Recordamos a Mario Roque a un año de su fallecimiento

POR: RICARDO ALARCÓN   

Este 18 de setiembre recordamos un año del fallecimiento del amigo, padre, abuelo y colega periodista Mario Roque Orovilla.

Mario Roque, fue un destacado, querido y muy destacado periodista de Mollendo y el valle de Tambo, que nació en 1958 y falleció un 18 de setiembre de 2022. Durante varios años de su vida ejerció el periodismo, donde laboró en varias emisoras del sur del país.

Desde muy pequeño, siempre gustaba de contar anécdotas, estaba pendiente de lo que ocurría en su natal Mollendo compartiendo vivencias en el barrio La Mar juntos a sus entrañables amigos de este puerto, tenía un sueño el ser policía para defender a la sociedad.

Virtuoso con el balón, recordaban la similitud de un conocido jugador nacional de la zurda en la cancha del colegio “Barranco” y el club “Marítimo” de su barrio querido.

Mario con sus nietos.

Como todo joven, tuvo que emigrar de Mollendo para buscar una profesión y enfrentarse al mundo, pero la historia le tenía reservada una misión, la cual fue defender los derechos e intereses de la comunidad a través del éter en las diferentes emisoras donde laboró.

A finales de los 90, Mario Roque, tomo postura y posesión en defensa de los intereses de Mollendo y el valle de Tambo, en las largas jornadas de lucha por el agua, más de una vez fue reprimido por la policía cuando defendía junto con el pueblo el recurso hídrico en la llamada “guerra del agua” con Moquegua.

Mario Roque, tenía una forma muy peculiar de decir las cosas a través del micro y en sus cotidianas horas de noticiero, gustoso también de la buena música, solía compartir con sus oyentes durante la programación radial.

Conocido cariñosamente en el valle de tambo como “Chocherita” se ganó un lugar en el corazón de los pobladores, quienes le daban fuerza y animo en sus diarias emisiones radiales.

Con la familia.

Durante el ejercicio de su profesión como periodista, denuncio las injusticias, las desigualdades sociales, siempre dando la mano al humilde, necesitado, desvalido, identificándose con el pueblo.

Cada mañana en la última emisora que laboró radio Coral iniciaba su noticiero con la canción “Jesús es mi Pastor, yo creo en Jesucristo” de Leo Dan, que identificó por muchos años su noticiero esperado por miles de oyentes en Mollendo y el valle de Tambo.

Hasta el último momento de sus días, fue un ácido y duro crítico de las autoridades, quienes en su opinión no estaban haciendo las cosas correctamente, ello también incluía a diversas entidades, públicas, privadas y sociales, siempre en defensa de los intereses del pueblo.

Con el engreído a quien acompaño a todos lados.

DIGNO HERMANO, PADRE Y ABUELO AMOROSO

Mario mantenía siempre una comunicación con sus hermanos, dando y recibiendo consejos, destacando siempre la unidad familiar, con los que estaban en Perú y en el extranjero.

Mario, siempre fue un padre amoroso, engreidor, respetuoso, el mejor papa para su familia, siempre con su esposa Sara Lidia Paranca de Roque y sus amados hijos: Lady, Daniela, Alessandra y Gianmario, además ser el mejor abuelo, daba todo por sus 7 nietos: Keylí, Danell, Mía, Khalé, Santiago, Salim y Mario, retrato vivo de él.

Mario y su hija Lady.

Lo Último

Análisis & Opinión