- Clasificados -

El pensamiento Vásquez

POR: MAURICIO AGUIRRE CORVALÁN   

A propósito del sorpresivo anuncio del cierre de cuatro minas, leer en extenso el discurso de la Premier Mirtha Vásquez el viernes pasado en el sur de Ayacucho resulta clave para saber exactamente que le ofreció a las comunidades de la zona y cuál será de aquí en adelante la posición del gobierno respecto a los conflictos mineros pendientes de solución y los que puedan generarse. Lea con atención y saque sus conclusiones.

“Nosotros reconocemos en ustedes un pueblo valiente, un pueblo luchador, un pueblo defensor de lo más preciado que es el agua. Quisiera decirles que si estamos acá nosotros, si estoy yo como presidenta del Consejo de Ministros con los representantes más importantes de nuestros ministerios, es porque reconocemos también que sus demandas son legítimas y justas”.

“Soy de un pueblo como Cajamarca donde también sufrimos como ustedes muchas veces la indiferencia de un Estado que pensaba que es suficiente el crecimiento económico y se olvidaba de las grandes afectaciones que se pueden dar en el marco de estas grandes actividades”.

“Yo sé que en lugares como los que viven ustedes, en el campo, el agua es fundamental para sobrevivir. No podemos generar nuestros alimentos con la agricultura si no tenemos agua limpia. No podemos vivir con salud si no tenemos agua limpia. No podemos comer saludablemente si no tenemos agua limpia. Y por eso realmente reconocemos que ustedes tienen razón al reclamar, al protestar”.

“Nosotros queremos aquí hacer las cosas diferentes. Estamos tratando de generar un nuevo modelo de manejo de conflictos. Pero desde hace muy poquito, desde que el Presidente me convoca para ser su primera ministra. ¿Y saben porque me convoca?  Porque sabía que yo conozco bastante bien estos problemas”.

“Acá ya tenemos clarito cuáles son sus demandas. Vamos a empezar a cumplirlas.

La primera cosa respecto a sus preocupaciones. Ustedes decían no queremos más minería, no queremos que se siga haciendo más extracción, no queremos que se sigan dañando nuestras cabeceras de cuenca. Está bien. Porque ustedes este tiempo nos han ido contando, nos han alcanzado hasta las fotos de cómo ha habido impactos que no se han sabido controlar probablemente porque hemos tenido un Estado débil en control o en fiscalización, entonces las empresas hacen a veces cosas que no deben”.

“Quiero anunciar en este momento que respecto a las cuatro mineras que ustedes han ido señalando, no va a haber más ampliación, ninguna ampliación más ni para proceso de explotación, de exploración, e incluso para cierre de minas. Lo que si quiero decirles es lo siguiente. En este momento con las empresas vamos a exigirles que terminen y cierren, porque tampoco se pueden ir así, dejándonos todo. Pero algunas nos quieren negociar que sus cierres los dejemos hasta el 2,025. No. Vamos a hacer un cierre lo más inmediato posible”.

“Hay un caso de la minera Breapampa. En ese caso hay una autorización que va hasta el 2023. Lo que vamos a entrar a hacer en este momento es reevaluar todo el proceso para adelantar el cierre de minas”.

A la luz de lo ofrecido a las comunidades del sur de Ayacucho, queda claro que el gobierno ha tomado una decisión política. Cerrar las cuatro minas más allá de las posibilidades de que legalmente tengan el derecho de solicitar y obtener permisos para continuar con sus operaciones. Uno puede o no estar de acuerdo, pero más allá de eso las decisiones políticas deben asumirse y defenderse y no mecernos con argumentos de planes de cierre de minas ya establecidos que no pueden cambiarse.

- Clasificados La Prensa Regional -

Análisis & Opinión

CORONAVIRUS

error: Diario La Prensa Regional