Los conflictos en el Perú: suben y bajan

POR: JESÚS MACEDO GONZALES    

La Defensoría del Pueblo tiene mapeados todos los conflictos en el Perú; sin embargo, muchas veces los gobiernos descuidan esta realidad y sólo le dan importancia cuando sale una huelga violenta, una toma de carretera o alguna situación que lamentablemente desemboca en pérdidas materiales y a veces en muertes. No obstante, el conflicto por sí mismo no es malo, es parte de nuestra vida cotidiana, pues implica que existe diferencia de opiniones, de intereses e incluso de culturas, que a veces al no encontrarse los mecanismos para crear espacios de diálogo y negociación desembocan en violencia.

En el último reporte de conflictos de la Defensoría del Pueblo se observa que, desde marzo del 2023 hasta este año, hay una tendencia histórica que muestra la disminución de los conflictos de manera lenta. Según dicho informe, en marzo del 2023 había 221 conflictos; 214 en enero, 206 en febrero y 209 en marzo del 2024.

¿Y de qué tipo son los conflictos en el Perú? Por el tipo de competencia del conflicto el 59.8% de casos es responsabilidad del gobierno nacional, 28.7% del gobierno regional y del gobierno local solamente el 8.1%. Es decir, sigue siendo el gobierno central el causante de los conflictos a nivel nacional. Luego, si se analiza ¿qué tipo de conflicto es? el 57.4% es socio ambiental; es decir cada vez hemos tomado conciencia de que no se puede explotar nuestros recursos naturales sin respetar la madre tierra, y sin la ausencia de la comunidad involucrada. No obstante, en el mes de marzo del 2024 han aparecido 08 conflictos nuevos.

Según el reporte de la Defensoría del Pueblo estos nuevos conflictos están relacionados a diversos temas. Por ejemplo, en Cajamarca hay un problema con las actividades mineras de la empresa Colpayoc, en Cuzco un desacuerdo con el alcalde distrital de Velille (Chumbivilcas), con la empresa minera y la comunidad; asimismo en Cuzco hay un desacuerdo contra el gobierno nacional por la cancelación del contrato para la construcción del aeropuerto de Chincheros. En Loreto el conflicto es debido a un derrame de petróleo, mientras que en Puno hay varios conflictos por límites territoriales, y en Huánuco existe uno por discrepancias entre el gobierno regional y comerciantes de Paucartambo respecto a la construcción del mercado.

La buena noticia es que en marzo del 2024 se han resuelto 3 conflictos:  socio ambiental en Ayacucho, un pedido de la central Asháninka sobre temas de seguridad en Junín y una transferencia de recursos demandados al gobierno central en Tumbes.

Y ¿cuáles son los departamentos donde hay mayor conflicto? Loreto es el que tiene la mayor cantidad de conflictos siendo 30, le sigue Cuzco con 20 conflictos, Puno y Apurímac con 16 y 15 respectivamente, Ancash con 11 y Piura con 9, Arequipa tiene 5 conflictos antecedido por Moquegua que tiene 6. Que exista menos conflictos no significa que los peruanos sepamos resolver nuestras discrepancias.

También, la Defensoría del Pueblo habla de cinco etapas en un conflicto: fase temprana, el escalamiento, crisis, desescalamiento y diálogo. A nivel nacional en fase temprana tenemos 19 conflictos, en escalamiento 11, en crisis ninguno, en desescalamiento 47 y 98 en proceso de diálogo.

Defensoría del Pueblo tiene mapeados los conflictos a nivel nacional y ¿nosotros tenemos mapeados los conflictos que tenemos en el hogar, en el trabajo o en otros espacios más pequeños? Mientras tanto, tenemos que seguir aprendiendo a procesar nuestras diferencias y que los conflictos se solucionen por el diálogo y no mediante la violencia o los oídos sordos de las autoridades.

Lo Último

Análisis & Opinión