Campeón San Román no respetó el empate clubes puneños

3969

Tal parece que el presidente del Club Departamental Puno Filial Moquegua no explicó, bien el acuerdo asumido con sus pares ileños para los partidos de confraternidad que primero se jugó en la calurosa Moquegua y el último domingo devolvieron la visita.

Los entretenidos partidos tuvieron un buen retraso para el inicio, debido a que, los anfitriones recibieron a los visitantes con un delicioso escabeche de bonito, que degustaron antes de sudar sobre el pesado campo de juego, que tuvo una buena asistencia de público.

MATADORAS

Previamente las dominadoras de los “mates” sobre la net alta, “Las Amigas de Laraqueri”, se reforzaron para la vuelta y dejaron sin respiración a las locales, C. D. Sport Carabaya Usicayos, las mismas que recibieron el trofeo de manos del señor Cecilio Apaza vicepresidente del club lacustre en Ilo, que junto a sus paisanos agradecieron la decisión de las directivas para confraternizar a través del deporte y podría ampliarse a Tacna.

GANÓ ANICHO

El subcampeón de la colonia puneña en Ilo hizo respetar la localía, a pesar que algunos refuerzos que estuvieron muy temprano porque el partido estuvo programado para las 10 de la mañana, y como demoró simplemente se fueron a cumplir con sus responsabilidades en el campeonato del Garrincha, mientras otro estuvo allí pero no lo llamaron por temor al “antidoping” que a lo lejos superaba la cantidad de sangre.

Los locales. D. Anicho Collao Ilave empezaron ganando el encuentro, por acción de Carlos Vilca de un certero cabezazo abrió el escore sobre los (10’), ocho minutos después el C. D. Los Andes de Cusicani de Acora, puso la igualdad con lo cual se fueron al obligado descanso.

La cancha es por demás pesada y no está debidamente preparada por los problemas que impide a los puneños en Ilo, mejorar esas instalaciones que el próximo año estaría siendo sede de un Campeonato Oficial de Primera Edición de la Liga Deportiva El Algarrobal, la misma que contará con varios equipos como para poner dos clubes en la Provincial de Copa Perú.

Sobre los 7’ del complemento el anotador Jimmy Manrique anotó el 2X1 final, con lo cual obtuvieron el Trofeo en casa, puesto que en la Ida perdieron; aquí es menester aclarar que el acuerdo fue en “cada ciudad habría trofeos para los ganadores”, los mismos que se hicieron antes de los partidos, tal parece que el presidente de la colonia puneña en Moquegua no les hizo saber al Campeón San Román.

COPA SIN DUEÑO

La expectativa se centró en el encuentro de fondo porque cada equipo tenía a figuras destacadas de Copa Perú y hasta campeones como Jorge Rodríguez Pisco en San Román y Diego Quispe en Municipal Amparani, que recurrió a los astros que brillan con luz propia en el fútbol ileño; es que tenían que sacarse el clavo.

Los equipos quedaron empatados a un gol por lado. La terna Ileña expulsó a dos de la visita cuando el partido se esfumaba.

DESINFORMACIÓN

Hubo opiniones encontradas por la mayoría del público pidió que se le entregue el trofeo a la visita, mientras los locales simplemente pedían que se juegue un alargue de 15×15 o definir al ganador en la ruleta de penales.

Ni lo uno menos lo otro, lo que hizo San Román fue subir al bus y arrancar, sintiéndose muy ofendidos y además estaban disminuidos por la expulsión de dos jugadores.

Quién lo diría que el plantel de Quele y sus directivos tendrían ese comportamiento, más aún tratándose de un campeonato de confraternidad por medio del deporte, que sirvió para estrechar lazos de amistad entre coterráneos y sus descendientes, apasionados del fútbol donde se invierte un respetable presupuestos, no solo a los clubes sino también a la Directiva Institucional.

Ojalá que esto se supere, primero reconociendo los errores, considerando que la mayoría conoce las reglas y el respeto que se debe tener a la terna; que son autoridad dentro del terreno de juego, como dirían por allí hay que saber perder, porque peor trato recibió en la ida.

El comportamiento de San Román, generó un poco de lástima por parte de los padrinos y el público que exigía a la organización entregarles el trofeo; que se quedó en Ilo al incumplirse los acuerdos a menos que hubiera sido un solo trofeo; allí si por derecho les correspondía luego del resultado final, que favorecía a la visita.