- Clasificados -

Perumin 36 destapó promesas escondidas

“Ampliación de Cuajone y la fundición de Ilo, sumados a los proyectos de Tía María, Los Chancas, Michiquillay, generarán más de 50 mil puestos de trabajo. Un anuncio esperanzador, en momentos que la pobreza acecha a los peruanos…”

POR: ENRIQUE LAZO FLORES      

El espacio más importante del mundo minero, Perumin 36, llegó a su fin luego de 5 días de exposiciones, conferencias, paneles y visitas de más de 65 mil personas ávidas por conocer las novedades y cambios tecnológicos en el rubro de la minería moderna y donde se dio a conocer las bondades que otorga para el desarrollo y progreso.

Las palabras de clausura de Miguel Cardoso, presidente de Perumin 36, no pudo ser más apropiado, al señalar, “hemos sido testigos de los grandes planes de inversión que tienen todas las empresas mineras formales en nuestro país, tal como lo han ratificado durante las conferencias y paneles”,  pues bien, de esa manera se consolidó el concepto que, la minería es la Inversión que genera bienestar y desarrollo sostenible logrando el progreso de los pueblos y mejorando la calidad de vida de los ciudadanos.

En el marco de esta cumbre minera, se debatieron temas muy importantes y puntuales, como el manejo del agua, la transición energética y el desarrollo territorial, además de poner énfasis en la cartera de proyectos para generar desarrollo e incrementar la producción de cobre, así como en la necesidad de trabajar con el Estado para seguir generando oportunidades para el Perú en el más corto plazo.

Sin duda, esta convención minera tuvo el éxito esperado, fue una de las mejores versiones hasta ahora, donde todas las empresas confluyeron en un solo norte, en que la minería es el verdadero motor del desarrollo, sin embargo, nuestro gobierno hasta este momento no pasa de un mensaje a veces de expectativa y otras de desilusión, pese a demostrarse que la economía pende de este rubro, representando más del 50% de las exportaciones mineras, el ejecutivo continúa haciéndose de la vista gorda, le da la espalda a las inversiones, dejando de lado la ejecución de los proyectos mineros, donde el cobre representa el 70% de la inversión.

Esto solo es una cifra de la producción actual que se puede superar, o se puede duplicar, porque en la actualidad el cobre tiene una gran demanda por el proceso de transición energética que atraviesa el mundo. No solo eso, sino, que en el país no se toma en serio el tema de la minería responsable y se deja que se pasen las oportunidades que reclama la población, necesarios para financiar el cierre de brechas sociales y estar preparados para enfrentar la crisis económica que se avecina, superándolo, nos podría llevar a que, en los próximos cinco años, el Perú se convierta en el primer productor de cobre.

No nos olvidemos qué, en los últimos 10 años, la minería aportó al estado peruano más de 60 mil millones de soles, representando hoy el 60% de las exportaciones, si en este momento la demanda mundial del cobre es de 26 millones de toneladas métricas por año, se estima que, en el año 2040 ésta se incrementará en más de 50% según lo señaló Oscar González Rocha, presidente Ejecutivo de Southern Perú (SPCC), por lo tanto, es necesario e imperativo duplicar o triplicar la producción minera, llegar a producir 600 mil toneladas de cobre adicionales a las 450 mil toneladas que producen actualmente.

Meta a la que sí se puede llegar, desarrollando los proyectos que se tiene en cartera y otros en camino de iniciarse como es la Ampliación de Cuajone, ampliación de la fundición de Ilo, sumados a ellos dar viabilidad a los proyectos de Tía María, Los Chancas, Michiquillay, las que realmente  generarán más de 50 mil puestos de trabajo directos e indirectos, expresado por González Rocha, anuncio que debe ser tomado en cuenta por el gobierno, como una oportunidad precisa en momentos que la pobreza acecha a los peruanos, ya que permitirá dinamizar las economías locales, regionales y nacional. Algo que hace tiempo lo venimos diciendo desde este espacio.

Los logros están a la vista, también fue motivo de expresarlo en esta convención, donde las demás empresas tomaron en cuenta lo que la empresa SPCC hace en el país, como inversión social en educación, que, a través de obras por impuestos, se modernizó la I.E. Fe y Alegría N° 52 en Ilo, la construcción de los Colegios de Alto Rendimiento de Moquegua, Tacna y Apurímac, además de los centros de investigación aplicada y laboratorios especializados en la Universidad Nacional San Agustín de Arequipa.

No solo es una muestra de la inversión social, también se hizo ver el apoyo a la agricultura, al extremo que el ejecutivo destacó las inversiones ejecutadas como la construcción de la represa de Cularjahuira, e infraestructura de riego y agua potable en la provincia de Candarave en Tacna. Son obras que beneficia a los agricultores porque provee mayor disponibilidad de agua en estos momentos que se anuncia la crisis hídrica global que afectará al país. Así llegamos al final de Perumin36 con anuncios y destapes de promesas escondidas que el ejecutivo debe apoyar a desarrollar.

Oscar González Rocha

Análisis & Opinión

ANÁLISIS Y OPINIÓN

error: Diario La Prensa Regional