Ministro de Energías y Minas llegó a Moquegua para atender problema de desocupados y empresarios

5562
Ministro de Energías y Minas llegó a Moquegua

POR RONY FLOR

El Ministro de Energía y Minas, Francisco Ísmodes, llegó sorpresivamente a Moquegua para atender el clamor de la sociedad en cuanto al trabajo para los desocupados y oportunidades para los empresarios de la región.

Anunció que en representante del gobierno nacional, para atender las inquietudes y necesidades, el coordinador será el Ing. Agapito Mamani, ex gerente del proyecto Pasto Grande.

El ministro reiteró que está garantizado que no menos del 80% de mano de obra no calificada debe ser de Moquegua, sobre la calificada, la oferta que haya en la región debe ser considerada en los proecesos que haga la empresa.

Hemos recibido esas inquietudes. Nos reuniremos con la empresa para conocer cómo viene cumpliendo con sus compromisos, añadió el ministro tras la reunión que sostuvo con distintos representantes en las instalaciones del Colegio de Ingenieros.

“Estoy asumiendo el reto que se nos ha planteado, porque es un tema que lo conozco. Vamos   apoyar el proceso al ser un trabajo multidisciplinario. Ayudaremos al comité de monitoreo en el seguimiento, sobre todo para el cumplimiento de los compromisos asumidos en la mesa de diálogo, ese es el encargo de la alta dirección del gobierno que se nos ha encomendado”, aseveró Agapito Mamani.

Entre sus funciones, estará desglosando los 26 acuerdos  y ver uno por uno, que se ha cumplido y que no, para lo cual contará con un equipo, ese respaldo se lo brindará el Ministerio de Energía y Minas.

Un hecho anecdótico, el prefecto regional Carlos Becerra, fue uno de los últimos en enterarse de la presencia del ministro y dijo que por falta de coordinación con la Presidencia del Consejo de Ministros.

6 Comentarios

  1. Despite residing in Germany for nearly 30 years, there are still some things I cannot wrap my mind around. I may have married a German, pay German taxes, and have German(-American) children, but I guess my US mentality still shines through.

    Like when it comes to personal space. I’ll be standing in the supermarket, in front of a shelf full of products, deliberating over the selection, and inevitably a hand will slip itself in front of my face and grab an item from the row. Many Germans seem to not have any qualms about this at all, but it still takes me aback sometimes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here