- Clasificados -

PUCP demuestra que las pensiones altas permiten “pasar” los indicadores de calidad que exige Sunedu

La Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) siendo una universidad sin fines de lucro, demuestra que es posible acreditar su institución siempre en cuando las pensiones puedan financiar la acreditación.

POR: DR. PHD.  JAVIER FLORES AROCUTIPA   

No se puede superar las exigencias de calidad que exigen las normas de Sunedu con pensiones de S/ 1 000 o menos de S/ 2 000. Las pensiones universitarias deben ser arriba de los S/ 4 000 mensuales y cinco cuotas en el semestre.

La Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) siendo una universidad sin fines de lucro, demuestra que es posible acreditar su institución siempre en cuando las pensiones puedan financiar la acreditación.

Por lo mismo que en el año 2021 logró casi 394 millones de soles en utilidades y en el 2020 consiguió casi 357 millones de soles.

Lo único malo es que la educación superior se está elitizando cada vez más. ¿Es y será un privilegio lograr estudios universitarios de calidad?

LA PUCP EN CIFRAS

Utilidad neta de la PUCP 2013-2021 suma 2235 millones de soles. Y crece 92.7%.

Los activos de la PUCP eran de 2667 millones el año 2013, al 2021 son de 7907 millones. Crece 196%.

Las ventas por pensiones previo a Sunedu (2013) son 646 millones de soles, al 2021 vende por 902 millones. Crece 40%. En el periodo suma 7292 millones de soles de ventas netas.

El patrimonio, fue de 2349 millones en el 2013 y al cierre del año 2021 es de 7151 millones de soles. 204% de crecimiento en nueve años.

El mercado educativo universitario en el Perú deja utilidades anuales por unos 2500 millones de soles. Y eso observan las empresas oligopólicas en el Perú. La disputa por este mercado universitario es real. Ello permite mejorar y consolidar activos y patrimonio como ha ocurrido con la PUCP.

Desde el 2014, fecha de creación de la Sunedu, al cierre de más de 50 universidades “otras” han logrado captar a los urgidos egresados de secundaria por educación superior y recoger a los que quedaron en el camino y desean superarse. Aunque las pensiones se han incrementado en “aras” de la calidad que se exige y se debe ofrecer.

En el mercado educativo peruano pese a que se habla de que la educación es un bien público en la práctica todo indica que hay una lucha por ese mercado que genera utilidades. Se debe recordar que son aproximadamente 570,000 jóvenes que egresan todos los años de la educación secundaria, buscando realización personal en la educación superior, sea Universitaria o no. Y deben enfrentarse a pensiones que cada vez se elevan y muchas veces inalcanzables.

La necesidad de educación superior no tiene límites para que los padres de familia hagan esfuerzos, inclusive antes pensiones cada vez más caras.

Análisis & Opinión

CORONAVIRUS

error: Diario La Prensa Regional