Tía María contribuye con el mejoramiento genético de ovinos en Islay

En el lugar, la producción de ovino se da en forma tradicional y los productores han mostrado interés en mejorar la calidad cárnica y los índices productivos de sus ovinos. De este modo, buscan contribuir a mejorar la rentabilidad de esta actividad económica.

Últimas Noticias

La actividad pecuaria en la provincia de Islay alcanzará una nueva etapa, mediante la implementación de tecnología para el mejoramiento genético de ovinos, el cual es promovido por el Proyecto Minero Tía María. Esta iniciativa productiva es una de las tres seleccionadas por el concurso “Participemos 2019”.

PROYECTO

Alexander Arenas Pérez y Luis Almonte Herrera impulsan el proyecto “Transformando la Genética de Ovinos con la línea dorper”, en el anexo Desamparados, sector de Valle Arriba, Cocachacra. Esta es la tercera iniciativa que busca mejorar la calidad genética de este ganado en Islay.

En el lugar, la producción de ovino se da en forma tradicional y los productores han mostrado interés en mejorar la calidad cárnica y los índices productivos de sus ovinos. De este modo, buscan contribuir a mejorar la rentabilidad de esta actividad económica.

EL APORTE DE TÍA MARÍA

Para esta tercera iniciativa productiva de ovinos, Tía María entregó como “capital semilla” nueve hembras criollas mejoradas y nueve ovinos machos de la línea dorper F2. Además, sus promotores brindarán asistencia técnica a los productores locales sobre la correcta alimentación, sanidad y genética de estos animales.

RÉPLICA DE LOS FAVORECIDOS

En coparticipación, los beneficiados asumieron el cuidado y alimentación del ganado. Además, pondrán al servicio de los criadores de ovinos del valle de Tambo los ejemplares machos para el mejoramiento genético de sus rebaños, con el objetivo de aumentar la productividad y mejorar sus ingresos económicos.

Alexander Arenas destacó que el proyecto impulsará la actividad pecuaria en la zona, amenazada en los últimos años por la baja productividad de la carne de ovino criollo, al producirse por cabeza entre 14 y 20 kilos al un año.

“Con la introducción de la raza dorper, se incrementará la producción a 80 kilos y en menor tiempo. Los dorper son animales de rápido crecimiento y carne de buena calidad. Iremos mejorando paulatinamente en la técnica de la crianza para impulsar el desarrollo de la actividad en Valle Arriba”, agregó el joven productor.

DATO:

Las dos primeras iniciativas productivas sobre ovinos se desarrollan en el distrito de Punta de Bombón.

Análisis & Opinión

CORONAVIRUS