China será primera potencia en el año 2032: el modelo económico habrá logrado resultados

POR: JAVIER PEDRO FLORES AROCUTIPA   

El modelo chino desde la perspectiva económica debe proteger al ciudadano al incrementar el IDH, el PBI per cápita, la esperanza de vida y los años de educación. La riqueza de un país es su PNB y ello permite asegurar con mayor éxito los objetivos de mejor calidad de vida, confianza y esperanza para los ciudadanos.

“La economía china representa actualmente el 16 por ciento del PIB mundial, en 2025, según estimaciones, podría igualar a EEUU y en 2045 doblaría el valor de la actual primera potencia económica del mundo” (Ríos, 2019)

Hoy el mundo vuelve a plantearse el tema de economía planificada y economía de mercado, el debate está, si lo prioritario es lo primero o segundo, dado que en las concepciones están los dos modelos. Nada más que desde la perspectiva sugerida por el suscrito es si en el mediano y largo plazo existe una valedera distribución de la riqueza, he ahí su importancia.  La ciencia se vería reconfortada porque toda la predica de las constituciones es, que el fin supremo es el hombre, el ciudadano.

Zhang Weiwei es profesor de Relaciones Internacionales en la Universidad de Fudan (Shanghái), una de las más prestigiosas del país, y además es un defensor del llamado «modelo chino». Cursó estudios de Máster y Doctorado en la Universidad de Ginebra, ha publicado libros y artículos en chino y en inglés, y fue intérprete de máximos líderes como Deng Xiaoping.

Al explicar las diferencias básicas de llamado «modelo chino de democracia» Zhang Weiwei habla de sus fundamentos filosóficos.

Entonces la defensa de la soberanía resulta vital. Otro de los temas de Zhang es la crítica al sistema multipartidista que, por razones expuestas, usualmente han llevado a situaciones desastrosas sobre todo en países subdesarrollados.

Además, hay que tener en cuenta el lado meritocrático del sistema que da prioridad a los candidatos con más experiencia y con mejores resultados de gestión.

Así pues, desde un punto de vista formal, dada la complejidad de los procedimientos de elección, de los mecanismos de participación  y de las normas a las que están sujetos los miembros del partido (que son mucho más estrictas que las del resto de los ciudadanos), es bastante arriesgado reducir a China a una simple dictadura, y decir que un solo individuo o un pequeño grupo tiene todo el poder y puede ejercerlo sin ningún tipo de límite y al margen de las demandas de los ciudadanos.

Al mismo tiempo, hay personas que esperan que las elecciones de China se parezcan más a las de occidente en el futuro, Pero Zhang Weiwei no lo ve así.

Sí, porque según este intelectual, China ya cuenta con una democracia más avanzada y no necesita que haya elecciones directas para elegir a los máximos representantes, porque cuenta con métodos más efectivos para trasladarles las demandas de los ciudadanos e implementarlas. “Para el especialista en poderes emergentes Oliver Stuenkel, el mundo ha entrado en una fase de «bipolaridad asimétrica» en la que durante las próximas décadas EE. UU., mantendrá el poder militar y China, el económico” (Higueras, 2017)

Además, según Zhang Weiwei el gobierno chino es más cauteloso y suelen lanzar varias rondas de consultas antes de tomar decisiones importantes.

Por cierto, en occidente a muchas personas, al pensar en China le vienen a la cabeza ideas como: Dictadura, autoritarismo, totalitarismo, falta de derechos y libertades, opresión, entre otras cosas paradigmáticas que ocupan la mente de muchos.

Porque estos son términos que la prensa “interesada” utiliza continuamente para referirse a este país.

Pero lo que desde una perspectiva imparcial interesa, es si estos términos son aplicables o no, y más, la postura de los chinos al respecto.

Y en estos momentos la mayoría de los indicadores nacionales y extranjeros apuntan a que hay un nivel bastante alto de satisfacción hacia el sistema político. Sobre todo, cuando el propio Zhang señala que 120 millones de chinos viajaron fuera de China por las condiciones de clase media, el 99.99% retornaron a China y se preguntó ¿si algunos señalan que China se vive un ambiente de autoritarismo y poca democracia, porque retornaron? Eso nos debe llamar la atención. “La clase media (que actualmente ronda los 600 millones de personas) y, en paralelo, acometer igualmente grandes inversiones en áreas como la educación, la salud, la mejora de las retribuciones y de las pensiones” (Ríos, 2019).

