejecutivo.

Precisamente es en el mes de junio donde oficialmente se iniciará la producción de Quellaveco, la cual, naturalmente irá de manera ascendente. Se espera que la capacidad de producción aumente de manera gradual hasta llegar a una producción de 300,000 toneladas por año.

Mark Cutifani, CEO de Anglo American en la mina Quelleveco, Moquegua.

QUELLAVECO, MINA DIGITAL

Quellaveco iniciará el funcionamiento del primer Centro Integrado de Operaciones, instalación que permitirá el procesamiento de gran cantidad de información y controlar, en un solo lugar, todos los componentes de la mina.

Además, Quellaveco pone en marcha su chancadora primaria, cerrando otro hito importante de la etapa de construcción.

Anglo American señaló que prevé producir un promedio de 300,000 toneladas de cobre anuales en sus primeros 10 años de operación, lo que generará un impacto muy positivo en la reactivación económica, más canon minero y regalías para el desarrollo de Moquegua y el Perú.

Análisis & Opinión

CORONAVIRUS

error: Diario La Prensa Regional