- Clasificados -

Análisis sobre el derrame de petróleo en Ventanilla y su enfoque en Mollendo

Por: Biól. Gustavo Robles Fernández  

Resulta lamentable lo ocurrido el 15 de enero al derramarse petróleo en Ventanilla, calificado como el mayor desastre ambiental de Lima, donde la empresa cuestionada REPSOL, argumenta que hizo la consulta a la Marina si había alerta de tsunami y confirmándole que no, por lo que prosiguieron con la descarga; sin embargo, tras el oleaje anómalo rompe los cabos. En tanto, en el informe preliminar de Osinergmin, según inspección del 17 de en el Terminal de Multiboyas Nº 2, indica que, la ruptura del sistema de descarga de petróleo fue debido a un movimiento brusco del buque tanquero.

CONTINÚA INCREMENTO ÁREAS AFECTADAS POR EL DERRAME

Sucedido estos hechos, REPSOL, al inicio del derrame, informa que se trataba de 0,16 barriles, lo que había afectado 2.5 m2., luego se habló de 18,000 m2. Ahora se sabe que son 6 mil barriles, equivalente a 252,000 galones, 954,000 litros y 954 m3.

Según OEFA, al 23 de enero se ha estimado que la extensión del área afectada para el componente suelo (franja de playa-litoral) es de 1 millón 800 mil 490 m2 (180 has), y para el componente agua (mar) es de 7 139 571 m2 (713 has) aproximadamente.

URGENTE: REPARAR DAÑOS Y RECUPERAR ECOSISTEMA

Deyvis Huamán, vocero del SERNANP, ha señalado que la limpieza del petróleo en la superficie del mar y el litoral costero, puede variar hasta tres meses; sin embargo, la remediación del ecosistema podría tardar entre 10 y 20 años y todo dependerá de las medidas y de la misma naturaleza que debe recuperarse.

Considero que lo urgente es reparar el daño, recuperar el ecosistema afectado, pero depende del esfuerzo y del actuar en forma rápida, con apoyo de expertos del extranjero y tecnologías comprobadas.

IMPACTOS AMBIENTALES POR DERRAME

El IMARPE, realizó una evaluación biológico-ambiental en la zona marina costera de Ventanilla, el 18 y 19 de enero, encontrando daños en la calidad del hábitat marino que afectarían la salud del ecosistema y sus componentes a corto y largo plazo, con posibles alteraciones a sus procesos biológicos funcionales.

Por otro lado, se conoce que, al 21 de enero, SERFOR, viene rescatando 51 ejemplares de fauna silvestre costera afectada por el derrame.

El petróleo forma una película sobre la superficie marina, impidiendo la entrada de la luz y de esta forma se imposibilita que las algas, plantas y fitoplancton realicen su fotosíntesis, siendo los primeros afectados.

El petróleo, al pesar menos que el agua de mar, va a permanecer en la superficie, siendo impactado también, rápidamente los ecosistemas intermareales que se define como el espacio del litoral delimitado por el pleamar y bajamar (mareas), considerado como un hábitat altamente productivo, rico en algas y diversidad de invertebrados, lugar donde muchos organismos cumplen su etapa reproductiva; en el intermareal rocoso, podemos encontrar a los “choritos”,  al crustáceo “picorocos” o “balanus”, “camarones de mar”, “caracol cebra”, “caracol negro o tegula”,  “barquillos”, “lapas”, “erizos”, “chanque”,  juveniles y crías de moluscos y equinodermos; mientras que en intermareal arenoso, suelen encontrarse a crustáceos, como el conocido “muy muy”, “cangrejos”, y, cuando el hidrocarburo se adhiere a otros cuerpos o partículas, genera densidad superior a la del agua de mar, desplazándose hacia el fondo marino, por un proceso llamado sedimentación, lo que ocasiona daños a la flora y fauna existente.

Aquí se ven seriamente afectados principalmente organismos de desplazamiento lento como “choros”, “caracol”, “chanque”, “erizo”, lapas”, “almejas”, “pulpos”, incluyendo las praderas de las algas.

También mueren organismos sin auto locomoción como las algas, piure, esponjas, corales, percebes, etc. Por otro lado, se ven afectados produciéndoles la muerte a las aves marinas, otras que se encuentran cubiertas de hidrocarburos, como los “chungungos” y “lobos marinos”.

En conclusión, ante la presencia de derrame de hidrocarburos, el ecosistema acuático marino, se ve seriamente afectado, ocasionando la muerte y estrés, desde los componentes del plancton.