Según se afirma, en China no hay un ambiente de rebelión contra el modelo, el estado o el gobierno. “Se califica el desarrollo chino como una transición eficaz e incierta, una apertura inteligente pero arriesgada sobre los medios, con objetivos ambiciosos pero peligrosos” (Gracia Hernández & Vázquez Pérez, 2009), otro de los elementos que prima en China es la meritocracia, reconocer a las personas más capacitadas para que puedan dirigir a China a mejores posibilidades. China tiene un sistema político propio, con una meritocracia política, y los líderes son elegidos a través de un examen y ascendidos al nivel superior de gobierno por medio de sus conocimientos y experiencias en su trabajo. (Selgas Cors, 2557)

Por los resultados del crecimiento económico (PBI) y el PBI per cápita, y daría igual cuánto control tengan los líderes porque si la gente está descontenta, esta se nota y la rebelión seria de cada día. “Economically, the Chinese System features a guided market economy with two functionally differentiated sectors — a state sector and a private sector — which are mutually supportive to avoid market failures. In the West, it is a market economy of free enterprises” (Pan, 2010)

Esto se confirma en el artículo 15 de la constitución china que reconoce un estado planificador sobre la base de la propiedad social y así también reconoce el papel de apoyo del mercado como un elemento regulador. Quiere decir que combina los dos elementos del crecimiento, priorizando al estado como el elemento dominante para el desarrollo.

Entonces hablar de la nueva normalidad como el descenso del crecimiento económico buscando ofrecer equilibrio, y mejor calidad de los servicios del estado, dado que el crecimiento económico acelerado genera externalidades negativas en contra de la propia población.

Se reconoce que la economía china cada año representa una porción más importante en la economía mundial. Las proyecciones indican que al 2018, es el 16% de la producción mundial  y que para el 2025 igualaría al de Estados Unidos y que para el año 2045 estaría duplicando la producción de la primera potencia del mundo hoy.(Ríos, 2019) y este es el atractivo en que le da un agregado importante a china como cuando se dice: “That it also has the money to invest in other states, and a market hungry for resources from a wide range of different countries, only adds to China’s significance and attraction as a partner” (Breslin, 2011)

Un hecho que merece reflexión es cuando Zhang Weiwei señala que hace 25 años la Unión soviética y Europa occidental Oriental colapsaron buscando el sistema democrático de occidente y ello fue vitoreado por los medios del mundo occidental. Proclamaron que el gran modelo democrático occidental había llegado los países bajos, al telón de hierro. Sin embargo 25 años después el desarrollo de los países socialistas Unión soviética y la Europa Oriental y el de China son incomparables ya que existe una gran brecha en el desarrollo cuando se desintegró la unión soviética la economía de Rusia era mayor que la de China, hoy, la economía rusa no es ni la quinta parte de la actual China.

Las reservas de China en 2014 alcanzaron los 4 billones, y sólo las reservas de China es mayor que el PIB de los países socialistas. Por lo mismo que se crearon plataformas de zonas al comercio exterior. “We find that EPZs improve the performance of surrounding firms near the zone, with the impact being larger for firms in the pillar industries that the EPZs par- ticularly favor” (Wu et al., 2020).

La comparación entre China y Estados, señala Zhang Wei wei, respecto de los activos familiares medianos netos en 2010 este indicador de las familias estadounidenses era de 77300 y el nivel medio de las familias urbanas de China era de 10,000 dólares menos que la de Estados Unidos. Ello demostraba que el bienestar estaba empezando por la clase media en China.

En el campo económico también se habla de una nueva etapa. Por un lado, China está consolidando su cambio de modelo económico, pasando de un modelo basado en la exportación, la industria y la inversión, hacia un modelo basado en el consumo doméstico, los servicios y la innovación. Esto aminora la “We find that, when economic policy uncertainty is measured properly, a rise in uncertainty indeeddepresses real economic activities such as output and employment, consistent with findings from other economies”.

RESULTADOS

La clave está en mantener un crecimiento rápido. Ningún país, excepto China ha mantenido un crecimiento anual del 9 por ciento durante más de tres décadas. ¿Puede China seguir creciendo tan rápido durante otras dos décadas, o incluso más? The key is to maintain rapid growth, no country other than China has maintained annual growth of 9 percent for more than three decades. Can China keep growing that fast for another two decades, or even longer? (Leonard, 2012)

¿Qué ha pasado en los últimos 40 años desde 1978 a 1918 entre Estados Unidos, Perú, Brasil, y China?

