- Clasificados -

César Ramos Zamora, el amigo de Chirimayuni

Falsas lealtades que te cuestan la libertad. ¿Quién es César Ramos Zamora? Es el entrañable amigo del Lagarto, ambos coincidieron en la época universitaria en Lima, donde nació una gran amistad entre ellos.

POR: KAREM ROCA LUQUE      

El pasado 27 de mayo del 2022, César Augusto Ramos Zamora, fue capturado en la ciudad de Lima; el exdirector de supervisión del Gobierno Regional de Moquegua, el ex director ejecutivo del programa Agua Segura de Lima y Callao en el gobierno de Martín Vizcarra 2018 – 2020, fue internado en el penal de Samegua, a fin de cumplir su condena por el delito de peculado por apropiación agravada, en el sonado caso de la represa de Chirimayuni.

Fue el Segundo Despacho de la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Moquegua, a cargo del fiscal provincial Walker Fredy Ríos Calizaya y Wilson Arhuata Tuco, fiscal adjunto provincial, que consiguieron que el Primer Juzgado Colegiado de Mariscal Nieto, dicten la sentencia efectiva por el plazo de 8 años.

El leal Ramos Zamora, muy amigo de Vizcarra fue sentenciado por el citado delito, donde la fiscalía en juicio acreditó la apropiación indebida de 639 mil 346 soles, en beneficio del Consorcio Chirimayuni, al no realizar de forma permanente el servicio de supervisión externa, conforme lo establecido en la propuesta técnica y contrato, dando conformidad a 5 valorizaciones en favor del consorcio.

¿Quién es César Ramos Zamora? Es el entrañable amigo del Lagarto, ambos coincidieron en la época universitaria en Lima, donde nació una gran amistad entre ellos.

Corrección: amistad de César Ramos hacia Vizcarra, el Lagarto no conoce de amistad ni lealtades. Después de tanta amistad, tantas experiencias en los claustros universitarios, pasaron a compartir experiencias en el ámbito laboral.

César Ramos trabajó en C&M Vizcarra, y luego fue nombrado por el Lagarto como jefe del área de supervisión del Gobierno Regional Moquegua. A consecuencia de esa labor hoy purga una pena efectiva de 8 años de cárcel en el penal del distrito de Samegua del departamento de Moquegua.

Las razones se deben al pago de valorizaciones por la contratación de una supervisión para la Represa Chirimayuni (represa que hasta el día de hoy no funciona a cabalidad) al parecer, se pagó al supervisor sin que este haya cumplido con su propuesta ofertada, cobrando miles de soles incumpliendo el contrato.

Vizcarra tenía el control total de su gestión, nada pasaba sin su consentimiento. En ese tiempo hubo denuncias por trabajadores de la represa Chirimayuni, quienes avisaban y alertaban lo que sucedía en esa obra, expresaban sus reclamos y avisos mediante correos electrónicos, cartas extensas dirigidas al ex presidente del Gobierno Regional de Moquegua; pero todas estas alertas fueron ignoradas por el Lagarto.

¿Acaso el Lagarto no tenía conocimiento de tal irregularidad?, ¿acaso cuando contrató a Ramos Zamora para esta supervisión, el Lagarto no sabía quién era? Con lo sucedido en Lomas de Ilo y el Hospital de Moquegua, ya parece poco creíble que lo acontecido con esta represa no haya tenido la venia y el conocimiento de la autoridad.

Tiempo después de lo sucedido con la represa, aprovechando otro reclamo aislado de un trabajador, en el distrito de San Cristóbal donde se ejecutaba una obra para el Gobierno Regional Moquegua, se generó un tremendo ruido lo cual tocó al ingeniero residente y al supervisor (directos responsables) y de pasadita también terminó por acorralar a César Ramos (jefe de supervisión), siendo poco razonable, la atención fue dirigida hacia Ramos y de manera muy extraña los medios de comunicación (uno en particular) centraron su atención hacia el fiel e incondicional amigo de Vizcarra. Después de esta humillación pública, cual militar degradado y deshonrado, en medio del patio de la vergüenza fue expectorado de su cargo.

El Lagarto olvidó los años de universidad, olvidó miles de experiencias, en ese momento Ramos dejó de ser útil para el Lagarto.

Ramos, enfrentó el proceso judicial relacionado a Chirimayuni, es el único sentenciado, es extraño que de haber cometido algún delito lo haya hecho solo, y en esa condición de soledad lo dejaron completamente abandonado.

¿Fue César Ramos el único culpable o resulta ser un chivo expiatorio? No quiere recibir ninguna visita en el penal, si alguien se acuerda de Ramos y decide llevarle algo para sus días de soledad, es recibido por el policía. ¿Será por miedo?, solo Ramos lo sabe.

Luego de haber sido personal de confianza en el Gobierno Regional de Moquegua, siguieron trabajando juntos, en cuanto el Lagarto logró arrastrar sus ambiciones hacia el MTC y gobierno central también volvió Ramos, estuvo ocupando algunos puestos importantes en el Ministerio de Vivienda. Las investigaciones avanzaron, y culminado el infame paso del Lagarto por Palacio de Gobierno vinieron los problemas para todos y la pita se rompe por el lado más débil, es así que la justicia ratifica la sentencia en segunda instancia durante los primeros meses del año 2022, donde Ramos Zamora pasa a la clandestinidad, y todo ese tiempo se dice que estuvo encubierto por un familiar muy cercano al mitómano. Luego de unos meses, entre mayo y junio del 2022 de manera casual, Ramos fue capturado en Lima cuando se dirigía en un bus de servicio urbano a una visita familiar, fortuitamente fue detectado por un operativo de rutina, inmediatamente trasladado a la ciudad de Moquegua y recluido en el penal de Samegua.

La cárcel es el premio para los débiles que deciden auto culparse. Parece que para este siniestro personaje el que acepta ir a la cárcel para encubrirlo, le demuestra su total lealtad.

Yo no lo hice, decidí decir la verdad, y enfrentar su poder, a causa de ello Vizcarra se paseó por canales de televisión, dando entrevistas a medios locales, diciendo que había sido traicionado por un personal de su extrema confianza. En fin, los que deciden seguir mintiendo, no creo que puedan vivir tranquilos, tampoco dormir en paz. Hay muchos que prefieren la comodidad de algunos trabajos entregados por su silencio y seguir repitiendo como loros que Vizcarra es inocente y perseguido político. ¡Falso!

“La verdad por más incómoda que sea, se va abriendo camino” … hasta la próxima semana.

El turco Misad, César Ramos Zamora, Martín Vizcarra [Archivo]

Análisis & Opinión

ANÁLISIS Y OPINIÓN

error: Diario La Prensa Regional