- Clasificados -

Trabajadores de Cuajone al borde de un enfrentamiento con comuneros en Viña Blanca

Trabajadores de Cuajone ya no pueden esperar más y si no hay un acuerdo favorable, este viernes se dirigirán a Viña Blanca para abrir la válvula cueste lo que cueste. Si se registran hechos de sangre, el único responsable será el presidente Pedro Castillo, señalan mineros.

Tras el ultimátum de 24 horas, trabajadores del campamento de Cuajone de la empresa Southern Peru, están decididos a recuperar el agua que les cortaron desde hace casi dos meses, la comunidad campesina de Tumilaca, Pocata, Coscore y Tala.

La tarde de este jueves 14 de abril, un gran número de trabajadores mineros de Cuajone y de otros campamentos se concentraron y estaban dispuestos a dirigirse a Viña Blanca para abrir la válvula de la represa y restablecer el abastecimiento hídrico para las 5 mil personas del campamento.

Provistos de escudos y cascos, en medios de arengas señalaban en todo momento que estaba dispuestos a correr el riesgo, porque ya es insostenible la situación que están atravesando al haberles privado del líquido elemento.

Culparán al presidente Pedro Castillo si se registra algún hecho de sangre y si se pierden vidas, porque hasta el momento el Gobierno no encuentra una solución al conflicto.

Cuando se dirigían a Viña Blanca llegó Javier Tarrillo de la Secretaría de Gestión de Diálogo de la Presidencia del Consejo de Ministros, quien comunicó que en la comunidad se estaba llevando a cabo una reunión para ver el tema del levantamiento de la medida de fuerza, pidiendo a los mineros que esperen la respuesta y que, de ser positivo, se soltará el agua inmediatamente para iniciar el proceso de diálogo.

Los trabajadores, sin embargo, precisaron que ya no pueden esperar más y que el plazo que dieron se está cumpliendo, por lo que, si no hay un acuerdo favorable el viernes 15se dirigirán a Viña Blanca para abrir la válvula cuente los que cueste.

ES UNA EXTORSIÓN

Más temprano, la Comisión de Energía y Minas, acordó pronunciarse acerca del conflicto que atraviesa Southern Peru, el sindicato de trabajadores y algunos comuneros. No se puede permitir que la toma del reservorio de Viña Blanca sea el motivo para “extorsionar” a las autoridades locales y del Ejecutivo, en atención a sus demandas de esta manera, atentando contra la vida y salud de cinco mil habitantes, señala.

Análisis & Opinión

ANÁLISIS Y OPINIÓN

error: Diario La Prensa Regional