Iker Casillas dice adiós al fútbol profesional

El emblemático portero del Real Madrid y de la selección española, Iker Casillas, anunció este martes que cuelga los guantes tras 21 años en la élite del fútbol, en los que lo ha ganado todo en club y selección, entrando en la leyenda del fútbol mundial.

«Hoy es, a la vez uno de los días más importantes, y a la vez más difíciles, de mi vida deportiva: ha llegado el momento de decir adiós», afirmó Casillas en un comunicado en las redes sociales.

A sus 39 años, Casillas se retira algo más de un año después de sufrir un infarto que, de facto, terminó con una carrera, que comenzó muy joven, con apenas 9 años cuando el Real Madrid le abrió las puertas de su equipo prebenjamín.

Peldaño a peldaño, el joven guardameta fue pasando por todas las categorías inferiores de la Casa Blanca, hasta debutar con el primer equipo, con apenas la mayoría de edad en 1999 en un partido de Liga contra el Athletic de Bilbao.

-PALMARÉS ESPECTACULAR

El ‘galáctico’ de Móstoles acabaría haciéndose el amo de la portería blanca hasta llegar a capitán del equipo merengue, con el que acumuló un palmarés espectacular.

En 16 temporadas en el equipo, que también capitaneó, Casillas ganó tres Ligas de Campeones (2000, 2002, 2014), un Mundial de Clubes (2014), una Copa Intercontinental (2002), dos Supercopas de Europa (2002, 2014), cinco Ligas españolas (2001, 2003, 2007, 2008, 2012), dos Copas del Rey (2011, 2014) y cuatro Supercopas de España (2001, 2003, 2008, 2012).

Una década y media de gloria que empezó a torcerse a partir de la temporada 2012/2013, con sus desencuentros con el técnico José Mourinho, que lo relegó al banquillo y lo acusó de divulgar a la prensa los secretos del vestuario.

Casillas, emblema del equipo blanco, acabó marchándose de forma discreta, recalando en el verano de 2015 en el Oporto.

Su partida a Portugal también empezó a marcar su lenta salida de la selección español, con la que ganó dos Eurocopas (2008, 2012) y el primer Mundial de la Roja en 2010 en Sudáfrica.

Para el recuerdo queda su parada a Arjen Robben en un gran mano a mano y su imagen levantando la copa mundial en el estadio Soccer City de Johannesburgo el 11 de julio de 2010.

Lo Último

Análisis & Opinión