16.2 C
Ilo
19.1 C
Moquegua
23.9 C
Omate
19 C
Arequipa
15.2 C
Mollendo
21 julio, 2024 6:55 pm

A dos meses de clases en la UNAM, no les pagan a docentes contratados ¿Y la OCI?

POR MIGUEL CÉSPEDES RODRÍGUEZ    

Los “técnicos” de personal y planificación de la Universidad Nacional de Moquegua (UNAM) muestran deficiencias evidentes, lo cual es una situación recurrente año tras año. Se convoca docentes contratados porque no se quiere nombrar y luego pasan dos o tres meses como este año y no les pagan sus remuneraciones.

Al 15 de junio la ejecución para Personal Nombrado es con toda normalidad y están alineados con el cronograma esperado, alcanzando un 45.1% de ejecución, lo cual es acorde al avance del año (aproximadamente la mitad del año fiscal).

Mas en la ejecución presupuestal para el personal contratado es significativamente baja, con solo un 11.8% de avance, lo que indica un grave atraso en los pagos. Esto implica que solo se ha girado una pequeña fracción del presupuesto destinado a estos docentes.

La baja ejecución afecta directamente a los profesores contratados, quienes no han recibido pagos por los meses de abril, mayo y junio, generando una gran preocupación entre ellos. Dado que el semestre académico concluye a mediados de agosto, esta situación podría afectar la continuidad y calidad de la educación impartida.

Aquí debería intervenir la Oficina de Control Interno (OCI) de la UNAM, porque no se viene cumpliendo funciones por parte del personal de Recursos Humanos. Y todo esto puede conllevar a desmotivar al personal docente contratado, posiblemente afectando la calidad de la enseñanza y el cumplimiento de los objetivos académicos. Puede llevar a renuncias por falta de pago, generando situaciones adversas en la UNAM. ¿OCI tiene la palabra?

A la fecha hay un comportamiento extremadamente deficiente para el personal contratado en la Universidad Nacional de Moquegua. La gestión presidida por Jorge Lázaro Franco Medina debería tomar medidas inmediatas para corregir esta situación y asegurar que todos los docentes reciban sus pagos a tiempo, especialmente considerando la proximidad del final del semestre académico.

Análisis & Opinión