Las mascotas no son de la calle

POR: JESÚS MACEDO GONZALES     

Cada vez más existen en los mercados tiendas exclusivas con implementos de todo tipo para las mascotas, desde correas, ropa hasta camas. Esto significa que, hay más personas sensibles a los cuidados de estos animalitos que nos alegran la vida y que se constituyen en miembros de la familia. Es más, existe la Ley N° 30407 Ley de Protección y Bienestar Animal, que tiene como como objeto “proteger la vida y la salud de los animales vertebrados, domésticos o silvestres mantenidos en cautiverio, impedir el maltrato directo o indirecto por el ser humano y fomentar el respeto a la vida y al bienestar de los animales a través de la educación”, hasta ahí todo bien.

Sin embargo, en muchas ciudades del Perú, todavía contemplamos el triste panorama de ver a perros callejeros o deambulando en los mercados. Esto está prohibido por la Ley N° 30407 antes mencionada, por constituir un acto de maltrato y una condición de riesgo para la salud pública. En ese sentido, los gobiernos regionales y locales tienen la facultad de disponer los mecanismos necesarios a fin de controlar el abandono de animales e imponer las sanciones correspondientes (artículo 22 inciso a).

El problema es que muchos ciudadanos, incluidas las organizaciones animalistas, no tenemos conciencia de que los animales no son de la calle, mucho menos podríamos considerarlos silvestres, y alguien tiene y debe de asumir esta responsabilidad. A veces en el afán de mover las conciencias de los estudiantes en la universidad, les digo que si nadie quiere asumir la responsabilidad deberían ser eliminados, y obviamente no es asunto fácil. Hace unos años un grupo de animalistas en Moquegua había creado bebederos para los perros de la calle con muy buen corazón. Sin embargo, cuando los perros de la calle buscando comida destrozan la basura que los malos ciudadanos dejan ¿quién limpia?, si ellos defecan ¿quién limpia?, y lo peor aún si una perrita está en celo, tenemos que ver el triste espectáculo de un grupo de perros en la calle, con el miedo a ser mordidos ¿quién asume esa responsabilidad, los grupos animalistas?

La Ley de Protección y Bienestar Animal menciona el rol que tienen los municipios y gobiernos regionales al respecto. En ese sentido, deberíamos hacer como los países desarrollados; muchos de ellos tienen registradas a todas las mascotas en la Municipalidad, de tal manera que si tu perrito “fifi” intempestivamente se salió de tu casa. será fácil ubicarlo porque tiene una placa con su nombre y del dueño, o se le puede rastrear y ubicar al propietario de la mascota, o de lo contrario una perrera municipal para darlos en adopción.

Recuerdo que cuando vivía en la zona de San Antonio, un perro vivía en el techo y el dueño solo venía los domingos, tuve que adoptarlo y darle de comer en su techo, obviamente ese perro no huía porque el techo era muy alto.

Además, los que tienen mascotas necesitan ser educados sobre la importancia de cuidar la ciudad. Cuando vivía en Estados Unidos y los dueños sacaban a pasear a su mascota no solo lo hacían con una correa adecuada, sino que además cuando la mascota hacía “popó”, el dueño lo recogía con un plástico; sin embargo, aquí muchos creemos que el “popó” es abono de los parques como si el parque fuera una chacra de zona rural, esto es inaceptable.

Por lo tanto, es excelente que haya tiendas para mascotas, e incluso algunos municipios organizan concursos de mascotas, etc. Sin embargo, necesitamos eliminar a los perros que viven en la calle, para eso deberían tener todos su DNI y cada municipio debería construir una perrera municipal. De lo contrario, si todavía hay perros en la calle eso nos demuestra que hay seres inhumanos que olvidaron que las mascotas son animales domésticos y que son el reflejo del ser humano que los cría o que los abandonó.

Lo Último

Análisis & Opinión