Simplemente que el PBI de Estados Unidos alcanza los 19 billones, Perú alcanza los 190 mil millones de dólares, Brasil 1.8 billones de dólares y China a 11.7 millones de dólares. Eso significa un crecimiento en Estados Unidos de 307 porciento, Perú 507 porciento Brasil 424 % y China el 3573 por ciento. Si lo medimos por veces de crecimiento se señala, que Estados Unidos ha crecido 3 veces el PBI en el periodo de 40 años, Perú 5 veces, Brasil 4.3 veces y China 36 veces.

Si analizaos el crecimiento anual en estos cuatro países, se observa que, Estados Unidos creció 3.57%, Perú 4.61%, Brasil 4.28% y China 9.43%.

Se debe señalar que el Per cápita en el 2018, en Estados Unidos Fue de 58485 dólares por persona, en Perú 5933, en Brasil 7562 y en China 9180 por persona. Si se retrotrae al año en 1999, 20 años atrás, el Per cápita de Estados Unidos era de 32383 dólares, Perú de 1786, dólares Brasil de $3287 y China de 818 por persona.

Eso quiere decir por ejemplo qué la diferencia entre per cápita del 2018 y 99 se incrementó en Estados Unidos en 26102 dólares, en Perú 4547 dólares, en Brasil 4275 y en China 8362 dólares. El bienestar general del país aumentó en un 50% entre 2005 y 2015(Wang et al., 2020)

El crecimiento promedio entre este periodo de 1999 al 2018, 20 años en Estados Unidos Fue del 81%, en Perú 232 por ciento, en Brasil 130% y en China 1022 por ciento quiere decir entonces que el crecimiento en veces, el de Estados Unidos creció casi una vez, dos veces en el Perú, en Brasil, 1.3 veces y en China creció 10 veces el producto bruto interno per cápita.

En el IDH, el Índice de desarrollo humano, en Estados Unidos sigue siendo alto 0.92 en Perú 0.751, en Brasil 0.759 y en China 0.7512.

Se puede destacar que china ha logrado un crecimiento rapidísimo en los últimos 40 años, de su PBI. Y en los últimos 20 años el crecimiento de su PBI per cápita destaca, de tal manera que ello puede permitir proyectar que en los próximos 20 años o 40 años pase a un lugar preponderante en la historia económica del mundo.

Con lo elaborado se ha generado un supuesto importante. Sobre la base del modelo chino se ha notado que el crecimiento anual promedio en Estados Unidos es 3.57% entre 1978 y 2018, en Perú 4.61% promedio, aunque hace dos años que no se repite, pero hemos supuesto el 4.61%, en Brasil el 4.28% y China del 9.43% anual promedio.

De acuerdo ello se sabe que el PBI del 2018 en Estados Unidos era de 19 billones, de Perú era de 190,000 millones de dólares, de Brasil, 1.8 billones y China es 11.7 billones.

CONCLUSIÓN

La propuesta de la simulación es que los países de EE.UU., Perú, y Brasil hubiesen crecido a tasas que tuvo China entre 1978 a 2018, ¿Cuál sería el valor del PBI de esos países en el año 2018? Estados Unidos estaría frisando los 180 millones billones de dólares, Perú estaría con 1.2 billones de dólares, Brasil con 13.1 millón de dólares.

La anterior figura nos proyecta el PBI desde el 2020 al año 2040. Considerando que la tasa de crecimiento de la década de los 2000 al 2018 continua en los años 2020 al 2040.

Siendo así se entiende que el crecimiento anual fue de 3.57 en Estados Unidos y que va a mantener este crecimiento, Perú 4.61, y Brasil 4.28 y suponemos, que china crece a 6.6% anual.

Esta proyección nos permite observar que entre el año 2019 hasta el año 2031 es cuando logra equiparar China la producción de Estados Unidos en 27.5 billones y 27.3 billones, ligeramente superior la producción de China. Pero es en el año 2032 cuando la producción de China es mayor que la USA. El PBI de China seria de 29.4 billones de China y 27.2 billones de dólares en Estados Unidos y al 2041 sería de 49 billones de dólares versus Estados Unidos con casi 37 billones de dólares.

Lo Último

ANÁLISIS Y OPINIÓN