- Clasificados -

Si Judas viviera, Vizcarra también lo traicionaba

POR: KAREM ROCA LUQUE    

El periodista Aldo Mariátegui, en el año 2019 hizo una precisa descripción del Lagarto Vizcarra y su gran afición por la traición. Y aquí un par de párrafos que cito textualmente:

“No sé cómo algunos se han sorprendido de que Vizcarra no permita que el avión de Evo reposte en Lima (cosa que debió permitirle por razones humanitarias, de Estado y de realpolitik). Evo pensaba que Vizcarra era su amigo e ignoraba que Vizcarra traiciona sin asco. Vizcarra traicionó a los apristas en su primera y fallida postulación al Gobierno Regional de Moquegua.

Vizcarra traicionó a Pedro Coaila, el amigo de su padre que le proporcionó su movimiento Gobierno Regional por Ti para que postule exitosamente a la gobernación de Moquegua. Vizcarra traicionó a PPK desde Canadá, después de que este le hizo vicepresidente y ministro. Vizcarra traicionó (y hasta maltrató con desplantes públicos) a Meche Araoz, que le recomendó a PPK (junto a José Hernández), le acogió en Lima, le llamaba “hermanito” y con quien hasta literalmente comían del mismo plato. Vizcarra traicionó al fujimorismo (y a casi todo el Congreso anterior) después de que este le hizo, en estrecha coordinación con él, presidente del Perú. Vizcarra traicionó y echó del premierato a Villanueva después de que este fue su fiel operador en el Congreso para sacar a PPK del poder”. (Aldo Mariátegui, Perú21, noviembre 2019)

Y esta es una breve recopilación que hace Mariátegui de las traiciones del Lagarto, a quien además le encanta escuchar chismes de callejón, especialmente si vienen del gordo Figueredo, la Morales, la Lourdes y el “Turco” (risas). Cuando esto sucede decide quitarle la confianza a Chirinos, pero nunca dijo las razones, jamás da la cara, muchos se enteraban de su cese por Miriencita, mi ex jefecita.

Recordemos que el lagarto traicionó hasta al pequeño Edmer, de él no hablare por razones legales que aún están en proceso.

Vizcarra también traicionó a su amigo de raquetas, amigo de la familia y posteriormente asesor político Iván Manchego.

Vizcarra traiciona a su hermano mayor antes que éste contraiga matrimonio; según versiones de la propia familia.

El Lagarto fiu – fiu traiciona hasta su esposa, no sólo una vez, ahora ya conté los dedos de mi mano derecha (5). Vizcarra traicionó hasta a sus incondicionales como su ex premier Zeballos.

Cuando Vizcarra me traiciona, solo me dije a mi misma: Karem tú ya sabías que traiciona a todos, no te sorprendas… Solo su secretaria general y amiguis Miriencita podrían – y lo pongo en condicional – no ser objeto de sus traiciones, ¿porque?… Lo importante es que lo yo sé.

La traición está en su naturaleza, corre por sus venas, es un – “serial traidor”-, un fan de Judas Iscariote.

PPK dijo en una entrevista dominical: “Hay que reconocer que es un tipo que se presenta bien, habla bien, es alto, tiene presencia”. No creo me engañó a mí, yo creo que su vida ha sido una serie de fintas”.

Kuczynski mencionó, además, que su ex acompañante en la plancha presidencial (se refiere al lagarto) le negó una y mil veces haberse reunido con Keiko Fujimori. Vizcarra no sabía que el servicio de inteligencia ya tenía todo el informe de su traición. Si hacemos un análisis de su vida, Vizcarra es cómo “Judas Iscariote” y si judas estuviera vivo, no me cabe la menor duda que también lo traicionaba.

Nadie sabe, pero Vizcarra era hincha de Fujimori, lógicamente nunca lo va decir, será que su hija KF tiene un bolsón de gente como todos vemos, se mantiene en el tiempo y el lagarto no tiene ni la cordura completa. Keiko representa para Vizcarra lo que él no tiene “presencia política”, y no su tipo de presencia. Ya quisiera el codicioso lagarto haber sido como Alan García o KF, políticos a quienes envidió agriamente, Vizcarra siempre sintió admiración oculta para ellos.

Sin embargo, ¿qué tienen en común estos personajes, mientras Alberto Fujimori sigue luchando por su libertad con todos sus partidarios clamando su inocencia?, lo común es que ambos le creen todo a sus brujos o chamanes, con la diferencia de que el chino lo hacía público, mientras el lagarto, todo hace a escondidas y casi siempre es descubierto.

En la actualidad el Lagarto sigue haciendo campaña política en Moquegua, engañando a 130 incautos que aplauden como foca todas las mentiras que dice el mitómano. Ahora ya no llega solo, ahora viene con su equipo de lagartos limeños, la misma gente de siempre, los mismos oportunistas que conocemos todos los que trabajamos al lado del fiu – fiu.

¿Preguntémonos porque Vizcarra no ataca a Ollanta Humala?, y ¿Cerrón?, no olvidemos que también es su amigo. Pues claro ambos personajes políticamente ya están muertos. El Lagarto no tiene más que decir sólo atacar a Keiko para ver si se arrima a los anti fujimoristas y se gana alguito.

Señor Lagarto, despotrique usted de quien quiera, lo que no vamos a olvidar es que usted fue vacado e inhabilitado por incapaz, y porque cometió delitos y sus supuestos admiradores no existen. Lagarto fiu – fiu, eres un voraz traidor, no tienes moral, y tu codicia te llevará a donde la justicia te espera.

Hay muchas historias reales que el Lagarto oculta, sólo cuenta lo que le conviene, y valgan verdades, todas tienen que ver con mujeres y con traiciones.

La verdad por más incómoda que parezca, se va abriendo camino.

Amables lectores nos vemos la próxima semana.

Análisis & Opinión

ANÁLISIS Y OPINIÓN

error: Diario La Prensa Regional