Alcaldes de Mollendo: Luis Francisco Calvimontes Sáenz

1
3795

RECONOCIDO EMPRESARIO DE ORIGEN BOLIVIANO

Luis Francisco Calvimontes Sáenz

Hombre de amplias cualidades intelectuales y empresariales, nació el 22 de junio de 1915 en Mollendo. Desde muy joven tuvo una inquietud de lucha contra la adversidad del pueblo donde residía.

Don Luis Francisco Calvimontes Sáenz, es un personaje de un alto coeficiente intelectual, autodidacto por vocación. Muy joven aún contrae matrimonio con la jovencita mollendina Betty Arce Sanjinés, quienes procrearon dos hijos hombres, Luis Fernando y Raúl.

Siendo joven decide salir de su tierra en busca de alguna opción por trabajar. Amante a la aventura juvenil, estando en Bolivia, tierra de sus ancestros, ingresa en 1933 al Ejército Boliviano donde asiste a la sangrienta guerra del Chaco boreal entre Bolivia y Paraguay entre los años de 1932-1935. Tenía por entonces 18 años, al concluir este conflicto es declarado Héroe Nacional de Bolivia.

Mollendo todavía dejaba notar un aire de recuperación del movimiento portuario, razón por la que don Lucho experto en comercio exterior y aduanas, constituye una agencia conocida como Calvimontes y Cía S.A. organización importante de la ciudad. Luego, a finales de 1948 instala una agencia en el puerto de Matarani por espacio de 52 años.

Integró varias instituciones humanitarias, sociales, culturales, empresariales. Fue un hombre multifacético, fundador del Círculo Cultural Baca Flor junto a una pléyade de intelectuales mollendinos.

El 13 de julio de 1953 es nombrado alcalde de Mollendo, sucediéndole al súbdito inglés Cecil J. Bowes, un empresario aduanero destacado en la actividad comercial. La gestión edilicia de don Lucho duró tres años con ocho meses, siendo reemplazado por el Dr. Luis Fernán Zegarra el 18 de enero de 1957.

Durante su permanencia en la alcaldía de Mollendo realizó una serie de obras mucha de ellas transformarán el espectro urbanístico mollendino. Una de las más importantes fue el cambio total de la principal avenida Mariscal Castilla como la pavimentación y sus áreas verdes, así como la instalación de agua y desagüe en el centro de la ciudad.

Instaló el alumbrado eléctrico para mejorar el servicio de iluminación contado el apoyo invalorable del regidor Enrique Beltrán, así como don Adolfo Gygax, y el médico de nacionalidad española Manuel de Torres Muñoz.

Hombre honrado de inclinaciones altruistas como el apoyo a la institución humanitaria Sociedad de Caridad Santa Rosa, integrada por damas nobles de la sociedad mollendina, entre ellas doña Betty Arce de Calvimontes.

Fue miembro integrante del directorio de la Mutual Arequipa junto a don Guillermo Cáceres Herrera, Rogelio Borja y durante su gestión como director logró la financiación de las viviendas para los trabajadores portuarios (estibadores) en la parte alta de la ciudad.

Este proverbial hombre lamentablemente fallece el 22 de junio de 1989 cuando ese día también cumplía 74 años exactos. Hoy sus restos descansan en el nicho 522 del pabellón de Santa Clemencia, junto a su adorada esposa Betty Arce en el cementerio de Mollendo.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here