- Clasificados -

Agua y contaminantes emergentes

BLGO. JOSÉ J. GUERRERO-ROJAS

CONSULTOR EN PROYECTOS AMBIENTALES

En nuestro diario quehacer empleamos intensivamente un sin número de compuestos químicos – de uso agrícola, industrial, doméstico – que son vertidos o descargados en forma continua a cursos de agua bajo la forma de aguas residuales industriales y domésticas.

En la larga lista de contaminantes que son arrojados a las aguas encontramos aquellos compuestos producto de la actividad y que han sido ignorados debido a que las técnicas analíticas de detección no han sido capaces de detectarlos. Estos compuestos, que se han dado en llamar contaminantes emergentes, son potencialmente nocivos para el ser humano y el medio ambiente.

Los contaminantes emergentes, también llamados micro-contaminantes, son compuestos químicos producto de las actividades humanas que hasta hace muy poco no se habían considerado como perjudiciales. Generalmente se liberan al ambiente en pequeñas cantidades, pero con el tiempo y debido a su uso intensivo y generalizado, se van acumulando en el entorno. Lo preocupante es que aún a bajas concentraciones pueden tener efectos negativos en los seres vivos, sobre todo a largo plazo. Los contaminantes emergentes han llegado a serlo porque se acumulan en cuerpos de agua ocasionando la pérdida de biodiversidad de ecosistemas acuáticos. Asimismo, provocan la aparición de microorganismos patógenos resistentes a antibióticos.

¿Qué compuestos se consideran contaminantes emergentes?

A pesar de que los especialistas tienen distintas formas de clasificar este nuevo grupo de contaminantes, podemos señalar algunos de las sustancias a las que debemos prestar atención:

Fármacos, incluidos los de uso humano y veterinario, productos como antibióticos, analgésicos y antiinflamatorios, psiquiátricos, antiepilépticos, reguladores lipídicos, B-bloqueantes, medios de contraste rayos y esteroides y hormonas. De este grupo son de especial preocupación los antibióticos y anticonceptivos sintéticos de uso humano.

En el caso particular de los antibióticos, usados indiscriminadamente por la población (automedicación) para contrarrestar la proliferación de bacterias y hongos patógenos, su presencia podría ocasionar la resistencia en estos y crear “superbichos” o microorganismos antibiótico resistentes, haciendo complicada su eliminación y/o cura.

Pesticidas o plaguicidas, de uso agrícola y doméstico para atacar a determinados organismos considerados perjudiciales, dañándolos y/o produciéndoles la muerte: Insecticidas, acaricidas, fungicidas, nematicidas y herbicidas.

Productos de higiene personal, como perfumes, protectores solares y repelentes de insectos.

Antisépticos

Drogas ilegales como la cocaína, cannabinoides o las anfetaminas

Subproductos de desinfección

Aditivos de gasolina

Retardantes de llama

Surfactantes, también denominados tensoactivos son y/o agentes de superficie, compuestos químicos empleados en la industria en múltiples sectores, entre ellos detergentes domésticos, en aplicaciones técnicas e industriales, en limpieza industrial y en productos de higiene corporal.

Su peligrosidad radica en: Al ser consumidos y producidos masivamente, siempre se encuentran en aguas y su concentración puede ser elevada.

Pueden tener carácter bioacumulativo (biomagnificación) en los organismos. Pueden tener efectos tóxicos en los organismos.

Las estaciones depuradoras de aguas residuales no cuentan con las tecnologías de tratamiento adecuadas para su eliminación por lo que son vertidos continuamente en los medios receptores acuáticos. Efectos aún peores si tenemos en cuenta que las aguas residuales pueden ser reutilizadas, por ejemplo, para riego o para recarga de acuíferos.

Pueden aparecer en aguas de consumo humano.

Análisis & Opinión

ANÁLISIS Y OPINIÓN

error: Diario La Prensa Regional