Más casos de fiscales que mantendrían una relación sentimental con asistentes

0
5441

POR: JULIO FARFÁN VALVERDE

A inicios del presente año 2018, un comentado matrimonio religioso entre el Fiscal Superior Provisional de la Oficina Desconcentrada de Control Interno, Leonid Rodríguez Ayerve y la Fiscal Adjunta de Prevención del Delito Adela Caty Espinoza Barrera remeció escandalosamente las esferas del Ministerio Público de Moquegua.

Este insólito hecho originó desavenencias en el presidente de la junta de Fiscales Superiores de Moquegua, Juan José Machicao Tejada, quien públicamente lamentó la trasgresión al reglamento del Ministerio Público por parte de ambos magistrados, además de comprometerse públicamente a denunciar cualquier situación similar que origine la transgresión a las normas de la institución.

Como es de público conocimiento, esta unión religiosa le costó el cargo al fiscal superior Leonid Rodríguez Ayerve, quien semanas posteriores se vio obligado a declinar y renunciar a su puesto que por años ostentaba.

Este medio ha obtenido pruebas fehacientes que demuestran categóricamente que en el Ministerio Público de Moquegua existen otros casos de incompatibilidad en dicha institución, es decir, convivencia entre administrativos y fiscales.

Si nos remitimos al Cuadro de Asignación Personal CAP del mes de mayo del año 2017, y observamos el personal que labora en la presidencia y la Primera Fiscalía Superior Penal de Moquegua, ambas lideradas por el Fiscal Superior y presidente de la Junta de Fiscales Superiores de Moquegua, Juan José Machicao Tejada, notaremos que el abogado RONALD YONATHAN MÁRQUEZ SAIRA ocupa la plaza de Asistente en Función Fiscal en la presidencia y la abogada DIANA BELÉN URUCHI QUISPE ocupa el mismo cargo, pero en la Primera Fiscalía Superior Penal, es decir ambos asistentes tienen como jefe inmediato al Fiscal Superior Juan José Machicao Tejada. (Ver cuadro 5)

En julio del año 2017, Juan José Machicao Tejada propone ante el Fiscal de la Nación el nombramiento como Fiscal Adjunto Provisional de la Fiscalía Anticorrupción a uno de sus asistentes de presidencia, al abogado Ronald Yonathan Márquez Saira.

El Ministerio Público de Moquegua anuncia oficialmente dicho nombramiento a través de un comunicado oficial de prensa y el 18 de julio del año 2017 Márquez Saira juramenta como flamante fiscal anticorrupción.

Este nombramiento no tendría nada de extraordinario, ya que el Presidente de la Junta de Fiscales Superiores de Moquegua, Juan José Machicao Tejada, habría pasado por alto la relación sentimental existente entre el ahora fiscal anticorrupción, Ronald Márquez Saira y la abogada Diana Belén Uruchi Quispe, ambos asistentes de confianza de Machicao Tejada.

En las fotografías se puede apreciar a la pareja de asistentes (Ronald Márquez y Diana Uruchi) compartiendo en una actividad institucional. Aquí se les puede ver junto a otros asistentes de la presidencia e incluso el secretario Martin Frisancho, quienes conocen perfectamente de la relación sentimental.

Todas estas presuntas irregularidades deben ser investigadas por la Fiscalía Suprema de Control Interno de la Fiscalía de la Nación, ya que las pruebas expuestas ponen en evidencia un direccionamiento de concursos de plazas CAS durante el año 2017 para personal del entorno del presidente de la Junta de Fiscales Superiores de Moquegua.

Nos preguntamos ¿Cómo es posible que se haya permitido que familiares de los trabajadores del entorno del presidente del Ministerio Público se vean favorecidos con plazas de suplencia y luego ganen concursos públicos?

¿Fue ético por parte del presidente Juan José Machicao Tejada ser jurado evaluador en un concurso CAS en donde dos de sus colaboradores de su despacho tentaban una plaza, o es que fue tanto el abuso de poder que direccionó dicho proceso?

Se debe investigar el presunto tráfico de influencias entre magistrados del Poder Judicial y servidores del Ministerio Público, quienes debido a su amistad habrían favorecido a sus parejas sentimentales con puestos de trabajo en ambas instituciones.

Finalmente, ante las pruebas de la convivencia entre un fiscal y un asistente en Moquegua, la Fiscalía Suprema de Control Interno de la Fiscalía de la Nación debería tomar acciones sobre esta nueva trasgresión a la ley orgánica del Ministerio Público.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here