- Clasificados -

Noé y el diluvio universal moderno, perdonar es divino

La humanidad, al vivir hoy en día esta especie de diluvio moderno, necesita no solo de un Noé, sino de muchos, que construyan muchas arcas y que inviten a ingresar dentro de él…

POR: FRANCISCO EDGAR FLORES MITA     

“Y reposó el arca en el mes séptimo, a los diecisiete días del mes, sobre los montes de Ararat. Y las aguas fueron decreciendo hasta el mes decimo; en el décimo, al primero del mes, se descubrieron las cimas de los montes” (Génesis cap. 8, versos 4,5), ese verso bíblico, nos dice que todo mal que azota a la humanidad tiene un final, como dice el dicho “no hay mal que dure 100 años ni cuerpo que lo resista”.

Así termino el primer diluvio universal, que soporto nuestro planeta, que, según la biblia, vino como consecuencia de la maldad de los hombres, diluvio donde solo Noé y su familia, salvaron sus vidas, por haber alcanzado gracia ante los ojos de Dios.

Desde ese diluvio universal, que extinguió a todo ser viviente, salvándose solo los tripulantes de un arca construida según instrucciones de Dios, no hubo otro de alcance mundial.

Pero si hubo enfermedades, plagas, pestes, que también acabaron con la vida del hombre, hasta llegar a una de alcance mundial, como fue la gripe española o pandemia de influenza de 1918, apenas el siglo pasado, que fue causada por el virus H1N1 con genes de origen aviar, que se propago a nivel mundial durante los años 1918 – 1919, esta pandemia acabo con 50 millones de seres humanos en el mundo.

Esa pandemia denominada “Gripe Española”, al igual que el diluvio de Noé, fueron de alcance mundial, pero tuvieron un final, y no exterminaron a la raza humana, quiere decir que Dios, al igual que en el diluvio, mantiene vivo siempre a su máxima creación como es el hombre, representada en el diluvio por Noé y su familia y en la pandemia mundial de 1918-1919, estoy seguro que también hubo muchos como Noé, en sus arcas que también se salvaron.

Antes del diluvio Dios dijo: “Raeré de sobre la faz de la tierra a los hombres que he creado, desde el hombre hasta la bestia, y hasta el reptil y las aves del cielo; pues me arrepiento de haberlos hecho” (Génesis cap. 6, 7), quiere decir que era insostenible la maldad del hombre en ese entonces y vino el diluvio para limpiarlo desde raíz, es decir que la decisión de Dios fue drástica.

Pero ¿qué se entiende por maldad hoy en día?, maldad, según la RAE, “es cualidad de malo, acción mala e injusta” son acciones malas del hombre, la contaminación ambiental, que trae como consecuencia el calentamiento global que altera la faz mundial, Dios ve como el hombre destruye su creación, y dentro de ese mundo reina la injusticia, las guerras que genera el hombre como por ejemplo el pasado mes de agosto del 2020, en plena pandemia mundial se dejó caer un aparato explosivo en el puerto de Beirut, donde  murieron 137 personas y más de 5000 heridos; el hombre se ha deshumanizado, se ha convertido en un animal que solo le importa lo material,  hay quiebra de valores, quiere decir que las acciones del hombre son malas y no hay como detenerlo, José Antonio Pagola dice: “No estamos solos. Dios está sosteniendo también hoy el clamor de los que sufren y la indignación de los que reclaman justicia”, pero al hombre no le interesa.

Hoy nuevamente, nos azota una pandemia mundial, como es la COVID-19, que es letal y universal al igual que el diluvio, es una especie de diluvio moderno, que azota a la población mundial, seguirá pensando Dios, lo mismo del hombre, ¿estará arrepentido de haberlo creado?, hoy no hay profetas que nos lo digan, pero el mundo creyente en Dios, tiene el suficiente discernimiento, para saber que es así, y no le importa.

La humanidad, al vivir hoy en día esta especie de diluvio moderno, necesita no solo de un Noé, sino de muchos, que construyan muchas arcas y que inviten a ingresar dentro de él, a los que creen en Dios y a los que quieran entrar en el Arca en busca de una salvación y de sobrevivir, el hombre tiene cambiar hacia la realización de hacer solo cosas buenas, de lo contrario vendrán más diluvios y no sabemos que pasara en el futuro.

Análisis & Opinión

CORONAVIRUS

error: Diario La Prensa Regional