- Clasificados -

El presidente que queremos

Los peruanos queremos un líder. Los planes, la preparación y la honestidad quedan en segundo plano. Queremos un Presidente al que veamos trabajando, en el lugar donde están los problemas, más allá de cómo hace las cosas.

POR: MAURICIO AGUIRRE CORVALÁN   

La última encuesta electoral del Instituto de Estudios Peruanos (IEP) nos muestra números y tendencias bien interesantes respecto a por dónde podría finalmente decantarse el voto en los comicios de abril. Si bien es cierto el nivel de incertidumbre es todavía alto y la decisión del votante impredecible a poco más de dos meses del día de la elección, algunos resultados nos permiten vislumbrar el perfil de Presidente que el elector está buscando.

Cuando se le pregunta al encuestado sobre las razones por las que votará por determinado candidato, el atributo más señalado es el de “es un buen líder/es capaz/me da confianza”. Entre los votantes de Yonhy Lescano el 29% lo considera como su principal atributo, en el caso de Daniel Urresti el 26%, mientras que en el caso de George Forsyth el 24%, y en el de Julio Guzmán el 22%. Es interesante ver que el 28% de votantes de Hernando de Soto considera el liderazgo como uno de sus atributos, aunque no el más importante, ya que el 50% de sus potenciales electores señalan que su atributo principal es su “experiencia, conocimiento y preparación”.

En el caso de las candidatas, el atributo de buen líder y confianza no aparece como lo más importante a la hora de decidir el voto. En el caso de Verónika Mendoza sólo el 12% de sus electores votará por ella por su condición de buena lideresa, mientras que en el caso de Keiko Fujimori, el 16% de sus votantes lo considera su principal atributo.

Sin embargo, el 26% de los electores de Verónika Mendoza ven como su principal atributo su “posición/propuestas/plan de gobierno”, lo que evidencia que su discurso de cambio está siendo escuchado por el elector. Lo mismo pasa con Julio Guzmán, ya que el 24% de sus votantes considera éste como su principal atributo.

Como ya dijimos, la “experiencia/conocimiento/preparación” es el atributo que más le reconocen a Hernando de Soto, pero sorprendentemente, el 29% de los electores de George Forsyth le atribuyen este atributo, mientras que en el caso de Yonhy Lescano lo hace el 24% de sus votantes.

El atributo “es nuevo en política/joven” se lo atribuye el 15% de sus electores a George Forsyth, y el 13% de sus electores a Julio Guzmán. No aparece como un atributo importante en los demás candidatos.

Es interesante ver como George Forsyth, que lidera la intención de voto, ha logrado conjugar tres atributos que resultan fundamentales para construir un perfil sólido en una campaña electoral. Es visto como un líder, está preparado y es un personaje nuevo en la política.

Aunque es un viejo conocido en nuestra política, Yonhy Lescano también ha construido los atributos de liderazgo y preparación y le ha agregado otro que también es importante a la hora de decidir un voto. Un 16% de sus electores consideran que “no va a robar/es honesto”.

En el caso de Verónika Mendoza y Keiko Fujimori su condición de mujer es visto como un atributo importante por sus electores, aunque en el caso de Fujimori aparece otro atributo que puede resultar fundamental para construir su candidatura y que podría tener mucho que ver con su decisión de utilizar el slogan mano dura. El 25% de sus electores considera su principal atributo ser la hija de Alberto Fujimori.

Los peruanos queremos un líder. Los planes, la preparación y la honestidad quedan en segundo plano. Queremos un Presidente al que veamos trabajando, en el lugar donde están los problemas, más allá de cómo hace las cosas. Ejemplos recientes. Martín Vizcarra, señalado como un pésimo gestor de la pandemia y la crisis económica, pero que se ponía al frente de los problemas, dejó la presidencia con el 54% de aprobación, mientras que Pedro Pablo Kuczynski renunció al cargo con 20% de aprobación tras un gobierno timorato y una larga agonía política marcada por la falta de decisión para enfrentar las tropelías del fujimorismo desde el Congreso.

Quedan 10 semanas para ir a votar. Veremos que tanto puede cambiar el perfil del Presidente que queremos.

Análisis & Opinión

CORONAVIRUS

error: Diario La Prensa Regional