El juez de Paz de la Segunda Denominación de la Pampa Inalámbrica, Oscar Dioses, presentó su carta de renuncia, al no contar con el apoyo necesario por parte de los entes correspondientes.

Manifestó que esta situación ha colmado su paciencia, por lo que decidió presentar su cargo a disposición ante el Poder Judicial.

“Nosotros ya no vamos a seguir brindando el servicio, puesto que constantemente venimos siendo quejados y  denunciados, por el solo hecho hacer cumplir lo que establece la ley”, refirió.

Ante las denuncias que imponen los infractores en los procesos de alimentos, inquilinos morosos, entre otros, el Ministerio Público actúa contra el juez de Paz por un supuesto abuso de autoridad o patrocinio ilegal y no concluye los procesos que se le derivan.

Lo lamentable, es que los casos que llegan al Ministerio Público, muchas veces son archivados protegiendo al obligado, es decir, al que está cometiendo el delito, dejando desamparado al alimentista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here