Deterioro en la economía del sector pesquero, pues muchos animales acuáticos mueren a causa de la falta de oxígeno ocasionada por las sustancias esparcidas en el lugar.

Otros impactos negativos son: Pérdidas de zonas pesqueras o marisqueras; Modificación del comportamiento de las poblaciones de aves y peces migratorias; Alteración física, química y biológica del ecosistema acuático marino y, pérdidas de ingresos al sector turismo.

DEBILIDADES EN TORNO AL DERRAME

Debilidad del Estado, sin presupuesto y sin personal; al parecer no hay plan de contingencia, que debió estar publicado en OSINERGMIN; la Marina no dio las alertas necesarias, a diferencia de los países vecinos; irresponsabilidad de la empresa REPSOL, respuesta tardía; si están expandiéndose el petróleo, es porque no se puso rápidamente las barreras de contención; falta de supervisión, mantenimiento y monitoreo constante por parte de OEFA, OSINERGMIN y otras entidades competentes, sobre el movimiento de hidrocarburos; Falta de empresas calificadas y Personal sin entrenamiento y conocimiento en las labores de limpieza y remediación ambiental; no solicitan apoyo internacional con empresas y expertos en desastres ambientales de forma inmediata.

ACCIONES FRENTE AL DERRAME

Al 20 de enero se realizaron las siguientes acciones: El Ministerio de Defensa inició investigación sumarísima para hallar responsabilidades y cómo se ha producido el daño; impedimento de movilización del buque; si el buque quiere zarpar se está solicitando una carta fianza por 150 millones de soles; la Fiscalía en materia Ambiental de Lima ha abierto investigación por presunto delito de contaminación ambiental contra los representantes legales de la refinería La Pampilla y los que resulten responsables; OEFA investiga y monitoriza diariamente sobre la franja de playa afectada, la limpieza, contención y recuperación de las zonas afectadas, dando como plazo hasta el 9 de febrero; OEFA en coordinación con SERNANP, hacen patrullaje, rescate, limpieza y custodia temporal de las especies que habitan en las zonas afectadas; Han oficializado un requerimiento a ONU para que apoyen con expertos; así como el empadronamiento de la población afectada directa.

TERMINALES DE HIDROCARBUROS EN MOLLENDO

El Terminal Mollendo Corporación Monte Azul, está instalado en un terreno de 90 mil m2., cuenta en su primera etapa operativa con una capacidad de almacenamiento neta de 572 mil barriles, repartidos en 11 tanques construidos. Además, posee la aprobación de estudios ambientales, que le permitirán ampliar su capacidad hasta 1 millón de barriles. Tiene tanques para diésel, gasolinas y biocombustibles.

Consorcio Terminales Mollendo: Capacidad inicial de 476, 745 barriles. Con cinco tanques de almacenamiento de biodiesel, diésel, alcohol. Amplió en 147,000 barriles. Total: 623,745 barriles.

Nuestras autoridades, deberían solicitar opinión a la Autoridad Marítima Nacional, si por la distancia y operación de ambos terminales, existen condiciones de alto riesgo a la seguridad de la población colindante y al medio ambiente, conociendo con mayor razón, que ambos terminales tendrían una capacidad de almacenamiento de 1 millón 195 mil 745 barriles.

MOLLENDO: CORRECTIVOS Y MEDIDAS PREVENTIVAS

–             Conocer los equipos con que cuenta los dos terminales para enfrentar los derrames de hidrocarburos en el mar, comprobando las barreras de contención y otros, para evitar que el combustible se expanda.

–             Conocer la información y funcionalidad de los Planes de Contingencia actualizados.

–             Verificar y monitorizar el cumplimiento del contenido de los EIA de las empresas.

–             Verificar y monitorizar las acciones constantes de mantenimiento a sus estructuras de captación en el mar y plantas de recepción en tierra.

–             En caso de tsunamis y fuertes oleajes, la Capitanía de Puerto, debe anunciar el cierre de los desembarcaderos, prohibiendo la pesca artesanal, pero, que incluyan también, las actividades portuarias marítimas.

–             Efectivizar más simulacros, con el fin de actuar correctamente, en caso se produzca un derrame.

–             Contar con personal entrenado y capacitado en respuesta inmediata y para labores de remediación ambiental.

–             Se debe tener mucho cuidado con los actos y condiciones inseguras a bordo de los buques petroleros.

–             Que la Capitanía de Puerto y los responsables de los dos terminales, orienten, capaciten e informen a la población y autoridades sobre sus Planes de Contingencias; entre otros temas de interés.

Análisis & Opinión

CORONAVIRUS

error: Diario La Prensa Regional